más de 10.000 familias afectadas

Embalse del Guadalhorce: el "gigante inútil" que contamina los regadíos de Málaga

Un exresponsable de la Confederación Hidrográfica del Sur denuncia que entre 1973 y 2017 se han vertido ocho millones de toneladas de sal. "Hay que actuar de manera súper urgente"

Foto: Manantial de Meliones en la cabecera embalse del Guadalhorce. (Agustín Rivera)
Manantial de Meliones en la cabecera embalse del Guadalhorce. (Agustín Rivera)

"Navegación suspendida temporalmente excepto en vacaciones confinadas. Presencia del mejillón cebra". El cartel se sitúa justo al acceder a este tramo del río Guadalhorce, en la zona de Meliones, donde la salmuera, situada a 300 metros de profundidad, es seis veces superior al agua del mar. Con tan solo una simple gota se nota en el paladar. El manantial de Meliones, en la cabecera del embalse del Guadalhorce, en el término municipal de Antequera (Málaga), está desierto. Parece el fin de mundo. El agua escasea. Se trata de un manantial de carácter kárstico. Su caudal oscila entre los 0 litros/segundos hasta los 500 litros/segundo de salmuera (sal líquida).

El manantial sólo se puede ver cuando hay sequía o grandes desembalses en el pantano del Guadalhorce, como ha ocurrido en el estiaje de 1995, 2005 y 2017. Al embalse, el más grande de Málaga, lo denominan los agricultores del Guadalhorce "el gigante inútil". Inútil porque contamina a los regantes de la vega conformada por los municipios de Álora, Pizarra, Cártama o Alhaurín El Grande. Más de 10.000 familias se ven afectadas, algunas de ellas de segunda o tercera generación desde 1973 a la actualidad. El embalse también abastece el consumo diario de Málaga capital, con una dotación de 1.500 litros/segundo. La salinización de la ciudad andaluza se ve paliada desde 2005 con una desalobradora que produce 165.000 metros cúbicos al día. Costó 64 millones de euros.

Un exresponsable de la Confederación Hidrográfica del Sur y con posterioridad de la Agencia Andaluza del Agua de la Junta de Andalucía, certifica en conversación con El Confidencial que entre 1973, la fecha de construcción del embalse, y 2017 se han vertido ocho millones de toneladas de salmuera. Debido a este enorme vertido se han formado cavidades que han arrojado estos resultados: ha desaparecido un cortijo por el hundimiento de una cavidad. Y también se ha hundido el antiguo tramo del oleoducto Málaga-Puertollano.

Los vertidos de los primeros años se cifraban en 100 toneladas diarias de sal. En el estiaje de 2005, debido a los sondeos realizados durante esos años, y a los bombeos, se han formado nuevos huecos y hundimientos, y ha pasado a 3.000 toneladas diarias de salmuera. El último año osciló entre 250 y 500 toneladas diarias. La Junta de Andalucía ejecutó un pliego de bases para la mejora valorada en 500.000 euros. Finalmente la cifra se rebajó a 150.000 euros. Este pliego de bases fue corregido en su mayor parte. Entre los apéndices más importantes, era la de realizar un estudio espeleológico en esa red de cavidades tan compleja, entre las que destacan dos simas, la del Águila (con más de 150 metros de profundidad) y la de La Zarza (220 metros de profundidad) y caudal constante en el último sifón (tubo).

Detalle de la salmuera en el manantial de Meliones. (Agustín Rivera)
Detalle de la salmuera en el manantial de Meliones. (Agustín Rivera)

La zona ha estado en obras. De 1996 a 1998 fue estudiada por el CEDEX (Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas), vinculado al Ministerio de Fomento, y por personal de la Confederación Hidrográfica del Sur, llegando a una conclusión: el agua que sale por Meliones es en su totalidad parte del agua que se infiltra en las cavidades, que están situadas en cinco pequeñas cuencas (Los Yesos, Higuerones, El Águila y la Calderona). En ellas se encuentran trece cavidades situadas en el eje de los cauces. Con las obras de emergencia del año 1995, se rectificaron tres de las más importantes, quedando nueve sin corregir.

"No se puede esperar más tiempo"

Con el paso del tiempo, se puede demostrar hoy en día que debido a la corrección de esas tres cavidades, ha disminuido en un 30 % la aportación salina de ese manantial al embalse. "Esto indica el acierto de esa solución, que consiste en desviar la escorrentía superficial de esas cinco pequeñas cuencas hacia las cavidades que se encuentran en el eje de esos barrancos. Por todo ello, para confirmar todos estos datos, es necesario que de nuevo el CEDEX termine de estudiar estas conclusiones; para ello, sería necesario un pequeño convenio entre la agencia andaluza del agua y el CEDEX. No se puede esperar más tiempo", señala el exresponsable de la Agencia Andaluza del Agua.

El tema de la presa y la contra-presa, con un coste altísimo, se planteó en 1980 "y no solucionaría en nada la corrección de estos vertidos salinos"

Otra solución que aún registra apoyo es la de realizar una presa y una contra-presa en el río Guadalhorce alrededor del manantial, con la intención de bombear éste hasta el mar. La obra se realizó en parte, con un coste de 1.100 millones de pesetas en los años noventa, y no fue eficaz. El tema de la presa y la contra-presa, con un coste altísimo, se planteó en el año 1980 "y no solucionaría en nada la corrección de estos vertidos salinos", indica el experto.

Se necesitaria una inversión de al menos 15 millones de euros para llegar a una solución y alcanzar 50 hectómetros cúbicos de agua de buena calidad tratando de evitar los vertidos de agua salinizada al mar, "así como la salinización de todos los suelos que están sufriendo desde hace 44 años esas 9.700 hectáreas. El caudal del manantial y su salinidad están directamente relacionadas con la lluvia caída sobre este sector de Gobantes-Meliones".

Un detalle del embalse del Guadalhorce. (Agustín Rivera)
Un detalle del embalse del Guadalhorce. (Agustín Rivera)

El parlamentario socialista Miguel Ángel Heredia cifra en 66,8 millones de euros la corrección de vertidos salinos al embalse del Guadalhorce. A su juicio, la obra la tendría que ejecutar el Gobierno y sería declarada "de interés general". "Desde 2012, en los Presupuestos Generales del Estado había más de 7 millones de euros para la mejora de los regadíos del Guadalhorce pero hasta la fecha no se ha gastado un céntimo", recuerda Heredia.

El PP, por su parte, le echa la culpa a la Junta de Andalucía. Este es su argumento: "Los propios regantes de la comarca del Guadalhorce han costeado de sus bolsillos la implantación de sistemas de riego localizado (por goteo) frente a la práctica que consistía en regar por inundación –lo que permite ahorrar hasta un 70% de agua–, sus esfuerzos sirven de poco, o más bien de nada, porque las características del sistema hacen que no se pueda regar a demanda y que cuando comienza el calendario de riegos establecido por el Gobierno andaluz, se envíe desde los pantanos más agua de la que realmente se necesita. A ello se suma la mala calidad del riego por la alta salinidad de las aguas del embalse del Guadalhorce, que recibe vertidos salinos desde el manantial de Meliones".

Detalle de una de las cavidades (Agustín Rivera).
Detalle de una de las cavidades (Agustín Rivera).

El grupo municipal del PP insiste en mejorar y modernizar los riegos del Guadalhorce, "cuya necesidad es palpable y se ha vuelto a retrasar en la última revisión del Plan Hidrológico (2015-2021), que no prevé medidas inmediatas para resolver la situación fácilmente. Es más, el grueso de las inversiones para resolver los problemas en las canalizaciones de riego y abastecimiento de la zona tienen como horizonte el año 2027", según la propia Junta de Andalucía.

La corrección de los vertidos salinos al embalse del Guadalhorce fue declarada "acción prioritaria y urgente" en el Plan Hidrológico Nacional de julio de 2004 y junio de 2005. "¿Qué ha pasado para que posteriormente desapareciera de los planes de los siguientes años?", se pregunta un exresponsable de la Confederación Hidrográfica del Sur.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios