el doctor de la 'jet'

El psiquiatra al que 30 mujeres acusan de abusos: “Todo es por ánimo de venganza”

Reciben a Javier Criado en los juzgados al grito de “Ni una más” y despliegan una pancarta donde dejan claro que los delitos habrán prescritos pero “el dolor no prescribe”

Foto: Javier Criado, en unja imagen de su blog
Javier Criado, en unja imagen de su blog

“El dolor de las víctimas no prescribe. La culpa del abusador tampoco”. Con esta pancarta de fondo firmada por la Asociación de Víctimas de Abusos Veritas y sostenida por varias de las denunciantes entró el psiquiatra sevillano Javier Criado a los juzgados sevillanos a declarar como investigado por un presunto delito contra la integridad moral de sus pacientes. De fondo, tanto a la entrada como a la salida, todas gritaron: “Ni una más, ni una más”.

Criado se enfrentó a las preguntas de la fiscal, la juez y su abogado defensor y rehusó contestar al interrogatorio de la abogada de sus pacientes, Inmaculada Torres. Se presentó como víctima de una conspiración. ¿Cómo es que casi treinta mujeres que en la mayoría de los casos no se conocían entre sí hayan coincidido en relatar abusos sexuales y vejaciones en la consulta del afamado doctor sevillano? “Todo se debe al ánimo de venganza”, se limitó a responder el imputado, convencido de que todas estas mujeres han armado un relato falso en su contra poniéndose en contacto por los móviles.

El conocido como el psiquiatra de la aristocracia sevillana, un hombre muy bien relacionado y que ha gozado en todos estos años del apoyo y amparo de personas muy influyentes en la ciudad, se enfrenta a una denuncia menor en relación con otras que fueron archivadas al estimar la juez que los delitos estaban prescritos.

Trato vejatorio

La denunciante acudió también este martes por la mañana a declarar y se ratificó en su denuncia, informó su abogada. Estuvo acudiendo a la consulta de Criado en 2015, es el caso más reciente de todos los que se presentaron, durante unos dos meses, en seis o siete ocasiones. Fue víctima, según declaró ante la juez, de vejaciones y agresiones verbales, además de oír propuestas sexuales e insinuaciones del psiquiatra, narró en su declaración. Él la seguía citando aunque le reiteraba que no estaba enferma y tenía "mucho teatro".

El denunciado no quiso hacer declaraciones al término de su comparecencia ante la juez. Su abogado, el afamado penalista Francisco Baena Bocanegra, aseguró que “don Javier es un médico muy prestigioso en la ciudad y cuando termine este asunto hablará”. Criado aguantó sin inmutarse los gritos de sus presuntas víctimas mientras miraba airado a los periodistas que le asaeteaban con preguntas sobre cómo puede explicar que haya denuncias sobre treinta años de abusos a mujeres que acudían a su consulta.

“Don Javier es un médico muy prestigioso en la ciudad y cuando termine este asunto hablará", declaró su abogado

La abogada de las denunciantes aseguró que la titular del juzgado número 19 de Sevilla, Ana Escribano, preguntó a Criado sobre las denuncias, ya prescritas, de abusos sexuales con la protesta de su defensa. Tras desestimarse su petición de que declaren 24 mujeres que se presentan como víctimas, su siguiente paso será pedir la declaración de “un nuevo testigo de referencia”. La letrada Inmaculada Torres explicó que se ha pedido también la trascripción de las historias clínicas de sus pacientes porque son ininteligibles y cabe la sospecha de que hayan podido realizarse a posteriori.

Una conspiración

“Se ha limitado a decir que es todo una venganza. Venganza por qué. Cómo pueden treinta y tantas mujeres ponerse de acuerdo en su denuncia. No hay una explicación exacta ni coherente a esta pregunta”, sostuvo la abogada de las supuestas víctimas. Todos son “mentiras” y “ánimo de venganza” porque se negaba, por ejemplo, a elaborar informes para una baja médica o para acusar a una expareja por violencia de género. Una conspiración, ha sostenido en otras ocasiones, para forzar su dimisión como hermano mayor de Pasión, una de las hermandades más reputadas de la ciudad.

Antes de que Criado entrara en los juzgados algunas de sus víctimas han relatado a los micrófonos testimonios desgarradores. A su marcha, la mayoría no han podido aguantar y se han derrumbado entre lágrimas. Estas mujeres admiten que la denuncia que ha llevado al psiquiatra sevillano ante la juez como investigado es la de “menor envergadura” en relación a otras. “Yo fui víctima de abusos sexuales durante seis meses hace ya más de treinta años, cuando era muy joven. Estoy cansada. Ya no tenemos miedo ni vergüenza. La vergüenza es suya porque es un depravado. Ha abusado de adolescentes, de familiares, de muchas mujeres y ya no tenemos miedo. Te manipulaba. Te hacía sentir sucia. He estado 27 años sin decir nada a nadie ni siquiera a quien ha sido durante muchos años mi marido”, relató una de estas mujeres.

"Fui víctima de abusos sexuales durante seis meses hace ya más de treinta años. Era muy joven. Ya no tenemos miedo ni vergüenza", declaró una paciente

Apuntan al Colegio de Médicos, donde fueron a llevar sus casos en 2015 y que los puso en la vía penal, al trasladarlos a la Fiscalía, que aconsejó el archivo por estar prescritos pese a entender que existían “indicios serios de culpabilidad”. “No podemos entender cómo no hacen nada si tienen allí nuestros testimonios. ¿Dónde están mirando? Es muy humillante”, se preguntan estas mujeres tras ver sus denuncias por abusos sexuales prescritas en la vía penal. El órgano colegial asegura que tras el archivo “no caben más actuaciones” y esperan el desenlace de este último caso.

Fuerte medicación

Las mujeres, con varios relatos escalofriantes, advirtieron de que acudieron a la consulta del afamado pisquiatra porque se encontraban mal, tenían depresiones o traumas difíciles de superar y fueron medicadas con pastillas muy fuertes que anulaban su voluntad. “No se nos hubiera ocurrido jamás en la vida que íbamos a ser víctimas de abusos sexuales. Íbamos porque teníamos el alma rota y él nos drogaba para hacer con nosotras lo que les daba la gana”, relató otra de estas mujeres. El lenguaje soez y grosero, los tocamientos, las preguntas y las conversaciones reiteradas sobre sexo, mientras el doctor se tocaba y se masturbaba abrían paso, en algunos casos, a relaciones sexuales en la consulta y en su casa, con alcohol y entre copas, pese a la fuerte medicación a la que sometía a sus pacientes, coinciden estos relatos.

A mí me ha robado la vida. No he tenido adolescencia, ni terminé mi carrera universitaria, me lo ha quitado todo. No quiero que a nadie más le pase esto. Muchas de sus víctimas no pueden venir aquí porque están todavía muy mal. No pueden ni salir a la calle”, narró otra de sus pacientes. Hay varios intentos de suicidio. No denunció porque nadie la creía, ni siquiera sus padres que le aconsejaron guardar silencio para no señalarse en una sociedad donde podía más el miedo al escándalo. Toas llegaban muy mal y lo primero que recibían de Criado, según sus testimonios, eran insinuaciones y preguntas reiteradas sobre su vida sexual, insinuaciones, tocamientos...

"A mi me ha robado la vida. Me lo ha quitado todo. Estoy aquí para que no le pase a nadie más", declaró otra mujer visiblemente rota

“Esperamos justicia y que esto no se vuelva a repetir. Pedimos a las mujeres que denuncien, que lo que nos ha pasado a nosotras no le ocurra a ninguna más”, añadió otra de las miembros de la asociación Veritas. “Esto se sabía en Sevilla, lo sabía mucha gente pero cómo él estaba muy bien relacionado y muy bien visto, como iba a todas las fiestas de la ‘jet set’ de Sevilla, todo el mundo callaba y este hombre, que es gentuza, se sentía arropado”, contó otra de estas mujeres apostadas a la entrada del juzgado y que pidió anonimato.

Criado fue denunciado y detenido en 2005 y su caso fue archivado dos años más tarde, en 2007, por falta de pruebas. Sólo una mujer mantuvo entonces su testimonio. Fue en 2015 cuando más de veinte mujeres, que ya son más de treinta, acudieron al Colegio de Médicos de Sevilla a denunciar al psiquiatra. La mayoría de las denuncias acabaron archivadas al estar prescritas. Los delitos que denunciaban prescriben en 3,5 y 10 años. En algunos casos los abusos se remontan a principios de los 80. El denunciado sigue teniendo su título médico y consulta en Sevilla.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios