bombardeo informativo

La bruja y el hacha, el trágico cuento de Gabriel que quita el sueño a muchos niños

Expertos aconsejan a los padres filtrar los contenidos a los niños ante sucesos tan dolorosos como el asesinato de Almería, invitan a desdramatizar y, ante todo, evitar el morbo

Foto: Vista general de un aula. (EFE)
Vista general de un aula. (EFE)

"Mamá cuéntamelo bien porque me han dicho los niños en el colegio que a Gabriel lo mató una bruja, que era la novia de su padre y lo había hechizado. Lo hizo con un hacha y él no pudo defenderse porque la mala tenía unos zapatos con los que volaba y le hizo mucho daño y mucha sangre". La conversación podría ser simulada pero es real. Un niño de 8 años, los mismos que tenía el pequeño asesinado en Almería, se dirige así a sus padres que no saben cómo contestar. En su casa, un hogar donde las noticias están a la orden del día, se ha procurado que no se vean los informativos y evitar la sobreexposición mediática de los últimos días con un caso tan doloroso. Da igual, tus hijos se van a enterar con sus amigos, en el colegio, y preguntan. Están asustados. Algunos incluso han tenido pesadillas por la noche. ¿Qué deben hacer sus padres?

[Toda la información sobre el caso de Gabriel Cruz]

Lo primero, contestar y dejar a un lado dramas o emociones, coinciden los psicólogos consultados. Luis Aretio, psicólogo infantil, ya ha recibido alguna consulta justo por este caso. Niños que no pueden dormir, tienen pesadillas o tenían miedos previos que este asesinato retransmitido en 'prime time' ha agigantado. "Lo primero es que lo explicaremos en función de la edad y del nivel madurativo del niño. No todos los niños son iguales. Nuestra función como padres es desdramatizar. Intentar aligerar toda la dimensión del drama. Hay que ceñirse a los datos objetivos. Intentar proteger a los menores del morbo, de la intoxicación innecesaria. Ceñirse al objeto, a lo que ha pasado", asegura Aretio. Es difícil pero se puede, sostiene.

La puerta de los miedos

"Hay que entrar cuando el menor pregunte. Se le pregunta ¿qué quieres saber? y se le cuenta exclusivamente qué ha ocurrido, desdramatizando", insiste. El psicólogo repite que hay que mantener esa "actitud profiláctica" porque "si se incide en el drama se abre la puerta a los miedos". "Ellos ya aportan sus fantasías", avisa. Eso sí, "hay que dejarlos que se expresen y pregunten lo que quieran saber".

El psicólogo repite que hay que mantener esa "actitud profiláctica" porque "si se incide en el drama se abre la puerta a los miedos"

Aretio promueve una recogida de firmas en Change.org para que los telediarios estén catalogados como contenidos para mayores de 12 años. "Proteger de manera explícita a los menores para que no se vean expuestos sin control a imágenes terribles y noticias catastróficas debería ser una prioridad para los adultos", sostiene en este manifiesto. Confirma que ha tratado a niños en su consulta con alteraciones del sueño tras el visionado de determinadas imágenes. Como consecuencia baja el rendimiento escolar, surgen problemas de autoestima y de relación.

"El impacto es difícil de amortiguar en casa, es verdad, pero es importante que se aleje a niños por ejemplo de imágenes como las que se ofrecen de la guerra de Siria, hay violencia explícita que es muy innecesaria y para eso están los adultos", asegura Aretio. "Hoy en día a los padres nos falta tener criterio individual, hay que adaptarse al niño, el criterio no puede ser el de los demás" y lanza una afirmación sobrecogedora: "A los niños les estamos robando la infancia". Este experto insiste en ese papel de los padres como filtro ante menores que "pasan de la noche a la mañana de 'Los Cantajuegos' a Enrique Iglesias y el 'reggaeton' de Maluma y hay que ayudarlos a explorar la nueva realidad". "Se acelera mucho la preadolescencia", advierte.

"Les estamos robando la infancia": los expertos advierten de que la sobreexposición a imágenes terroríficas acelera la preadolescencia

Salud Grisalvo, coordinadora del grupo de intervención psicológica en emergencias y desastres (GIPED) de Sevilla, también está acostumbrada a intervenir en situaciones muy complicadas. Esta psicóloga anima a "revisar cómo se informa, sobre todo en una situación de emergencia porque se puede 'retraumatizar' a la sociedad y crear ansiedad sin necesidad". "En toda cobertura habría que pensar que los niños están siendo afectados. En el caso de Gabriel ellos están viviendo el suceso en primera persona porque se trata de un igual, un menor como ellos y desde su punto de vista un niño nunca muere, no están preparados para entender la muerte, quizás de alguien mayor, un abuelo, pero no de un igual. Por eso el impacto es más fuerte”, explica. Muchos además dibujaron 'pescaítos' en el colegio o en casa para apoyar la búsqueda.

Padres y escuela, de la mano

La experta en emergencias y desastres coincide en que el bombardeo informativo hay que evitarlo aunque al final, posiblemente en el colegio, vayan a enterarse de todo. "También en estos casos los padres y la escuela deben aprender a trabajar juntos y por supuesto si un maestro detecta que entre los alumnos están hablando del tema debe asesorarse y prepararse para hablarles con rigor de lo sucedido", asegura Grisalvo.

La experta en emergencias y desastres coincide en que el bombardeo informativo hay que evitarlo. (EFE)
La experta en emergencias y desastres coincide en que el bombardeo informativo hay que evitarlo. (EFE)

Insiste en que depende totalmente de la edad del niño y agrega que "habría que explicarles que se trata de una mujer enferma mentalmente, incapaz de controlar los celos, que son personas enfermas las que hacen esto", incluso, aunque "el adulto tenga otra opinión", sostiene. "Dejarles claro que no es lo normal ni mucho menos, que no le pasa a todo el mundo ni les tiene que pasar a ellos, que es un hecho muy puntual, porque esta es la segunda fase habitual en cualquier niño, que empiecen a sentir ansiedad y a preguntarse ¿esto me puede pasar a mí? Si hay hijos de padres separados que tengan segundas parejas pues el caso habría que tratarlo aún con más cuidado porque hay muchos casos así, es habitual que los menores tengan la fantasía de volver a reunir a sus padres y tengan relaciones difíciles con las segundas parejas", asegura esta experta.

Es habitual que los menores tengan la fantasía de volver a reunir a sus padres y tengan relaciones difíciles con las segundas parejas, hay que dejar claro que lo ocurrido lo hace alguien "enfermo"

Cuando hablamos con un niño de diez, doce o quince años incluso hay que decirles lo que ha sucedido y lo que ha pasado "con un lenguaje casi de adulto, lo suficientemente comprensible para que cada persona pueda conocer los hechos", aconseja Grisalvo. Cuando son más pequeños, "sobre todo lo que hay que evitar es el morbo". "Por ejemplo en el caso de Gabriel el tema del hacha es verdad que es absolutamente innecesario. En la explicación no hay que incluir ningún rumor. "Es muy normal que ellos pillen algún rumor y se monten una historia fantasiosa que no tiene por qué tener que ver con la realidad. Es lógico y hay que explicarlo bien. Lo que no aporta, se aparta. Se les responde pero sin alimentar detalles escabrosos que no den información", asegura esta experta.

La madre de Gabriel Cruz acompaña el féretro a la salida de la Catedral de Almería. (EFE)
La madre de Gabriel Cruz acompaña el féretro a la salida de la Catedral de Almería. (EFE)

A la memoria le viene un caso práctico en el que tuvieron que intervenir. Un niño de 9 años que falleció en Tablada, Sevilla, arrollado en unas carreras ilegales de coches. Tuvieron que intervenir con el equipo de fútbol donde jugaba porque los compañeros estaban conmocionados. Enfrentó todo tipo de preguntas con detalles escabrosos sobre este fallecimiento. "Ante eso hay que decir no lo sé, esa información no la tengo, eso no importa nada, eso no se sabe, se está investigando... Aunque sí lo sepas, pero no hay que dar pistas morbosas y sí completar la información lo máximo posible porque si no, la van a buscar por otro lado. Si no están satisfechos con lo que les has contado van a seguir buscando. Es una imagen viva que les va a crear en el corto plazo de tiempo y un pequeño trauma. Es importante controlar la información", asegura.

Lección de la Guardia Civil y de Patricia

Si no preguntan, no se les dice nada. Si preguntan, hay que contar sobre lo que preguntan. Además los expertos animan a estar pendientes de las conversaciones entre iguales, con hermanos, primos, amigos, porque a lo mejor no preguntan pero hablan entre ellos y sí que tienen información y entonces es mejor animarlos a preguntar a los adultos. La rueda de prensa ofrecida el pasado jueves por los jefes de la Comandancia de Almería y de la Unidad Central Operativa, José Hernández Mosquera y Juan Jesús Reina, ofreció algunas pistas sobre cómo responder. Ante preguntas morbosas sobre detalles que poco aportan a esclarecer lo sucedido o a informar, es decir ante periodistas que a veces preguntaban como niños fantasiosos, respuestas como esta: "El niño muere por asfixia y el niño no sufre. Entrar en más detalles innecesarios que puedan dañar la memoria de Gabriel y a su familia, nosotros no lo vamos a hacer". Si es padre o madre, tampoco lo haga con su hijo. En este caso además, la madre, Patricia Ramírez, con su defensa de los valores frente a la maldad, ha sido todo un ejemplo a seguir.

Aviso en el telediario

El Consejo Audiovisual andaluz avisa que los telediarios del mediodía o la noche se emiten en la franja horaria de protección infantil y que el Código de autorregulación sobre contenidos televisivos e infancia expone en su artículo 3, "Los menores como espectadores televisivos", que se evitará la emisión de imágenes de violencia, tratos vejatorios o sexo no necesarias para la comprensión de la noticia; Se evitará la emisión de secuencias particularmente crudas o brutales; En los casos de relevante valor social o informativo que justifiquen la emisión de las noticias o imágenes antes referidas, se avisará a los telespectadores de la inadecuación de las mismas para el público infantil.

Este órgano audiovisual elaboró en 2009 una guía de buenas prácticas sobre la aparición de menores en sucesos luctuosos, en programas informativos o de entretenimiento. Entre otros muchos avisos dejó claro que "utilizar la vida íntima y los padecimientos de un ser humano como un instrumento al servicio del entretenimiento y la captación de audiencia atenta contra el principio de dignidad de la persona, que todo medio de comunicación está obligado a respetar".

Otro dictamen muy llamativo alude a la emisión de unas imágenes en un telediario de Canal Sur de una embarazada intervenida quirúrgicamente en la que se veía con claridad la metralla en el rostro del bebé tras un tiroteo en la guerra de Siria. La noticia debe "ceñirse a la información estricta sin abusar de adjetivos o imágenes truculentas", recordó el Audiovisual que manda el propio Libro de Estilo de la cadena pública.

El órgano regulador autonómico también ha pedido especial protección a los menores durante las vacaciones escolares, puesto que los niños están más expuestos a la televisión. Se constató la emisión a media mañana de contenidos no aptos para menores de 13 años. El tráiler de una película de terror ocasionó problemas para muchos niños y un aluvión de quejas de padres.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios