desafío a madrid

Podemos se convierte en ‘Adelante Andalucía’ pese al rechazo de Pablo Iglesias

Teresa Rodríguez presenta junto Maíllo (IU), Equo, Izquierda Andalucía y Primavera Andaluza la marca electoral con la que se enfrentarán a Susana Díaz en las autonómicas

Foto: Presentación de Podemos Andalucía. (EFE)
Presentación de Podemos Andalucía. (EFE)

“No dejamos de ser Podemos”, este es el mensaje que trasladó la secretaria general de Andalucía, Teresa Rodríguez, al presentar la marca electoral con la que concurrirán a las elecciones: “Adelante Andalucía”. Contra el criterio de la dirección nacional y pese a las últimas advertencias de Pablo Echenique, Podemos se integrará en una coalición electoral con IU, Equo, Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista, entre otras fuerzas, y no mandará la marca de la formación morada. Es el modelo de las mareas gallegas o los comunes catalanes, defienden desde la dirección regional.

Tras ganar por un 75% de los votos las primarias internas frente a la candidata del aparato en Madrid, Rodríguez ya anunció que tomaría el camino de los hechos y dejaría de pedir permiso a Madrid. El miércoles hubo un último intento de llegar a un acuerdo pero lejos del consenso el encuentro sirvió para evidenciar las diferencias. Echenique propuso el nombre “Podemos Izquierda Unida Adelante Andalucía” para cumplir con las directrices aprobadas en primarias estatales que imponían que en cualquier confluencia el nombre de Podemos predominara y mandara en la papeleta y ordenaba no ceder espacios de poder y decisión a otros partidos. El nombre ha sido la última gran disputa.

Rodríguez aseguró que “la autonomía no se mendiga, se conquista” y confió en que Echenique haya firmado la paz interna. El secretario de organización de Podemos dio muestras en las últimas horas de que no iba a seguir tensando la cuerda. Sólo quedaba el camino de la intervención como ocurrió en Cataluña, donde la dirección de Iglesias dio un golpe de mano y finiquitó a la cúpula regional para imponer su criterio. Fuentes de la dirección estatal se conformaron, indicaron a El Confidencial, con que el nombre de Podemos figure en la papeleta, algo que ocurrirá con todos los partidos que se integren en ‘Adelante Andalucía’. El debate es nominal pero de fondo hay un pulso de poder por el control de la organización andaluza. Rodríguez lleva muchos meses reclamando mayoría de edad.

Sin candidato

Las elecciones andaluzas podrían adelantarse de marzo, cuando tocan, a octubre o noviembre, algo que decidirá la presidenta Susana Díaz a la vuelta de las vacaciones. ‘Adelante Andalucía’, que lleva dos años cocinándose “a fuego lento”, como dijo Antonio Maíllo (IU), y sorteando todo tipo de obstáculos desde Madrid, va algo tarde y podría recibir el anuncio de convocatoria electoral aún sin candidato.

La coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez. (EFE)
La coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez. (EFE)

La hoja de ruta marca que en septiembre celebrarán primarias conjuntas todos los partidos de la confluencia, algo que también rechaza la dirección estatal de Podemos, que dirimirán el candidato a la Junta y las listas de las distintas provincias. Tanto Teresa Rodríguez como Antonio Maíllo aseguran que van a presentarse aunque desde todas las formaciones que acudieron a la presentación de 'Adelante Andalucía' dan por hecho que será la líder de Podemos quien ponga cara en los carteles electorales.

Habrá otras primarias para decidir al candidato a la Junta aunque se da por hecho que será Teresa Rodríguez quien aparezca en los carteles

Los últimos meses han sido de gran tensión, con amenaza de ruptura en Podemos. Madrid lo entendió como un pulso de los Anticapitalistas, corriente a la que pertenece Rodríguez, y desde Andalucía dejaron claro que estaban dispuestos a conquistar su autonomía y más margen frente a la dirección estatal a cualquier precio. Teresa Rodríguez se encontró frente a una candidata del aparato, la diputada Isabel Franco, en unas primarias internas que si perdía, dijo entonces, la obligarían a dar un paso atrás y retirarse.

No ocurrió así. Pese a los mensajes de alarma lanzados por Echenique, advirtiendo del riesgo de que Teresa Rodríguez se escindiera del partido y convirtiera Podemos en otro partido, la dirigente andaluza se impuso por un 75% en las votaciones de los inscritos y exhibió la debilidad de Iglesias en la comunidad autónoma.

"Acabar con el 'susanismo'"

Tras ese resultado, acudieron a Madrid días atrás en un último intento de contar con la bendición de Iglesias y Echenique y volvieron sin garantía de que la guerra hubiera acabado. Sólo después la dirección estatal, ante el guión de hechos consumados de Teresa Rodríguez y la presentación de Adelante Andalucía, Echenique ha comenzado a emitir señales de plegar velas.

Susana Díaz ya sabe lo que tendrá a su izquierda. Una alternativa que viene, según remarcó Rodríguez, a desalojar al PSOE del poder autonómico 37 años después y a acabar con “el susanismo”. En eso también Podemos tiene diferencias. Frente al ala más dura, encarnada por Teresa Rodríguez, a la que los socialistas recuerdan constantemente aquella famosa frase de “con el PSOE ni muerta”, hay otras corrientes más próximas a Pablo Iglesias que apuestan por explorar alianzas con los socialistas que permitan hablar de Podemos como un partido de gobierno y no sólo de oposición o antisistema. De momento y tras la abstención a la nueva senda del déficit y el techo de gasto en Madrid, dando un serio aviso a Pedro Sánchez, es el ala más dura la que va ganando la contienda interna.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios