empieza la campaña para las elecciones andaluzas

La campaña de la alegría del PSOE: Susana Díaz "contra los cenizos de Madrid"

Sánchez cierra filas con la candidata socialista y proclama "estoy contigo, estamos contigo" para ganar en Andalucía en un clima festivo frente a "los insultos" de los adversarios

Foto: Pedro Sánchez y Susana Díaz, este 20 de octubre en Sevilla, en el comité director del PSOE-A. (EFE)
Pedro Sánchez y Susana Díaz, este 20 de octubre en Sevilla, en el comité director del PSOE-A. (EFE)

Quién los ha visto y quién los ve. Llegó la campaña de las andaluzas del 2 de diciembre y el amor está en el aire, que diría la canción. El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, acudió al comité director que proclamó a Susana Díaz candidata sin necesidad de primarias. "Estoy contigo. Estamos contigo", proclamó Sánchez. "Pido ayuda y generosidad", replicó Díaz, que va a hacer "una campaña de la alegría" frente a "los tíos cenizos que vienen de Madrid a proclamar el apocalipsis", dijo en alusión a los líderes de PP y Cs, Pablo Casado y Albert Rivera. "Ellos plegarán sus trajes, cogerán sus maletas y se irán. Aquí nos quedaremos con la alegría", sostuvo.

[Encuesta: El PSOE se desploma pero gobernará con Cs o Adelante Andalucía]

Este es el tono y el juego. Felicidad frente a crispación. Susana Díaz está convencida de que los ciudadanos están hartos de la pelea política y "el barrizal". "Que no digan que al PSOE le están regalando la campaña por hablar mal de Andalucía porque esa campaña no la queremos", aseguró la candidata socialista para después centrar la mayor parte de su discurso ante casi 1.400 personas en la defensa de Andalucía frente a "los insultos de los demás". Las controvertidas declaraciones en días pasados de dirigentes del PP siguen aún centrando el discurso socialista en campaña.

El presidente del Gobierno prometió un Plan Especial de Empleo para Andalucía en los Presupuestos Generales del Estado y repasó la semana y la gestión de su Gobierno en titulares. Por supuesto sin mencionar la visita en la cárcel de Pablo Iglesias, Podemos, al líder de ERC, Oriol Junqueras, supuestamente para negociar los PGE.

La campaña de la alegría del PSOE: Susana Díaz "contra los cenizos de Madrid"

Susana Díaz mencionó a Iglesias, pero al socialista, y procuró además en su discurso tender puentes para el día después de las elecciones y el posible bloqueo que anticipan las encuestas a la hora de formar Gobierno. Entonó de nuevo eso de que ella tiene y quiere un Gobierno "de banda ancha" donde todos caben.

Fue un acto donde los actos, los gestos y las palabras dijeron mucho más que los discursos. Sánchez acusó a PP y Cs de "alimentar a la ultraderecha" y "abrazar la radicalidad" y les reclamó apoyo a las cuentas del Estado. Una derecha, señaló, que "involuciona".

El cambio es radical, aunque solo sea en la escenificación. Sánchez y Díaz se abrazaron, departieron previamente, se fueron juntos...

"Gracias por venir a hablar bien de Andalucía", le dijo Díaz al secretario general. El comité director del PSOE andaluz estuvo presidido por el expresidente José Rodríguez de la Borbolla, que repasó hitos de diciembre para defender "una Andalucía en pie de igualdad" dentro de España y pedir respeto a la Constitución. A nadie se le escapa que Borbolla pertenece a esa familia de socialistas históricos que temen las alianzas del presidente socialista con los independentistas catalanes. Sánchez replicó con palabras de otro socialista andaluz, ya fallecido, Alfonso Perales, que pedía en 2006 avanzar en las reformas del Estado autonómico pese a "la alergia" que estas causan a la derecha y el "España se rompe".

La campaña de la alegría del PSOE: Susana Díaz "contra los cenizos de Madrid"

"Me tienes a mí. A todo el Gobierno y a todo el partido atrás. A tu lado, acompañándote con todo el cariño, generosidad y compromiso, con fuerza para que vuelvas a ganar las elecciones en Andalucía", concluyó Sánchez. El cambio es radical, aunque solo sea en la escenificación. Sánchez y Díaz se abrazaron, departieron previamente, se fueron juntos... Antes, esto, cuando ni se guardaban las formas, no ocurría. El líder socialista sabe que la victoria del PSOE en Andalucía es fundamental para su proyecto político y que en estas elecciones, las primeras tras su llegada a La Moncloa, también se examina su moción de censura y papel como presidente del Gobierno.

"Hemos gobernado con unos y otros. No todo el mundo miró desde el burladero", insistió la presidenta andaluza, recordando que hubo gobiernos con el Partido Andalucista y con Izquierda Unida. "Desde el sentido común de los andaluces", agregó. Si se cumplen los pronósticos de las encuestas, ella misma podría ganar con el peor resultado jamás cosechado por el PSOE andaluz tras 36 años de gobiernos socialistas ininterrumpidos, y tendría que llamar a las puertas de Cs, que la ayudó en 2015 y ahora le ha dado un portazo, o de Adelante Andalucía, una izquierda con la que le falla mucho más que la química. Pero ante todo, mucha felicidad.

La campaña de la alegría del PSOE: Susana Díaz "contra los cenizos de Madrid"

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios