Nuevo gobierno en andalucía

El PP cierra 36 años de PSOE entre protestas y ofrece "cambio tranquilo" por cuatro años

Juan Manuel Moreno pronunciaRÁ su discurso de investidura en el Parlamento andaluz en un cambio político histórico que llega de la mano de la alianza inédita de PP, Cs y Vox

Foto: El líder del PP-A , Juanma Moreno. (EFE)
El líder del PP-A , Juanma Moreno. (EFE)

Juan Manuel Moreno ha preparado su discurso de investidura a conciencia. Eso trasladan en su equipo, donde señalan que tiene su manufactura y que ha reescrito partes de su puño y letra, tras un fin de semana largo encerrado "en el entorno de Doñana" para poder concentrarse lejos del estridente ruido político de los últimos días. Mañana miércoles se convertirá en el primer presidente de la Junta de Andalucía del Partido Popular, pasando página a 36 años ininterrumpidos de poder socialista. Es un momento político histórico para la comunidad que acapara la atención de todo el país y explora una nueva fórmula: el pacto de PP y Cs con Vox como aliado necesario.

Será su momento estelar tras semanas de negociación en que Génova ha tutelado las conversaciones y su liderazgo estuvo en un segundo plano. Moreno, que deberá crecerse para lidiar con una legislatura dura, tirará de tono presidencialista para marcar su espacio al frente del Gobierno andaluz. Los suyos aseguran que el registro institucional le va mejor que el de líder de la oposición, y que sorprenderá y desgranará su proyecto de Gobierno para “cuatro años”, ofreciendo “estabilidad” y vendiendo al PP como garantía de “solvencia”, subrayando su experiencia en la gestión frente a Cs y Vox.

Protestas feministas

A las puertas, colectivos feministas y LGTBi han convocado protestas en defensa de sus derechos y alertando sobre retrocesos con la alianza de PP, Cs y Vox en el Gobierno andaluz. La diputada del PP Esperanza Oña denunció que el PSOE ha fletado “150 autobuses” y orquestado “escraches”. La dirección del PSOE andaluz admitió que vienen autobuses de otras provincias para trasladar a sus militantes, pero negó ese número. Adelante Andalucía también ha respaldado las movilizaciones. Frente a esa crispación con la que el nuevo Gobierno se encontrará en la calle, Moreno se esforzará en las “apelaciones al diálogo y a la reponsabilidad”, aseguraron fuentes cercanas al próximo presidente de la Junta.

La prioridad, advirtió el PP, estará en el empleo. “El cambio tranquilo necesita determinación para llevarlo a cabo”, aseguran desde el equipo de Moreno. Su intervención tendrá que estar dirigida a desplegar su programa de gobierno, condicionado por las 90 medidas pactadas con Cs y por las propuestas cerradas con Vox. “Trasladará que el PP tiene un equipo más que preparado para tomar las riendas, que está más que capacitado para ponerse al frente de la gestión en Andalucía con solvencia”, agregan quienes han preparado el discurso con el futuro presidente.

Moreno debe situar al PP en el centro del debate, entre Ciudadanos y Vox, los dos partidos que sostendrán el Gobierno andaluz y que se repelen como agua y aceite. Cs, desde dentro, en la primera coalición andaluza al 50% en carteras. Vox, desde fuera y reproduciendo los mismos postulados de los partidos de extrema derecha de los países europeos vecinos. El futuro presidente andaluz, que está previsto que tome posesión el viernes en un multitudinario acto tras salir elegido en primera votación el miércoles, deberá enmarcar el espacio del PP que las encuestas señalan que le están quitando los partidos con los que pacta en Andalucía. “Tenemos que mostrar que nosotros somos el centro reformista”, señalan fuentes del PP.

Giro a la derecha

Es el peligro del sándwich político al que se enfrenta el PP, que gobernará Andalucía y lo hará con el peor resultado de su historia en unas autonómicas y con dos fuerzas en ascenso comiéndole el terreno electoral. Juanma Moreno, que llegó a la presidencia del PP andaluz en 2014 designado por Mariano Rajoy con el impulso de Soraya Sáenz de Santamaría, ha estado hasta ahora alejado de ese perfil que Casado ha elegido para sus otros candidatos, que llaman de la “derecha sin complejo”. La candidata en Madrid, Isabel Díaz Ayuso, está sin duda más cerca de Vox de lo que el futuro presidente de Andalucía ha asumido hasta la fecha.

Queda ver la dimensión de las protestas convocadas por unos 200 colectivos feministas, capitaneados por Mujeres 24H, a las puertas del Parlamento, con la consigna 'Ni un paso atrás en igualdad'. Por ahora, la preocupación más inmediata para el PP es el traspaso de poderes. Estará dirigido por el vicepresidente socialista, Manuel Jiménez Barrios, y su sucesor en el cargo, Juan Marín (Cs). Ambos mantuvieron una cordial relación durante los tres años y medio de pacto de PSOE y Cs en Andalucía con Susana Díaz al frente de la Junta. El PP advierte de que Elías Bendodo, candidato a la Consejería de Presidencia, también está al tanto de esta operación política.

Un mastodonte administrativo

La Junta de Andalucía tiene 34.759 millones de euros de Presupuesto y una plantilla de 270.101 trabajadores. Cuando tome posesión el nuevo Gobierno, cesarán automáticamente 273 altos cargos, 239 eventuales y 148 contratos de alta dirección en el sector instrumental, que cuenta con 295 entes.

Susana Díaz aseguró que había ordenado “un traspaso ejemplar”, pero en el PP se remiten a las manifestaciones alentadas a las puertas del Parlamento y a las propias actitudes de los socialistas, con retiradas de saludo y sin fluidez en las conversaciones, para estar en alerta. La toma de posesión de Moreno será el viernes y asistirá Pablo Casado. El PP andaluz espera la confirmación de Mariano Rajoy y el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, el principal barón autonómico que tiene el partido y con quien Juanma Moreno tiene una excelente relación y sintonía política.

El PP asume Presidencia y Hacienda

Ciudadanos y PP ya se han repartido las carteras del Gobierno. Moreno será presidente y Juan Marín, vicepresidente. El PP tendrá seis carteras y cinco Cs junto a la vicepresidencia. Las consejerías de mayor peso político y económico se han quedado en manos de los populares, con Presidencia y Hacienda y Función Pública.

Cs informó de que asumirá las áreas de regeneración democrática y lucha contra el fraude y la corrupción. También Educación, Formación, Universidad, Deportes y Turismo, que recaerá en Javier Imbroda, al que este martes arropa Albert Rivera en un acto en Málaga. También tendrá Cs las competencias de Desarrollo Económico, Autónomos, Empresas y Emprendedores Y La cartera de Igualdad, Políticas Sociales, Conciliación, Justicia y Administración Local.

El PP tendrá también Sanidad y Energía, Industria y Minas, Agricultura, Medio Ambiente, Fomento y Ordenación del Territorio, Interior y la Consejería de Familia, como pactó con Vox, aunque Conciliación Familiar estará con Cs.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios