foro de el confidencial y azvi

“Despolitizar” la colaboración público privada para 'exprimir' 5.000 millones

Expertos llaman a dejar atrás experiencias fallidas con las radiales y abrirse a nuevas fórmulas, con las recientes oficinas de control como una oportunidad para evitar sobrecostes

Foto: Alfonso Budiño, Juan Miguel Custodio, Manuel Beldarrain, Fernando Bernad, José Antonio Castillejo Gómez y Alberto Altero. (Fernando Ruso)
Alfonso Budiño, Juan Miguel Custodio, Manuel Beldarrain, Fernando Bernad, José Antonio Castillejo Gómez y Alberto Altero. (Fernando Ruso)

Los expertos reunidos por El Confidencial y Azvi en el foro 'Colaboración público-privada en Andalucía: Infraestructuras' advirtieron de que es necesario “despolitizar” esta fórmula de colaboración para sacar el máximo rendimiento al plan de inversiones de 5.000 millones de euros que ha puesto sobre la mesa el Ministerio de Fomento, que aportará a Andalucía 1.600 millones para infraestructuras viarias.

En la sede de la Fundación Cajasol y en una mesa redonda para abordar el futuro de la colaboración público privada en Andalucía, debatieron Alfonso Budiño, director general de Cointer Concesiones del Grupo Azvi, Manuel Beldarrain, 'managing director' de Macquarie, Fernando Bernad, socio de Cuatrecasas, y José Antonio Castillejo, director de Banca Corporativa de Unicaja Banco, moderados por Alberto Artero, director general de El Confidencial.

“La necesidad de infraestructuras comienza a ser muy obvia y muy clara”, defendió Beldarrain en el actual contexto económico de restricciones presupuestarias, convencido de que la inversión público privada es “una necesidad”. Budiño, de Azvi, no ocultó que esa colaboración no se ha cumplido en planes de inversiones que estaban llamados a ser clave, como el Plan Juncker en la Unión Europea. Sin embargo, señaló, las posibilidades son cada vez más abiertas. “Se han incorporado distintas formas de retribuir al privado en consonancia con las posibilidades de las administraciones. Se ha flexibilizado la forma de uso”, sostuvo.

El director de Banca Corporativa de Unicaja Banco admitió que para una entidad financiera, trabajar con una Administración es interesante porque siempre hay “garantía de pago”, pese al problema de los plazos y de que, en ocasiones, se financia obra pública a 25 años vista. Beldarrain, de Macquarie, no negó que a veces atraer inversión a España compitiendo con otros países del mundo es “una pelea”, pero animó a no perder de vista que la española es “una de las principales economías del mundo”. “Es un reto bonito, pero cuesta”, señaló.

Tener perspectiva

El informe de Seopan 'Hacia un modelo eficiente de colaboración público privada' sirvió para repasar algunas consideraciones que mejorarían esta fórmula de financiación en España. Fernando Bernad, socio de Cuatrecasas, aludió también al ‘boom’ de las renovables y propuso “tener perspectiva sobre lo que se hizo bien y mal” y obtener enseñanzas. A su juicio, España no puede competir con otros países como Brasil o México en volumen de infraestructuras pero, por ejemplo, señaló, hay un déficit logístico en el sector de los puertos. “Las alternativas ahora son muy grandes. España tiene la posibilidad de superar errores del pasado y atraer la inversión”, sostuvo Bernad.

"Las alternativas ahora son muy grandes. España tiene la posibilidad de superar errores del pasado y atraer la inversión", sostuvo Bernad

Budiño, de Azvi, calificó como “la gran duda” saber si la inversión de las administraciones va a computar como deuda pública, y resaltó las cifras del plan de 5.000 millones para carreteras que ha puesto en marcha el Gobierno de forma urgente ante el grave parón en la obra pública en los últimos años. En total, 2.500 millones de euros vendrán del Banco Europeo de Inversiones y otros 2.500 millones hay que “encontrarlos”, señalándolo como una oportunidad importante.

Las radiales

Preguntados sobre si lo ocurrido con la quiebra de las radiales en España puede ser un lastre para atraer inversión privada, el responsable de Macquarie admitió que en Europa convencer a países como Francia o Alemania es “muy complicado” y que “los prestamistas se preocupan mucho por saber”, aunque subrayó que esto también ocurre en otros países y que siempre hay variables de riesgo. Budiño lamentó que las entidades financieras en el caso de las radiales no supieron “aguantar el pulso a la Administración” y prefirieron “una ‘entete cordiale’ a un proceso de guerra o de lucha”.

El 'big data' puede servir para hacer previsiones más realistas y estudios de tráfico con menos errores

El socio de Cuatrecasas criticó que en el caso de las radiales fallaran “los estudios de tráfico y demanda”, y lamentó que “las previsiones no fueron realistas”. Bernad consideró que la apuesta del Plan de Innovación para el Transporte y las Infraestructuras 2017-2020, que apuesta por utilizar el 'big data' para conocer las preferencias del usuario, puede ayudar a tener previsiones más realistas.

Las expropiaciones

La experiencia de la M-45 también motivó varias reflexiones de los ponentes sobre el fallido cálculo del coste de las expropiaciones tras cambiar la normativa y obligar a pagar por suelo urbano. “Los riesgos de mercado los entendemos, pero otros riegos jurídicos, locales.. Esos no se pueden calcular”, afirmó Beldarrain, de Macquarie.

El consejero de Economía andaluz, Antonio Ramírez de Arellano, inaugura el foro. (F. Ruso)
El consejero de Economía andaluz, Antonio Ramírez de Arellano, inaugura el foro. (F. Ruso)

Budiño, de Cointer Concesiones, de Azvi, llamó a terminar con esa percepción de que en la inversión público privada se trata de “enriquecerse a costa del Estado”, y Beldarrain admitió que en una financiación a 25 años “no puede ser que alguien al cabo de los años te diga que vas a ganar la mitad”. Una posible solución, apuntada por Budiño, sería que los inversores privados pudieran participar más directamente en la planificación de las infraestructuras o el diseño técnico de los proyectos cuando las administraciones no tengan estas facilidades.

"Hay que terminar con esa percepción de que en la inversión público privada se trata de enriquecerse a costa del Estado”, reclamó Budiño

Las nuevas medidas de Basilea III para la banca también abren incertidumbres en la cofinanciación de obra pública por la emisión de bonos y dibujan posibles pérdidas importantes para la financiación a largo plazo. En el otro lado, la normativa estatal, con la creación de las oficinas de control dentro de la nueva ley de contratos del sector público, puede ser una oportunidad. Esa norma abre la posibilidad de que las comunidades que tengan transferidas las competencias puedan montar su propia oficina. Andalucía la aprobó el pasado 24 de octubre para “mejorar la calidad y racionalizar la asignación de los recursos públicos” en las fórmulas de colaboración público privadas.

Prioridades en Andalucía

El macroplan de inversiones del Ministerio de Fomento permitirá a Andalucía contar con 1.600 millones de euros con obras pendientes como la finalización de la ronda de circunvalación SE-40, tras una década planificada, o las autovías A-4 y A-5 hacia el sur. Budiño, de Cointer Concesiones, consideró que es una oportunidad tras el fracaso del Pista, el plan de infraestructuras de la Junta de Andalucía del que “no se ha hecho nada”, que planificó siete autopistas y adjudicó dos que finalmente fueron rescindidas.

La principal conclusión de los expertos es que en la colaboración público privada una parte fundamental es “la voluntad política”. En Andalucía, se analizaron ejemplos concretos como los metros de Sevilla o Málaga, obras sobre las que las auditorías de la Cámara de Cuentas alertaron del elevado incremento de los costes previstos en un 75% y 112% respectivamente. “Cuando dos administraciones empiezan a darse bofetadas, lo acaba pagando el proyecto”, sostuvo Bernad, de Cuatrecasas, aludiendo a las diferencias entre los ayuntamientos del PP y el Gobierno andaluz del PSOE, o incluso a tirones entre facciones del mismo partido político. “Ninguno de los dos metros existiría sin la colaboración público privada”, subrayó el responsable de Macquarie. “En Andalucía nos torturamos. En el metro de Bilbao hubo los mismos problemas, pero no lo dicen”, agregó Budiño.

"Sin la cofinanciación, los metros de Sevilla y Málaga no existirían", señaló Beldarrain

En este sentido, la oficina de control recién creada podría evitar repetir estas experiencias de sobrecoste en el futuro. “Si se utilizan con inteligencia, estrategia y despolitizadas, pueden ser un eficaz instrumento para dar fiabilidad a la infraestructura. Si no, tendrá el efecto contrario”, advirtió Bernad. “No solo pensemos en autopistas... También en depuradoras, hospitales. Lo importante es que la infraestructura haga falta y sea eficiente. Ese debe ser el principal motivo”, indicó Castillejo, de Unicaja. “Politizar la obra público privada es absurdo. Se hace en todo el mundo”, concluyó Budiño, de Azvi.

El consejero de Economía y Conocimiento andaluz, Antonio Ramírez de Arellano, apostó por volver a la cofinanciación público privada como una fórmula para financiar obra pública en Andalucía. "Al planificar las inversiones públicas, la inversión público privada es un elemento a tener en cuenta, sin lugar a dudas", defendió durante su participación en el foro sobre esta materia organizado por Azvi y El Confidencial en la Fundación Cajasol en Sevilla.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios