"La electricidad funciona a cuentagotas"

‘Archirona’, la cárcel de la polémica... y los lujos: piscina cubierta y polideportivo

El centro penitenciario Málaga II, tras su estreno como CIE, funciona solo con dos módulos a pleno rendimiento. Falta "entre año y medio y dos años" para el uso completo

La piscina cubierta del centro penitenciario Málaga II no la quieren enseñar. No forma parte de la visita oficial organizada por el Ministerio del Interior. El Confidencial le pregunta al secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, por esta instalación y solo en ese momento accede a que este diario la vea. Al principio no quieren ni foto. Al final sí la hay. Así es ‘Archirona’, la cárcel sin torre de vigilancia. "Con las cámaras de seguridad, ya no es necesaria", subrayan fuentes oficiales.

Esta es la cárcel de la polémica y por muchos motivos: las obras acabaron en 2013. El presupuesto se ha elevado a 130 millones de euros y no se ha estrenado como prisión sino como CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros). Y se inaugura apenas con dos módulos abiertos al completo. El resto, según Francisco Macero, secretario de Organización del sindicato de prisiones Acaip, presenta deficiencias: solo hay dos líneas telefónicas y la electricidad funciona a cuentagotas.

Nieto se muestra orgulloso de inaugurarla “un 26 de febrero, cuando nos dijeron que no estaría para abrir en todo este año”. En realidad, hasta dentro “de un año y medio o dos” no contará con toda la plantilla de funcionarios de Instituciones Penitenciarias. Sobre los destrozos que provocaron los inmigrantes en su estancia, Interior no quiere ofrecer el dato de a cuánto se ha elevado el gasto.

Cubierta del polideportivo. (Agustín Rivera)
Cubierta del polideportivo. (Agustín Rivera)

De lo que sí quiso desprenderse de toda responsabilidad el secretario de Estado de Seguridad es del uso de la piscina cubierta. Tampoco ofreció el coste desglosado de la instalación. “En este tipo de infraestructuras hay que tener en cuenta que en el periodo de tiempo entre el que se planifica y ejecuta se tarda como mínimo seis años y de media ocho o 10. La situación presupuestaria es la que es”, señaló a este diario.

Ping-pong y futbolín, en el comedor. (Agustín Rivera)
Ping-pong y futbolín, en el comedor. (Agustín Rivera)

“Tampoco íbamos a dinamitarla”, dijo Nieto refiriéndose a la piscina. “Este Gobierno ha realizado otros centros penitenciarios con un diseño totalmente diferente”. La cárcel contará con 12 módulos residenciales y 50 celdas en régimen cerrado. En total, podría acoger a unos 2.000 reclusos. El ping-pong y el futbolín tampoco faltan en el centro penitenciario.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios