Es noticia
La 'novia de la muerte' del Cristo de Mena: así será el estreno de la legionaria Teijeiro
  1. España
  2. Andalucía
estudió enfermería y está destinada en ronda

La 'novia de la muerte' del Cristo de Mena: así será el estreno de la legionaria Teijeiro

La militar toledana, de 25 años, tiene 'sangre' del tercio: su padre es subteniente y su pareja también es legionario. Lleva ensayando un mes para que "todo salga perfecto"

Foto: La legionaria Inmaculada Teijeiro, en los ensayos en Montejaque (Ronda) para la procesión del Jueves Santo en Málaga. (EC)
La legionaria Inmaculada Teijeiro, en los ensayos en Montejaque (Ronda) para la procesión del Jueves Santo en Málaga. (EC)

'El novio de la muerte’ es una canción. Un cuplé, para ser precisos. Adaptada para la Legión, forma parte de la banda sonora de la Semana Santa de Málaga. Y, sobre todo, del Cristo de la Buena Muerte, más conocido como el Cristo de Mena. Inmaculada Teijeiro es legionaria, tiene 25 años y este es su primer año acompañando durante seis horas de recorrido a Mena: se hartará de cantar ‘El novio de la muerte’ mientras los hombres de trono portan sobre sus hombros al Cristo.

Pura vocación. “Desde niña me gustó ser legionaria. Quería vivir la experiencia y aquí estoy”. Tiene ADN, ‘sangre’ legionaria, ‘pata negra’ de nacimiento. Su padre es legionario (subteniente) y su pareja también lo es. Lleva viviendo dos años en Ronda. Este es su primer destino: la primera compañía de la X Bandera Millán Astray integrada en el 4º Tercio Alejandro Farnesio de la Legión, que pilota el coronel Ramón Armada, responsable del dispositivo de operaciones de un evento también muy popular: los 101 kilómetros de Ronda.

“Todo el mundo que quiera puede ser legionario. Si le gusta a alguien algo y pone empeño, se consigue lo que se quiere”. De pequeña ya le gustaba hacer deporte y sacaba buenas notas en un colegio de Toledo, su ciudad natal. Tras estudiar Bachillerato y la carrera de Enfermería, entró en el Ejército.

Lo había visto "por la tele"

Hasta ahora, Teijeiro siempre había visto “por la tele” el desembarco de la Legión y el traslado del Cristo al trono, su ‘entronización’, en que ella no participa porque es un territorio abonado a los gastadores, que suelen medir sobre 1,80 o más. “Nosotras no lo hacemos porque solemos ser bastante bajitas. Yo mido 1,60”. “Me llamó mucho la atención, me presenté voluntaria y he sido elegida”.

Junto a la militar desfilarán en Málaga 86 damas y caballeros legionarios, además de cuatro escuadras de gastadores de la Brigada de la Legión, la Unidad de Música de la Brigada de la Legión y la Banda de Guerra del 4º Tercio. Este Miércoles Santo embarcaron en el puerto de Rota (Cádiz) a bordo del buque de la Armada Contramaestre Casado.

placeholder La legionaria Teijeiro cantando 'El novio de la muerte'. (EC)
La legionaria Teijeiro cantando 'El novio de la muerte'. (EC)

El método de elección para salir como voluntario consiste en elegir una compañía, pero luego faltarían unos 30 legionarios, que son los voluntarios. “Seguramente haya gente que haya querido desfilar y no ha podido. No pueden ir todos, pero a la mayoría le hubiera gustado”. También son voluntarios los que hacen la guardia al Cristo de Mena desde el Sábado de Pasión hasta el Miércoles Santo. Tienen su propia garita en las afueras de la Iglesia de Santo Domingo. Se dejan fotografiar, pero no pueden hablar si no reciben autorización oficial.

“Hemos ido a piñón para que salga perfecto”

El mes previo a la Semana Santa empezaron los ensayos para el Jueves Santo. “Hemos ido a piñón porque tiene que salir perfecto”, suelta la legionaria, de modo muy gráfico. Suelen empezar a paso ordinario tras una ‘tirada’ larga para calentar a más de 160 pasos por minuto y luego van a paso lento, como en toda la procesión, también el cambio de hombro del fusil. Y también paso largo durante una hora seguida. Paran un poco para desayunar y así toda la mañana. Cuatro semanas seguidas. Método de repetición. Hasta la perfección. No hay margen para el error.

También preparan el desembarco en el puerto de Málaga a paso ligero. Simulan como si fuera la pasarela del barco “y después vamos cada uno en formación”. “Vemos también vídeos de años anteriores para ver errores, como no llevar la cabeza alta, que se doblen demasiado las rodillas y que las punteras de las botas se queden para arriba. Todo eso hay que mirarlo muy bien. A mí todos los desfiles me parecen bonitos, la verdad”.

No tengo problema por ser mujer y no solo hacemos piña entre las legionarias. Somos entre todos compañeros y al final trabajamos juntos

Teijeiro se define como cristiana practicante. Suele ir a misa todos los domingos, “aunque ahora menos: cuando hay maniobras es más complicado”. “Yo creo que depende de cada uno si quiere dar testimonio de su fe. Yo creo que no tiene por qué ir ligado el trabajo con la religión y habrá de todo”, insiste la militar, que elegiría dentro del credo legionario los valores de “compañerismo y disciplina”. Sobre la incorporación de la mujer al Ejército, considera que la sociedad “va cambiando”. “Yo no tengo problema por ser mujer y no solo hacemos piña entre las mujeres legionarias. Somos entre todos compañeros y al final trabajamos todos juntos”.

placeholder La legionaria Inmaculada Teijeiro. (EC)
La legionaria Inmaculada Teijeiro. (EC)

¿Y cómo es un día normal para esta legionaria? Empieza a las siete de la mañana, cuando forma la tropa. Salen a correr por los alrededores del cuartel, en Montejaque, en plena Serranía de Ronda. Normalmente tardan una hora. Otras veces practican circuitos de fuerza o están en el gimnasio. Y después cada uno se especializa en sus tareas. “Yo estoy en botiquín, echando una mano, y cubrimos tiros y vacunaciones”.

Quiere ser médica militar

A las tres de la tarde acaba su tarea. Normalmente no almuerza en el cuartel, sino que lo hace en su casa, junto a su pareja. “Me gusta vivir en Ronda. Es un sitio tranquilo y se está a gusto”, subraya. No sabe cuánto tiempo estará en este tercio. “Ya iré viendo hasta ver si puedo ascender. De momento, aquí me quedo unos años más”. Su ilusión es compaginar su carrera militar con la de Medicina. Quiere ser médica militar." "De ahí a lo que pueda pasar pueden ocurrir 1.000 cosas. Aquí puedo estar un par de años y después te pueden mandar a hospitales militares o misiones internacionales”.

Cuando más allá de las dos de la madrugada termine de acompañar al Cristo de Mena, se montará en el autobús rumbo a Ronda. Dormirá en el cuartel y el Viernes Santo desfilará en una procesión de Ronda. “Será una paliza importante, pero merecerá la pena”, concluye esta ‘novia de la muerte’.

Semana Santa Málaga Noticias de Andalucía La Legión
El redactor recomienda