según la autopsia

Laura Luelmo murió de un golpe en la frente entre dos y tres días después de desaparecer

Fuentes de la investigación han confirmado que la joven murió entre el 14 y el 15 de diciembre, al menos dos días después de que desapareciera

Foto: Jóvenes del instituto de la localidad onubense de Zalamea la Real colocan carteles en recuerdo de Laura. (EFE)
Jóvenes del instituto de la localidad onubense de Zalamea la Real colocan carteles en recuerdo de Laura. (EFE)

Laura Luelmo, la joven profesora que desapareció el pasado miércoles tras salir a hacer deporte en El Campillo, en Huelva, murió de un fuerte golpe en la frente entre el 14 y el 15 de diciembre, confirman fuentes de la investigación. Esta fecha sitúa la muerte de la joven entre dos y tres días después de que saliera de su vivienda por última vez, por lo que la hipótesis de que fue retenida cobra fuerza para los investigadores.

Solo 24 horas después de que el cuerpo de la joven zamorana fuera hallado, la Guardia Civil detenía por estos hechos a Bernardo Montoya, un hombre de 50 años que vivía en la misma calle que Luelmo en la localidad onubense, y que apenas llevaba dos meses fuera de prisión por el asesinato de una anciana en 1995.

Laura Luelmo murió de un golpe en la frente entre dos y tres días después de desaparecer

El detenido será trasladado en las próximas horas a la comandancia de la Guardia Civil de Huelva. El caso se encuentra bajo secreto de sumario por orden del Juzgado de Instrucción 1 de Valverde del Camino, que se ha hecho cargo del mismo.

Golpe en la frente y marcas en el cuello

La autopsia, practicada en el Instituto de Medicina Legal de la capital onubense, ha revelado que fue una contusión en la zona frontal la que causó su muerte. Todavía no se ha confirmado de manera oficial el objeto con el que la joven fue asesinada, sin embargo, fuentes no oficiales aseguran que sería lo suficientemente contundente como para poder acabar con la vida de Luelmo de un golpe.

El cuerpo de la joven apareció este lunes semidesnudo, oculto entre ramas y con signos de haber tratado de defenderse de su agresor. Además del golpe en la frente que ocasionó su muerte, también presentaba marcas en el cuello.

Pese a que ha finalizado la autopsia, el examen forense tiene que determinar todavía si se han hallado restos de ADN del autor de la muerte de Luelmo. A lo largo de este lunes, agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) han estado registrando la vivienda de Luelmo en El Campillo, así como la de Montoya, en busca de objetos con los que cotejar el ADN, según confirmaron fuentes cercanas a la investigación a El Confidencial.

De Zamora a El Campillo

Laura Luelmo vivía en la localidad onubense desde cuatro días antes de su desaparición. Se había mudado desde su casa en Zamora para cubrir una baja de otra profesora en la asignatura de plástica en el IES Vázquez Díaz de Nerva. Por su parte, Montoya había llegado al pueblo hace solo dos meses, según ha podido saber este diario, y la vivienda en la que vivía Laura Luelmo había pertenecido precisamente a su familia hace varios años.

"Ahora habrá que probar su participación y será el juzgado el que determine su proceder. Lo mejor es que seamos prudentes y que la Guardia Civil siga haciendo el magnífico trabajo que está realizando y, una vez que lo pongan a disposición judicial, se pueda probar al menos indiciariamente que ha tenido algún tipo de participación", ha explicado solo unas horas antes de conocerse el resultado de la autopsia el delegado el Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.

El principal investigado ha sido detenido en un operativo de la Guardia Civil tras darse a la fuga con un Alfa Romeo negro cerca de Cortegana, municipio del que procede su familia y al que tiene prohibido entrar por sentencia desde que fuera declarado culpable y condenado a prisión por el asesinato de una anciana para que no declarara en su contra en un juicio por robo.

La prioridad ahora es hallar el móvil de la víctima, explican fuentes conocedoras del caso, ya que los investigadores lo consideran crucial para reconstruir los últimos pasos de Laura antes de morir. Desde este martes, se trabajaba con la hipótesis de que el cuerpo de Laura hubiera sido trasladado hasta donde fue hallado, ya que la última señal de su móvil no la situaba en el lugar donde se encontró.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios