desafío catalán

Susana Díaz pide "no tirar por la borda" los últimos 40 años al reformar la Constitución

La presidenta insiste en que lo fundamental es "salvar nuestro orden constitucional y la convivencia" y asegura que "si grande es el desafío, mayor debe ser la unidad de España"

Foto: La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. (EFE)
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. (EFE)

La presidenta de Andalucía ahondó un poco más en lo que a su juicio debe tenerse en cuenta al abrir la reforma de la Constitución tras el desafío secesionista de Cataluña. Susana Díaz, que participó en un desayuno organizado por el Diario Córdoba, dejó claro que a su juicio una revisión de la Carta Magna no puede ser un pretexto para derribar el orden constitucional ni lo logrado en España en los últimos cuarenta años. Su mensaje se centró en advertir de que “no es momento de aventuras”, porque ya bastante hay con ‘el procés’, “ni de caminos que no conducen a ninguna parte”.

La también secretaria general del PSOE andaluz ha medido sus pronunciamientos en las últimas semanas en un intento de no interferir en el mensaje que lanzaba Ferraz y Pedro Sánchez, que se volcará con el PSC y Miquel Iceta en las próximas elecciones catalanas del 21-D.

Díaz sí que ha tomado la palabra “como presidenta de Andalucía”, explica siempre, para cerrar filas sin fisuras con el Gobierno, llamando a aplicar los mecanismos existentes para restituir la legalidad. El pasado viernes hizo una declaración institucional en este sentido y este lunes en Córdoba ha dado algún paso más.

Es el PSOE el partido que ha liderado la propuesta de reformar la Constitución para dar una salida a la crisis catalana. Los socialistas activaron en el Congreso una comisión territorial como vía para empezar a reformar la Carta Magna y de la que se han aislado Podemos y los independentistas. Pedro Sánchez y Mariano Rajoy pactaron previamente activar este mecanismo y el líder del PSOE ha mantenido al margen, hasta ahora, a los presidentes autonómicos de su partido.

Desde el PSOE andaluz se quejan de que todavía no se haya dado voz a los territorios ni a los presidentes autonómicos, insistiendo en que “las comunidades autónomas también son Estado”. De hecho, hay voces muy cualificadas que se preguntan por qué en unos momentos tan graves como éstos, para muchos “los más críticos desde 1975”, no se ha convocado ni al Comité Federal ni al Consejo Territorial. Ferraz, que alude a problemas de agenda, precisamente hoy ha convocado a una reunión el próximo 11 de noviembre.

Desde Andalucía

Susana Díaz dejó claro en su conferencia que va a “ejercer un papel importante” desde Andalucía, en representación de “casi nueve millones de españoles”. Consideró que lo que se vive hoy en Cataluña es “un gran problema” y llamó a resolverlo “entre todos juntos”. “Si grande es el desafío y grande la amenaza, mayor debe ser la unidad del país porque es mucho lo que está en juego”, sostuvo.

La presidenta andaluza fue muy clara llamando a no aprovechar la reforma de la Constitución para derribar lo logrado en los últimos 40 años y consideró importante que habría que repetir “los grandes consensos” logrados en la Transición. “Una cosa es la necesidad de hacer reformas, de adaptarnos a los nuevos tiempos y otra distinta es tirar por la borda lo que tanto esfuerzo nos ha costado levantar, el edificio institucional de nuestra democracia”, afirmó.

Los socialistas andaluces no se han pronunciado oficialmente sobre la reforma de la Constitución y remiten a lo aprobado en 2013 por el PSOE, en la llamada declaración de Granada, para señalar el camino que creen que habría que explorar. Sin embargo hay dudas sobre si el momento actual es el propicio y se prestar para encarar un debate con altura sobre este asunto.

"Una cosa es la necesidad de hacer reformas, entre ellas la de la Constitución y otra bien distinta tirar por la borda el edificio constitucional", dijo Díaz

Susana Díaz advirtió de que los andaluces no van a permitir que “nadie rescriba su historia”, utilizando las palabras idénticas que dedicó al líder de Podemos, Pablo Iglesias, que llamó a inspirarse en el proceso autonómico andaluz y la lucha del pueblo en sus calles para buscar hoy soluciones políticas a Cataluña. “Para acabar con esta etapa de nuestra historia, estos pescadorcillos de río revuelto aprovechan cualquier ocasión por mucho que saben que pueden poner en riesgo los intereses generales que deberían defender”, señaló la presidenta andaluza.

En ese sentido se mostró convencida de que “ya afortunadamente se ha dado cuenta todo el mundo”, aludiendo indirectamente a la crisis interna de Podemos y el último golpe de mano de Pablo Iglesias. “Se equivocan profundamente y que tengan la seguridad de que les pasará factura democrática”, añadió. “Una cosa es la necesidad de hacer reformas, entre ellas la de la Constitución”, dijo Díaz, “y otra cosa bien distinta es tirar por la borda lo que tanto trabajo nos ha costado construir juntos, el edificio constitucional de nuestra democracia”, concluyó, convencida de que ese no es el camino que quiere la mayoría del pueblo español. En su opinión se trata de convertir “una situación de riesgo en una oportunidad para todos”.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios