"tenemos que trabajar en la línea de juncker"

Saénz de Santamaría enfría la reforma de la Constitución pactada con el PSOE

La vicepresidenta deja claro que no se puede abrir sin tener garantías de un gran acuerdo como en el 78 y llama a revisar primero el Estado autonómico y pactar la nueva financiación

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. (Reuters)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. (Reuters)

Cuando Mariano Rajoy y Pedro Sánchez acordaron la vía del 155 en Cataluña, el líder del PSOE vendió que a cambio había arrancado el acuerdo de abordar la reforma de la Constitución en la comisión territorial del Congreso. La vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría ha sido muy clara enfriando ahora esa posible reforma constitucional. En un encuentro en Sevilla organizado por la SER para abordar los 40 años del 4-D andaluz, efeméride de las manifestaciones que sacaron a los andaluces a la calle, la dirigente del PP ha aplazado con claridad esa reforma.

"Tenemos que trabajar más en la línea de Juncker que de Junqueras", al abordar la reforma de la Constitución, defendió Sáenz de Santamaría. Como prioridad fijó evaluar primero el funcionamiento del Estado de las Autonomías y pactar la financiación autonómica. "Somos partidarios de un consenso muy amplio", defendió la vicepresidenta, dejando claro que no podría reformarse la Constitución sin un gran acuerdo de PP y PSOE "como mínimo" o con un pacto por debajo del acuerdo logrado hace 40 años. Ciudadanos, Podemos o los nacionalistas ya se han excluido de ese acuerdo. El PP entiende que no es el momento ni es esta la coyuntura.

"No podemos sustituir lo logrado entonces (1978) por una reforma constitucional con menos apoyos", advirtió Sáenz de Santamaría, que insistió en trasladar a los ciudadanos que no se puede abrir la reforma de la Constitución "para contentar a los independentistas". "Acertaremos si pensamos en el conjunto", sostuvo. Tras esa reforma habrá un referéndum para todos los españoles, añadió. "Hay que pensar en el momento final porque luego, ay ay, ay", dijo, "tiene que ser algo que asuma la inmensa mayoría".

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, junto al presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno. (EFE)
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, junto al presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno. (EFE)

La vicepresidenta compartió debate con el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno Bonilla, y ambos coincidieron en criticar la falta de gestión del Gobierno andaluz. "Hay que tener capacidad administrativa y política para ejecutar las cuentas públicas. El que no se ejecuten año a año es un problema de gestión y de responsabilidad política muy grave", señaló Saénz de Santamaría, cargando contra el Gobierno de Susana Díaz. En la misma línea Moreno Bonilla pidió "rigor en las cuentas públicas y eficiencia".

"La lealtad institucional es un pegamento muy importante en un Estado tan descentralizado", señaló la vicepresidenta aludiendo a esa lealtad como una característica del proceso autonómico andaluz. Fue uno de los mensajes más repetidos. La ahora vicepresidenta jugó un papel clave para que en 2007 se lograra un nuevo Estatuto de Autonomía de Andalucía con el consenso y el acuerdo de todos los partidos políticos excepto el Partido Andalucista.

El presidente del PP andaluz, nacido en Barcelona, anunció que hará campaña en Cataluña ante las autonómicas del 21-D. "Hay muchos catalanes defraudados, decepcionados por toneladas de mentira", señaló. Los partidos independentistas, señaló la vicepresidenta hablando directamente de la CUP, aseguró que los partidos "más anticatalanistas son ellos". "Son los que más daño han hecho a Cataluña. Primero han pensado en ellos, después en ellos y en tercer lugar en ellos y necesitamos un gobierno que piense en Cataluña", concluyó.

Saénz de Santamaría señaló como prioridad negociar un nuevo modelo de financiación "entre todos" y confió en que el nuevo Gobierno de Cataluña se incorpore al debate. Aseguró que Artur Mas ya trató sin éxito de lograr un pacto fiscal y defendió que el Gobierno de Rajoy "es una garantía de que no habrá privilegios".

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios