inmigración

Andalucía acogió 500 inmigrantes el fin de semana: un problema más allá del Aquarius

El Gobierno de Susana Díaz aplaude el "gesto de solidaridad" de Pedro Sánchez pero advierte de la complicada situación en la comunidad, con 1.350 menores atendidos este año

Foto: Una patera llega a Almería el pasado sábado. (EFE)
Una patera llega a Almería el pasado sábado. (EFE)

La Junta de Andalucía ha aplaudido “el gesto de sensibilidad” del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha ofrecido el puerto de Valencia para acoger al Aquarius, con más de 600 inmigrantes a la deriva. Sin embargo, el gobierno de Susana Díaz advierte: “Tenemos un problema más allá del Aquarius” y recuerda que sólo desde el jueves al domingo, en el último fin de semana, a las costas andaluzas han llegado 500 inmigrantes y se han contado cuatro muertos y 14 desaparecidos en el naufragio de una patera a 40 kilómetros al Norte de Marruecos.

Tras su reunión de cada martes, el Consejo de Gobierno andaluz ha aprovechado la comparecencia habitual para enviar un mensaje a través de su portavoz, Juan Carlos Blanco, exigiendo a la Unión Europea que “no abandone al Sur”. “No son sólo los refugiados del Aquarius”, insistió Blanco, que confió en que la decisión del presidente del Gobierno de España sea “un muy buen gesto que no se quede ahí”. La Junta de Andalucía confía en que sea “un acicate” para toda la Unión Europea y que “se ponga en cuestión y se discuta sobre un modelo migratorio” que no está funcionando.

“Ojalá el gesto de Pedro Sánchez recuerde a todos los gobiernos europeos que tienen una responsabilidad”, recalcó el portavoz autonómico, que dejó claro que Andalucía como frontera natural afronta una realidad muy complicada. “Andalucía sabe bien de lo que está hablando, aquí lo vemos muy de cerca”, añadió. De momento, la comunidad andaluza no se sumará a los gobiernos que han salido a ofrecerse para acoger a parte de los refugiados que con el paraguas de Médicos sin Fronteras llegarán a Valencia tras el cierre de fronteras de Italia.

La principal preocupación para Andalucía son los menores inmigrantes que llegan solos a las costas andaluzas. Sólo en lo que va de año, sin contar los meses de verano, cuando se multiplica la afluencia de pateras, se han atendido en los centros de menores a 1.350 niños y niñas. El Consejo de Gobierno aprobó semanas atrás, en abril, la ampliación de 300 plazas para atender a estos menores no acompañados que en la mayoría de las ocasiones vienen al borde de la mayoría de edad con la idea de buscar trabajo y cuya tutela es complicada para el Gobierno andaluz.

Colapso de los centros de menores

En total, Andalucía destina para los menores no acompañados un presupuesto de 61,4 millones de euros en el mantenimiento de centros. La Junta lleva mucho tiempo reclamando al Gobierno central que dote a la comunidad de recursos adicionales como hace con Ceuta y Melilla. El dispositivo puesto en marcha por la Junta de Andalucía cuenta con 2.592 plazas en 208 centros para menores no acompañados.

El pasado mes de septiembre el colapso de los centros para menores obligó en septiembre a alojar de manera provisional a unos 60 menores en un camping en Tarifa, una realidad denunciada por ONGs como ‘Save The Children’.

El Defensor del Pueblo andaluz también se ha hecho eco de la situación de estos menores. Según los datos de esta institución en 2017 el incremento de menores inmigrantes no acompañados conllevó que se convirtiera en el asunto más destacado en el informe anual del Defensor. Según la Junta, en el pasado año se recibieron a un total de 3.306 menores llegados a las costas andaluzas frente a los 1.291 del pasado año 2016. Si a estas cifras se añade el número de chicos extranjeros que ya estaban siendo atendidos por el sistema de años anteriores, el número total de atendidos se eleva a 4.179. Muchos abandonan voluntariamente el sistema de tutela, lo que añade otro problema a las administraciones, que no tienen recursos ni instrumentos para afrontar ese fenómeno.

El pasado año, Andalucía atendió a 4.179 menores no acompañados que habían llegado a sus costas, triplicando la cifra del ejercicio anterior

Los Centros de Internamiento CIEs son competencias del Gobierno de la Nación, en concreto del Ministerio de Interior, y los que se están encuentran en suelo andaluz están ya colapsados y sin plazas libres, con una situación especialmente complicada, advierten fuentes de la Junta, en Algeciras y Tarifa. También en este sentido el Gobierno andaluz ha reclamado un vuelco total en la concepción de los CIEs y en la atención a los inmigrantes en estos centros.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, recibió en San Telmo, sede del Gobierno andaluz, a representantes de Cruz Roja y a la nueva presidenta en Andalucía, María del Mar Pageo, a quienes agradeció la labor que hacen en las costas andaluzas “socorriendo inmigrantes y refugiados”. Según el último balance anual de Cruz Roja, el número de extranjeros llegados a las costas andaluzas en 2017 se había triplicado, sumando 18.000 personas atendidas frente a las 6.000 de 2016.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios