escasas plazas de avión y barco a la península

Sin billetes y la aduana cerrada: "En Melilla nos están dando bofetadas por todas partes"

El aumento de la bonificación del descuento de residente 'dispara' la demanda de vuelos a la Península y provoca menos disponibilidad de plazas de Trasmediterránea

Foto: Foto de archivo del buque 'Fortuny' de Trasmediterránea que conecta Melilla con Málaga (Efe).
Foto de archivo del buque 'Fortuny' de Trasmediterránea que conecta Melilla con Málaga (Efe).

Cancelaciones, aviones saturados, camarotes ocupados… Conseguir un asiento en un vuelo o en barco que salga del aeropuerto o puerto de Melilla cada vez es más complicado. Los melillenses están aprovechando el reciente aumento al 75% de la bonificación del descuento para los residentes. La demanda de vuelos se ‘dispara’ y esta misma demanda provoca problemas en la disponibilidad de plazas de Trasmediterránea.

La naviera no ha tenido más remedio que aumentar su dispositivo. Y lo ha hecho tras la petición del Ministerio de Fomento. La compañía niega falta de previsión. “Hemos ampliado hace dos semanas el número de barcos”, señala un portavoz de Trasmediterránea.

La naviera admite que en algunos de los barcos no quedan plazas de camarotes, pero que “problemas para viajar no hay”. “En Melilla viven 80.000 personas y si se le junta la población flotante… Eso es un factor ajeno a nosotros. Es verdad que este verano se ha producido más demanda que en años anteriores”.

Eduardo de Castro, coordinador de Ciudadanos Melilla, ironiza sobre cómo el Gobierno de Melilla “ha gestionado tan bien el transporte que ya no sólo hemos perdido líneas aéreas, además tenemos el “peor contrato” marítimo de la historia, con buques sucios, viejos, y con chinches”. En lo que va de año, al menos 101 vuelos de Iberia han sido cancelados, afectando a 3.554 pasajeros, sin contar con las rutas suspendidas por Air Europa. Solo en abril, se produjeron 37 cancelaciones de vuelos, con 2.374 pasajeros afectados, según Cs Melilla.

Sin previsión

Esta situación se está desarrollando desde primeros de agosto. Y se ha agravado con la Operación Paso del Estrecho, que siendo menos importante que en Algeciras, provoca un gran número de desplazamientos. También por la fiesta del borrego, clave para la comunidad musulmana, celebrada esta semana.

“No han tenido previsión. Llevamos muchos meses con cancelaciones por causas técnicas y no hemos podido volar. Es verdad que Air Nostrum ha programado vuelos extraordinarios, pero entre todo esto y el cierre de la aduana por parte de Marruecos a los melillenses nos están dando por todas partes”, expresa a El Confidencial un empresario.

Hay una estadística que duele. Una reciente encuesta del Colegio Oficial de Psicólogos de Melilla certifica que el 60% de la población tiene claro que no hay futuro en la ciudad autónoma. “No gusta cuando se ‘cantan’ las verdades”, indica este empresario, que no quiere ser identificado por temor “a que me ‘peguen’ más palos”.

Juan José Imbroda, presidente del Gobierno de Melilla, admite la cancelación de “muchos vuelos” a la Península por el aumento de la demanda. “La economía ha subido y la gente coge más aviones con la gran oferta que tenemos para toda España. Trasmediterránea también ha reaccionado”. Imbroda reconoce que aún no se ha producido ninguna novedad sobre el cierre de la aduana con Marruecos que le cuesta a la ciudad autónoma al menos 100 miillones de euros.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Melilla, Miguel Marín, explica que se han cuantificado 1.000 plazas menos diarias y que el aumento de la demanda se debe a que el precio de los billetes ha descendido gracias al descuento de residentes. “Ponemos nuestros amarres a disposición de las navieras para que puedan operar las 24 horas y los 365 días al año y pongan sus billetes a la venta”.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios