primarias podemos

Teresa Rodríguez gana con un 75% y arrincona a Pablo Iglesias en Andalucía

La líder anticapitalista dobla el pulso a la dirección estatal y podrá confluir con IU para las andaluzas con un modelo propio donde las siglas de Podemos no tienen por qué aparecer

Foto: La coordinadora regional de Podemos, Teresa Rodríguez (d), y la diputada por Huelva en el Congreso, Isabel Franco. (EFE)
La coordinadora regional de Podemos, Teresa Rodríguez (d), y la diputada por Huelva en el Congreso, Isabel Franco. (EFE)

La secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha ganado con contundencia las primarias internas en su partido para ser la próxima candidata a la Junta de Andalucía. Rodríguez se enfrentó a Isabel Franco, candidata impulsada por la cúpula estatal de Pablo Iglesias y arropada por el secretario de Organización, Pablo Echenique. Logra un 75% de los votos de entre más de los 11.000 inscritos que han participado en el proceso. Franco sacó un 22% y la candidata Leticia García, un 3%.

La dirigente andaluza ha doblado el pulso a su rival pablista dejando claro que tiene el control del partido en la comunidad andaluza y ganando armas para conseguir que Podemos dé mayoría de edad y mayor autonomía política al partido en Andalucía, como llevan casi dos años solicitando a Madrid.

Esa es la auténtica guerra que hay tras esta batalla. Iglesias, además, aboga por un modelo de partido que facilite gobiernos con el PSOE y Rodríguez se levanta en armas contra el susanismo y el "régimen socialista" en Andalucía. No habrá bajo ningún caso, ha advertido, Gobierno con Susana Díaz cuando su líder nacional sí acaricia entrar en un Ejecutivo con Pedro Sánchez.

Autonomía y confluencia

Las primarias internas se habían convertido en una pugna entre dos modelos de partido y de confluencia con Izquierda Unida. La dirección estatal se plantó ante Teresa Rodríguez cuando Andalucía selló un modelo de coalición electoral con IU que supuestamente vulneraba las directrices dadas por Madrid y votadas por los inscritos. La coalición debía llevar el nombre de Podemos por delante de cualquier otro y no debía renunciar a espacios de decisión compartiéndolos con otros partidos. El acuerdo sellado en Andalucía y votado por el consejo andaluz auspiciaba una confluencia bajo la plataforma Adelante Andalucía. Podemos e IU se hablan mucho más de 'tú a tú' de lo que impone Iglesias en Madrid, y deberán celebrar otras segundas primarias conjuntas para decidir quién será finalmente el candidato en Andalucía, si Teresa Rodríguez o Antonio Maíllo (IU), aunque en ambos partidos dan por hecho que será la líder anticapitalista.

Durante semanas, desde la dirección estatal de Podemos han admitido "alarma" y han deslizado que Teresa Rodríguez había urdido un plan a espaldas de Pablo Iglesias para escindir a Podemos Andalucía y convertirlo en otro partido. Estas sospechas las alimentaron con el partido registrado por la ejecutiva regional, Marea Andaluza, que según explicó Rodríguez se inscribió como formación política para evitar que otros utilizaran ese nombre, que había sido su candidatura en las pasadas primarias. Madrid nunca se creyó esta versión. Incluso circularon papeles falsos que abonaban la idea de que Rodríguez y su pareja, el alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', tenían un plan para escindirse de Podemos.

La dirección estatal ha admitido "alarma" porque Rodríguez vaya a escindirse de Podemos y fundar otro partido. En Cataluña terminó interviniendo

En el cara a cara entre las dos rivales, Isabel Franco preguntó directamente a su contrincante si su modelo era el de los comunes en Cataluña, donde Podem se diluyó en otra amalgama de siglas hasta provocar que Iglesias diera un golpe e interviniera el partido. En Andalucía, la situación podría acabar igual si no se reconducen las posiciones.

Pulso de Anticapitalistas

Teresa Rodríguez integró en sus listas en esta ocasión a quienes fueron sus adversarios en las anteriores primarias de Podemos Andalucía, que la ratificaron como secretaria general. Sumó a los errejonistas en Andalucía, incluyendo en su candidatura a la diputada Carmen Lizárraga, que se enfrentó a ella por el control del partido. Quería diluir la idea, difundida desde Madrid, de que era un pulso de los Anticapitalistas. Por su parte, Isabel Franco ha tenido el apoyo del aparato en Madrid y del diputado Diego Cañamero, que hasta ahora había estado más próximo a Anticapitalistas que a otras corrientes internas, y que entró en las listas gracias al apoyo de Rodríguez y contra la opinión de Iglesias. Las alianzas se han movido.

Las primarias han sido muy duras y las rivales han cruzado algunas palabras más altas que otras, con el amplificador de las redes y hasta un amago de plantón al debate de Isabel Franco después de que Rodríguez acusara a la dirección estatal de clasificar a la gente "como los nazis". Ella después pidió perdón y aseguró que no se refería a la cúpula del partido. La pelea ha sido áspera y ahora tendrán que cerrar filas y curar heridas ante una convocatoria electoral que posiblemente se adelantará al otoño.También la líder andaluza ha tenido duros enfrentamientos con Echenique, incluso desvelándose una conversación privada que ella colgó en redes "por error" y donde le acusaba de tratar de colocar papeles falsos en su contra.

Por provincias

Por primera vez los candidatos y candidatas han sido elegidos con circunscripción provincial, algo totalmente novedoso en Podemos. Asimismo, se ha recuperado la auditoría externa, para que el proceso se llevara con las máximas garantías democráticas posibles.

Desglosando los datos por provincias, en todas la candidatura de Rodríguez obtiene los puestos de salida, los números dos en Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Málaga y Sevilla y los tres en Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios