Cs aplaza las primarias en Andalucía para evitar que los críticos tumben a Marín. Noticias de Andalucía
elecciones andaluzas

Cs aplaza las primarias en Andalucía para evitar que los críticos tumben a Marín

La dirección nacional insiste en que no habrá ningún proceso interno hasta que Susana Díaz convoque elecciones, y los críticos aseguran que Luis Salvador ganaría de largo en Andalucía

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (i), y el portavoz y presidente del grupo en el Parlamento andaluz, Juan Marín. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (i), y el portavoz y presidente del grupo en el Parlamento andaluz, Juan Marín. (EFE)

Ciudadanos no convocará las primarias en Andalucía para elegir al futuro candidato a la Junta de Andalucía hasta que Susana Díaz convoque formalmente las elecciones andaluzas. Es el mensaje firme que lanza la dirección nacional del partido de Albert Rivera en mitad del intenso ruido en Andalucía sobre un adelanto electoral que la presidenta de la Junta, la única que tiene potestad de convocar, niega.

La estrategia de Ciudadanos ha virado en las últimas semanas. El líder del partido en Andalucía, Juan Marín, ha intensificado su agenda y sus mensajes públicos, marcando más distancias con Susana Díaz, aunque dejando claro que quieren que se agote la legislatura. La nueva metáfora es la de que quieren que se pite el final del partido en el minuto 90. Ya no habla de primarias, ni se postula ni da por hecho que será el candidato. Antes sí lo hacía.

La ejecutiva de Albert Rivera es quien ha diseñado y marcado esa estrategia. No quieren ni oír hablar de convocar primarias ni ningún proceso interno hasta que haya formalmente una convocatoria de elecciones. Ciudadanos tiene el compromiso de Susana Díaz de que no dará ninguna sorpresa hasta que expire el verano. Ya en otoño, cuando toque negociar un nuevo Presupuesto, todo está abierto. El partido de Rivera querrá marcar distancias y su propia estrategia, y a partir de ahí sería un ‘adelanto técnico’, de pocos meses, porque las elecciones tocan en marzo de 2019.

Hasta después de verano, Ciudadanos cuenta con el compromiso de Susana Díaz de que no habrá elecciones

Durante un tiempo, el portavoz de Cs en Andalucía aseguró que las primarias serían en septiembre. Después, cuando cerraron el acuerdo de Presupuestos con Susana Díaz y empezaron a temer un adelanto ante una legislatura acabada, valoraron la posibilidad de primarias en primavera. La orden de la ejecutiva de Albert Rivera es que se entierre ese debate. El partido en Andalucía bulle con la posibilidad de unas primarias que descabalguen a Marín y sitúen a un nuevo candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía. La dirección nacional teme esas fricciones internas.

El 'tapado', Luis Salvador

Fuentes próximas al líder del partido en Andalucía admiten que hay muchas voces críticas con Marín y que cuanto más se aplacen en el tiempo las primarias menos margen se dará para que se postule otra candidatura. De momento, nadie ha dado el paso. Todo son especulaciones. Los críticos no reúnen a una sola corriente sino que aglutinan muchas voces descontentas a las que liga el malestar por una actitud que consideran demasiado sumisa de Marín y su equipo con Susana Díaz. Todos coinciden en señalar con fuerza —desde que pasó el verano todavía más— al diputado por Granada Luis Salvador.

El diputado por Granada Luis Salvador, a quien los críticos llevan semanas postulando, asegura que no hablará hasta que se convoquen las primarias

Salvador no ha querido comentar nada a este respecto. Fuentes de su equipo han señalado a El Confidencial que de momento no toca hablar de este asunto y posponen cualquier declaración al respecto al momento en que se convoquen las primarias. Desde el entorno de Luis Salvador indican que “no hay ningún proceso abierto” y corroboran que la directriz de la ejecutiva nacional es “no adelantar este debate”, con lo que explican su silencio. “Cuando llegue el momento se verá”, insisten quienes postulan a Salvador frente a Marín. De momento, dicen que el diputado está volcado en su trabajo por Granada.

La orden de Rivera

Desde la dirección de Albert Rivera están convencidos de que finalmente Salvador no dará el paso. Para él tienen reservado un caramelo, la alcaldía de Granada, que creen que podrían alcanzar con apoyo del PP. Pese al convencimiento en Madrid de que no habrá rival de peso para Marín, en Andalucía el clima es totalmente distinto. “Si Luis Salvador se presenta ahora mismo, gana seguro. Marín soólo tendría el apoyo mayoritario de la militancia en Cádiz, y no en toda la provincia”, señala alguien próximo a la actual dirección andaluza de Cs y que no es nada sospechoso de querer desestabilizar al portavoz parlamentario.

Los de Marín admiten que ahora mismo podría perder porque solo la militancia en Cádiz estaría a su favor y perdería en el resto de provincias

No es esa la idea que traslada Marín, que se muestra convencido de que no tendría ningún rival capaz de arrebatarle la victoria en unas primarias. Este periódico ha conversado con dirigentes de Ciudadanos en Málaga, Granada, Almería y Jaén, y la opinión unánime es que el actual líder andaluz del partido no debería tenerlo tan claro. “Ni mucho menos”, apunta alguien de la dirección del partido en Andalucía Oriental. Las crisis del partido en Huelva tampoco ha hecho ningún favor a Marín y en Jaén, igualmente, avisan cuadros de esta provincia, hay mucho malestar.

La paz llegó a Sevilla

En Sevilla, donde hubo momentos de gran división, el actual portavoz del ayuntamiento, Javier Millán, ha cerrado filas con la diputada Virginia Salmerón y las aguas están mucho más tranquilas. Sin embargo, entre los militantes, fuentes del partido en Sevilla admiten que hay muchas críticas al papel de Cs en el Parlamento andaluz. Las encuestas son favorables, pero no sirven para acallar el malestar interno.

En su última visita a Sevilla, Rivera fue muy desabrido sobre la posibilidad de que Marín fuera el candidato. Se limitó a decir que se decidiría en unas primarias y no dejó entrever en ningún caso, ni ante los micrófonos ni fuera de foco, que Marín fuera su favorito. No solo quería defender la limpieza de unas primarias que en ocasiones anteriores han sido criticadas por estar teledirigidas desde la cúpula. También se resguardaba de los críticos con Marín, que reclaman que se postule un nuevo candidato en las próximas autonómicas.

Rivera evita dar su respaldo a Marín para no alimentar las maniobras internas y eludir el desgaste de enfrentarse a los críticos en Andalucía

La corriente crítica en Ciudadanos Andalucía no es nueva. Las primarias de Albert Rivera, en enero de 2017, dejaron claro que esos movimientos críticos que trataron de evidenciar el malestar con la dirección andaluza eran muy minoritarios. Sin embargo, frente a Marín, insisten fuentes del grupo parlamentario, la situación puede ser muy diferente. De momento, la dirección nacional aplaza sin fecha las primarias y descarta cualquier tipo de congreso regional, como desde Andalucía se ha venido barajando, para ungir una estructura autonómica.

Primarias contrarreloj

Marín tuvo el visto bueno de la dirección nacional para aquilatar su poder en Andalucía cuando se diseñó, el pasado julio, la estructura autonómica del partido. El hecho de que dejara fuera a Luis Salvador y le diera solo un sillón como representante institucional no pasó desapercibido y animó las voces en su contra. Tampoco fue bien acogido que hubiera un número importante de cargos afines a Marín y capitaneados por Manuel Buzón, responsable de Organización y al frente del que denominan ‘clan de la manzanilla’, por su vinculación con Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), donde Marín tiene sus orígenes políticos desde otro partido independiente.

El 'clan de la manzanilla' ha pecado de ser demasiado complaciente con el PSOE de Díaz y de no ceder poder a otras corrientes en los equipos

La explicación oficial de Ciudadanos para no convocar unas primarias que podrían acallar el ruido interno y dar alas a Marín para consolidarse como candidato es que no quieren dar ningún tipo de excusa a Susana Díaz para que adelante elecciones alegando la inestabilidad interna de sus socios. Exactamente lo que hizo en 2014 con IU. Desde dentro admiten además que Marín no está tan respaldado como él mismo ‘vende’ y señalan que agotar los tiempos le da más posibilidades y resta opciones a quienes piensen en presentarse. También el PP observa con atención qué candidato presentan, porque creen que Marín sería un buen adversario para los intereses electorales de Juanma Moreno.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios