Narcotráfico: Los narcos ganan a los agentes: así se mexicaniza el Campo de Gibraltar. Noticias de Andalucía
violencia y drogas

Los 'narcos' ganan a los agentes: así se 'mexicaniza' el Campo de Gibraltar

Guardia Civil y Policía Nacional reclaman 700 agentes más, piden pluses por especial peligrosidad como con ETA en el País Vasco y alertan de la impunidad de los delincuentes

Foto: Una incautación de hachís en el Campo de Gibraltar. (EFE)
Una incautación de hachís en el Campo de Gibraltar. (EFE)

"Hay momentos de calma chicha en los que parece que no pasa pero sí pasa y otros en los que se produce un 'boom' informativo y durante dos días están aquí todas las cámaras", cuenta Francisco Mena, presidente de la Federación contra la Droga del Campo de Gibraltar. Ahora es uno de esos momentos en los que toda España mira hacia el sur. El asalto al Hospital de La Línea por 20 encapuchados para llevarse a un 'narco' que acababa de ser detenido y estaba herido disparó todas las alarmas. La Policía viene alertando desde hace mucho tiempo de que el Campo de Gibraltar se estaba convirtiendo en "una pequeña Colombia". Activistas que llevan décadas trabajando en la zona hablan de "mexicanización" por el aumento de la violencia y las cotas de poder que han alcanzado los narcos.

La ecuación de los últimos años ha sido muy peligrosa. Recortes, falta de agentes y medios materiales en las plantillas de la Policía Nacional y la Guardia Civil y más permisividad social. La crisis económica ha devuelto a la zona, una de las más castigadas por el paro, a cifras insoportables, del 40% de desempleo, de hasta el 80% para los más jóvenes. Ahora, la otra amenaza es el Brexit. El círculo vicioso es muy dañino. Decir que toda la comarca se dedica al narcotráfico es mentira y además una injusticia, insiste Mena; redunda en una mala imagen que deteriora aún más la zona y sus servicios públicos. "Si los funcionarios, si los maestros, los médicos o los agentes no quieren ya venir y cuesta cubrir las plazas, con esta imagen aún menos", agrega.

Sin embargo, no oculta que hay algo de verdad. "La mayoría de la gente es honrada pero mira para otro lado. Piensa que la droga pasa por aquí pero el 80% termina en otros puntos de Europa o en otras ciudades españolas. No es droga que vaya a venderse a sus hijos. El deterioro social es muy importante", añade Mena. El narcotráfico emplea a mucha gente, lancheros, alijadores, el que descarga, el que conduce el camión... y hasta quien tiene un radar privado y da servicios como una subcontrata. Dinero fácil en una zona sin oportunidades.

Como los años de plomo de ETA

Con datos oficiales, la plataforma Por tu Seguridad por la de todos, que integra a las coordinadoras antidroga, sindicatos policiales y asociaciones de la Guardia Civil, cifra en 700 los agentes que se necesitan en el Campo de Gibraltar para reforzar las plantillas de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado, Vigilancia Aduanera, Policía Local y Policía Portuaria. Llevan mucho tiempo reclamando que el Campo de Gibraltar se declare zona de especial peligrosidad como en los peores años de ETA se declaró al País Vasco. Los agentes no quieren venir a esta zona, cobran lo mismo, trabajan mucho más y corren mil veces más riesgo. Piden el traslado en cuanto pasan dos años. No hay arraigo.

"Harían falta otros 500 agentes para toda la provincia, unos 250 o 300 solo para la comandancia de Algeciras"

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) advierte del daño que han hecho los recortes y que se congelaran las tasas de reposición al 10%. Los catálogos de puestos de trabajo, denuncian, no están actualizados, tienen más de 15 años. "La plantilla es de 1.100 agentes para la provincia de Cádiz y solo el 60% está destinado a seguridad ciudadana. No solo es el narcotráfico es también la inmigración ilegal. Harían falta otros 500 agentes para toda la provincia, unos 250 o 300 solo para la comandancia de Algeciras", explica José Encinas, secretario provincial de la AUGC en Cádiz.

Tras la muerte de un Policía Local de La Línea en una persecución en junio de 2017, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ordenó destinar 150 agentes de la Policía Nacional de refuerzo en la zona. "A los pocos meses, en septiembre, se fueron a Cataluña y no han vuelto", recalca Mena.

Nada es nuevo en el Campo de Gibraltar. En el informe de la Fiscalía Antidroga de la zona de 2016 aparecía escrito: "Se viene detectando el incremento de los actos violentos ligados al narcotráfico". Llevan mejores armas, hay más ajustes de cuentas entre bandas y una nueva modalidad, 'los paleros', especialistas en suplantar a la Policía para robarse entre narcos. Quienes trabajan sobre el terreno advierten de que hubo un punto de inflexión cuando en la descarga de un alijo en una playa de La Línea por primera vez al aparecer la Policía no huyeron sino que apedrearon a los agentes. Ocurrió en abril de 2017.

Representantes de cuerpos policiales y asociaciones antidroga concentrados en Algeciras. (EFE)
Representantes de cuerpos policiales y asociaciones antidroga concentrados en Algeciras. (EFE)


Última moda: las embestidas

Ahora la moda son las embestidas. "La sensación de impunidad se acentúa cada día mucho más", explica Encinas, secretario provincial de la AUGC en Cádiz. "Cuando vamos a interceptar un vehículo cargado de droga aparece un vehículo lanzadera que directamente nos embiste y nos corta el paso. Con total violencia. Les da todo igual. La última vez fue hace dos días en La Línea", dice refiriéndose al miércoles de esta misma semana. "En esta ocasión fue un accidente en el que los agentes sufrieron heridas leves pero tengo un compañero que se llevó cuatro años de baja con una pierna destrozada", cuenta.

"Estamos hartos de pedir que esas embestidas no se castiguen como un choque fortuito sino como un atentado contra la autoridad con todos los agravantes posibles", insiste el presidente de la Federación Antidroga. "Necesitamos muchas condenas ejemplarizantes", enfatiza.

Si se atiende a las estadísticas de la última memoria de la Fiscalía General del Estado, en 2016 se incautaron 361.754 kilos de las drogas más importantes, el 40% en Cádiz y Algeciras, 14% en Málaga y 12% en Almería. 324.379 kilos fueron de hachís, que junto a la marihuana, suponen el 95% de los alijos interceptados. En ese mismo ejercicio, los procedimientos por tráfico de drogas bajaron un 10,56% en la Fiscalía Antidroga de Cádiz-Ceuta, con 1.338 procedimientos frente a los 2.954 de 2012. Nadie duda de que no es un dato a celebrar. La bajada de las actuaciones de la Fiscalía está directamente relacionada con los recortes en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Cádiz ha dejado ya muy atrás a Galicia. Esta misma semana el famoso narco gallego Sito Miñancos era detenido en Algeciras. Su base de operaciones, según la Policía Nacional, se había trasladado a Marbella.

Andalucía cuenta con mil policías nacionales y mil guardias civiles menos, un 6% de bajada, desde 2011, según la Junta de Andalucía. La Unión Federal de Policía (UFP) cursó en 2017 hasta 69 peticiones de medios y personal y van siete en este año. Las medidas para salvar la comarca están recogidas en un documento de la plataforma por la seguridad en la zona. 700 agentes, más medios materiales, la implantación de Unidades de Prevención y Reacción (UPR) en La Línea, condenas contundentes y ejemplarizantes, un juzgado especializado en narcotráfico, ampliación de la plantilla de fiscales, una nueva comisaría en La Línea, eliminación de las 'narcolanchas' y medidas sociales y de empleo, en manos de la Junta de Andalucía.

Blanqueo de capitales

El presidente de la Federación contra la Droga, que fundó hace más de 20 años el exdefensor del pueblo andaluz, José Chamizo, señala lo importante que sería el refuerzo de Vigilancia Aduanera, de la Agencia Tributaria, para luchar contra el blanqueo de capitales. Hay cabecillas que son detenidos, pasan por la cárcel un par de años y cuando salen siguen teniendo todo su patrimonio. Personas sin oficio que tienen grandes propiedades, coches de lujo y un tren de vida asombroso y nadie hace nada. También subraya la importancia de un juzgado especializado en el punto más caliente del narcotráfico de Europa. Los casos recaen en los juzgados ordinarios de lo penal, que están saturados, instrucciones en ocasiones plagadas de fallos que llevan a la nulidad de pruebas clave, de escuchas telefónicas importantes. Todo ayuda a que cada vez los delincuentes sean más peligrosos, más poderosos.

Una de las embarcaciones requisadas en la zona. (EFE)
Una de las embarcaciones requisadas en la zona. (EFE)

El Ministerio del Interior asegura ahora tras el último 'boom' que ultima una norma para eliminar las 'narcolanchas', embarcaciones muy específicas, de gran cilindrada, que solo se usan para transportar drogas. Se haría a través de la Ley de Represión del Narcotráfico. Gibraltar ya lo hizo en los 90 para frenar el contrabando de tabaco, prohibió en lo que considera sus aguas la circulación de estas planeadoras. España sigue sin hacerlo casi dos décadas más tarde.

"En dos días se irán las cámaras, el Campo de Gibraltar desaparecerá de nuevo de la actualidad y aquí seguiremos, con los mismos problemas, con las administraciones en el 'y tú más'", lamenta Mena. "La Unión Europea, Marruecos, todos deberían de aliarse para frenar el contrabando", agrega. "¿Qué va a ser lo próximo?, que se presenten encapuchados en un cuartel de la Guardia Civil o en la comisaría y se lleven al último 'narco' detenido. ¿De verdad? Eso es ya lo único que nos queda por ver", lamenta Encinas, de la AUGC de Cádiz. Las alarmas llevan años sonando. Quizás el Medellín de Pablo Escobar dentro de poco se quede corto para hablar de un fenómeno que ya trasciende la comarca del Campo de Gibraltar y se extiende a otras localidad como Rota, Sanlúcar de Barrameda o el Puerto de Santamaría.

¿Dónde están los 300 millones para empleo?

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, visitó el viernes al alcalde de La Línea, Juan Franco (110x100 La Línea) y reclamó que no se estigmatice a la comarca ni a sus habitantes. "La inmensa mayoría es gente honesta, que trabaja muchísimo", subrayó, "y hay un grupo que quiere echarle un pulso al Estado". Desde 2011 se han perdido 2.000 policías nacionales y guardias civiles en Andalucía, señaló, más de 350 en Cádiz a fecha de octubre, "en enero serían muchos más".

Díaz defendió una inversión directa por parte de la Junta de Andalucía de 40 millones de euros en La Línea en 2017, sin contar los 68 millones de euros destinados al hospital. "Uno de cada cuatro empleos tiene relación con el Peñón de Gibraltar", advirtió sobre los efectos del Brexit.

La Junta exige al Gobierno que mueva ficha. Entre las inversiones pendientes señalan los 300 millones de euros prometidos por el Ministerio de Empleo para una ITI en la zona, un plan especial de empleo. La Junta exige la conexión ferroviaria Algeciras-Bobadilla para relanzar la zona, la carretera Algeciras-Vejer e inversiones urgentes en los puertos de Algeciras y Tarifa.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios