TENSIÓN ENTRE LOS SOCIALISTAS

El PSOE andaluz advierte al PSC: no cabe libertad de voto con el 155

"Nosotros creemos que habrá una propuesta por parte de la dirección del partido y entendemos que todos los miembros del grupo tendrán que asumirla", dicen

Foto: El portavoz del grupo parlamentario del PSOE en Andalucía, Mario Jiménez, el pasado 21 de mayo. (EFE)
El portavoz del grupo parlamentario del PSOE en Andalucía, Mario Jiménez, el pasado 21 de mayo. (EFE)

Los socialistas andaluces no admiten que ante la votación del artículo 155 de la Constitución haya libertad de voto de los senadores socialistas. El portavoz del grupo parlamentario del PSOE en Andalucía, Mario Jiménez, dejó claro que habrá una propuesta de la dirección del partido sobre el sentido del voto y que es esta directriz la que debe seguirse.

Se pronunciaron en este sentido después de que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, diera carta blanca al senador José Montilla, expresidente de la Generalitat, para votar con libertad en la votación del 155 en la Cámara Alta. Montilla no ha despejado aún cuál será el sentido de su voto.

"Nosotros creemos que habrá una propuesta por parte de la dirección del partido y entendemos que todos los miembros del grupo tendrán que asumirla. Si hay posiciones individuales, tendrán que responder quienes las mantengan al margen de la disciplina de voto del partido", sostuvo el portavoz andaluz. "Saben bien cuál es nuestra posición y la necesidad de responder de manera unida por parte de todos los grupos que estamos claramente en la defensa de la Constitución y del Estatuto de Autonomía de Cataluña", subrayó Jiménez. Sostuvo que justo en esa dirección han caminado la dirección federal del PSOE y el PP "para afrontar esta situación tan complicada".

Los socialistas andaluces siguen muy de cerca lo que ocurre con Cataluña, aunque intentan moderar sus pronunciamientos para evitar ruido con Ferraz y que no haya motivo para poner el foco en las diferencias entre Pedro Sánchez y Susana Díaz. Pero no es ningún secreto que desde Andalucía los socialistas vigilan de cerca al PSC, con quien la relación es muy tensa y de quien desconfían. Minutos antes de pronunciarse Mario Jiménez, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, eludió hablar sobre este asunto.

Susana Díaz, con un cartel de Iceta al fondo. (EFE)
Susana Díaz, con un cartel de Iceta al fondo. (EFE)

Justo hace un año, cuando se convocó el comité federal del 23 de octubre que decidió la abstención frente a Mariano Rajoy, el PSC estuvo y participó de esa decisión, pero no la acató. Celebró después un 'consell' nacional en el que defendió el no a la investidura. Los diputados del PSC en el Congreso votaron contra la investidura de Rajoy, pero no fue una decisión personal sino un choque de legitimidades y eso provocó la ruptura entre ambos y la revisión del protocolo entre PSOE y PSC.

En ese momento, hace un año, hubo voces que desde Andalucía clamaron por un divorcio consentido y una desconexión blanda que permitiera una escisión de los socialistas catalanes dentro de un acuerdo. Hoy, hay voces en el PSOE andaluz que recuerdan que esa hubiera sido una buena solución en el momento actual. También recuerdan que cuando los diputados del PSC se mantuvieron en el no a Rajoy, fueron más allá al presentarse "como héroes políticos", una situación que confían —en un momento tan delicado como el actual— que no vuelva a producirse. "Sería intolerable", zanjan.

Sobre la propuesta de Miquel Iceta de dar soluciones a Cataluña dentro de un gran pacto de Estado, los socialistas andaluces compartieron que "existe un problema político" que tiene que afrontarse y se mostraron dispuestos a abrir vías para dar soluciones, pero dejando claro que Andalucía también estará ahí. "Hay que resolver problemas de convivencia y de encaje", señaló Jiménez, que añadió que las decisiones que se tomen para llegar a ese acuerdo deben producirse dentro de "una reforma constitucional que pueda significar más autogobierno para Cataluña". "Andalucía también aspira al máximo autogobierno que dice la Constitución y si se trata de reformar la financiación, Andalucía también tiene problemas".

El líder del PSC, Miquel Iceta, y Pedro Sánchez. (EFE)
El líder del PSC, Miquel Iceta, y Pedro Sánchez. (EFE)

Ante la posibilidad, como claman el PSC y portavoces como Margarita Robles, de que Carles Puigdemont convoque elecciones y se frene así el 155, los socialistas andaluces no quisieron pronunciarse. "El detalle del acuerdo de los grupos políticos que permitió que el Gobierno iniciara los trámites del 155 no lo conocemos, por eso no nos vamos a pronunciar sobre si la convocatoria de unas elecciones podría aplicar el 155. Esa materia la conocerá la dirección federal", dijo prudente Mario Jiménez.

Detrás hay un profundo malestar porque Ferraz no está informando como al PSOE andaluz le gustaría de los detalles de ese acuerdo. Y la sospecha también de que el PSC de Iceta sí que tiene información puntual y podría estar influyendo de forma determinante en las decisiones que se adoptan desde el equipo de Pedro Sánchez.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios