40º ANIVERSARIO DE LA PETICIÓN DE AUTONOMÍA

Escuredo, primer presidente andaluz, sobre el PSC: "Me da mucho miedo el fuego amigo"

Susana Díaz carga contra Urkullu y su propuesta de que el cupo vasco inspire la financiación autonómica: "Romper la caja de la Seguridad Social es también romper un país"

Foto: Rafael Escuredo, primer presidente electo de Andalucía
Rafael Escuredo, primer presidente electo de Andalucía

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, participó en la mañana de este 4 de diciembre, cuarenta años después de que millón y medio de andaluces se echaron a la calle en 1977 para pedir autonomía, en un foro de la 'Cadena Ser' y eligió a Rafael Escuredo, primer presidente electo de Andalucía, como compañero. De fondo estuvo la recién arrancada campaña de las elecciones catalanas del 21-D y la propuesta de Miquel Iceta de un nuevo modelo de financiación autonómica con hacienda propia para Cataluña. A este respecto, Escuredo fue muy claro: "Me da mucho miedo cuando oigo hablar de cooperación fiscal, me da mucho miedo el fuego amigo", dijo en relación a la propuesta del líder del PSC.

En pleno arranque de la campaña electoral, Susana Díaz eludió el cuerpo a cuerpo con el líder del PSC aunque su intervención estuvo cargada de mensajes y avisos. "No he hablado con Iceta pero mi posición es clara y nítida". Su mensaje se centró contra el presidente de Euskadi, Íñigo Urkullu, que en un artículo de opinión de 'El País' defiende que el cupo vasco debería inspirar el futuro modelo de financiación autonómica. Una tesis abrazada por Iceta para Cataluña en su programa electoral. "Romper la caja de la Seguridad Social es también romper un país", proclamó Susana Díaz en la misma línea que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, este mismo lunes.

"Defiendo una España federal, no confederal", apostilló la presidenta andaluza, que dijo no querer entrar a confrontar con el PSC en plena campaña electoral pero dejando claro que siempre ha dicho lo que piensa, "cuando me ha ido bien y cuando no". Díaz también cargó contra Mariano Rajoy, a quien acusó de querer debilitar el Estado de las Autonomías. "Rajoy tiene vocación centralista y aprovecha para utilizar todo el lío territorial para intentar recortar autogobierno", afirmó.

En Andalucía nunca hasta ahora se celebró el 4 de diciembre, fecha en la que las manifestaciones marcan el inicio del proceso autonómico andaluz, como este 2017, cuando se cumplen cuarenta años. El 4-D era una fecha reservada para los nacionalistas del Partido Andalucista y para Izquierda Unida, de la mano del SOC o el SAT de Sánchez Gordillo y Diego Cañamero. En esta ocasión la efeméride, el intento de Podemos de disputarle al PSOE la bandera blanca y verde, el desafío territorial de Cataluña y el tenso debate de la financiación autonómica empujaron a todos los partidos a envolverse en el 4-D de una manera inconcebible hace sólo un año.

La secretaria general del PSOE de Andalucía y Presidenta de la Junta de Andalucia, Susana Díaz(d) junto a los expresidentes Rafael Escuredo(i) y José Rodríguez de la Borbolla(c). (EFE)
La secretaria general del PSOE de Andalucía y Presidenta de la Junta de Andalucia, Susana Díaz(d) junto a los expresidentes Rafael Escuredo(i) y José Rodríguez de la Borbolla(c). (EFE)

Podemos, la "izquierda moralista"

Susana Díaz también cargó contra Podemos, a los que se refirió como la izquierda "moralista" o "truhanes" que quieren "reescribir" la historia. La socialista está en pie de guerra contra la formación morada y el intento de Pablo Iglesias de vincular el 4-D andaluz a los independentistas catalanes, alegando que entonces fue Andalucía la que le dobló el pulso al Estado. "Hay truhanes que pululan por la política para sacar tajada", denunció la dirigente socialista, que insistió en llamar al consenso de las formaciones políticas andaluzas en este momento histórico: "A quienes se pongan delante de las mareas se los va a llevar la gente"; vaticinó.

"La coherencia política a veces es cara, defender Andalucía por encima de todo a veces duele en casa", sentenció Díaz sobre su actual relación con Ferraz y el PSC. No hizo falta mucho más. Ella es la única invitada a estos foros de la 'Ser' que no ha elegido a un líder nacional como pareja de debate. Estuvo Alberto Garzón con Antonio Maíllo, Pablo Iglesias con Teresa Rodríguez y estará Albert Rivera con Juan Marín. A diferencia de IU, Podemos y Ciudadanos, el PSOE andaluz no invitó a Pedro Sánchez. El 4-D está exhibiendo la fractura que todos se empeñan en tapar.

Escuredo, que sigue siendo un político de dialéctica brillante, no se calló. Él ya avisó a Susana Díaz nada más tomar posesión como presidenta, de que venían tiempos difíciles. Y el mensaje es claro: "Andalucía no piensa volver a hincar la rodilla", resumió la presidenta. Si hace falta, dicen, los andaluces se echarán a la calle otra vez. Sin embargo en el acto político de hoy chirrió la falta de asistencia y que quedaran asientos vacíos. Algo que no ocurrió con ninguno de los partidos que antes habían participado.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios