Susana Díaz vota con C's en apoyo al Gobierno ante el desafío secesionista
  1. España
  2. Andalucía
tras un debate kafkiano

Susana Díaz vota con C's en apoyo al Gobierno ante el desafío secesionista

El PSOE andaluz se salta la orden de Ferraz de no apoyar la iniciativa después de que Podemos hiciera saltar por los aires un acuerdo de última hora

placeholder Foto: La presidenta andaluza, Susana Díaz. (EFE)
La presidenta andaluza, Susana Díaz. (EFE)

El Parlamento de Andalucía ha dado su respaldo expreso al "Gobierno, el Tribunal Constitucional, el Ministerio Fiscal y al resto de representantes del poder judicial y de autoridades públicas" para que adopten todas las medidas que sean necesarias para impedir la organización de referéndum de secesión en Cataluña.

El PSOE andaluz ha votado, junto al PP, a favor de la iniciativa de Ciudadanos tras un debate kafkiano. Ferraz había dado orden expresa de no apoyar la iniciativa después de que un texto idéntico fuera rechazado en el Congreso la pasada semana. Los socialistas andaluces han tratado de buscar hasta el último minuto una salida que le permitiera votar con Ciudadanos y PP sin desobedecer a Ferraz. En ese intento presentaron durante el debate una enmienda 'in voce' que apostaba por el diálogo: "El Parlamento de Andalucía apuesta por el entendimiento institucional para la resolución de problemas políticos una vez garantizando el cumplimiento estricto de la ley y el respeto a nuestro ordenamiento constitucional". Ciudadanos aceptó añadir ese texto, al contrario de lo que había ocurrido en Madrid. Ferraz transmitió entonces que estaba de acuerdo con votar a favor.

Los socialistas andaluces han tratado de buscar hasta el último minuto una salida que le permitiera votar con C's y PP sin desobedecer a Ferraz



Pero cuando ya todo estaba encarrilado, Podemos Andalucía apeló al Reglamento de la Cámara para asegurar que se oponía a la tramitación de esa enmienda 'in voce'. Se necesita el acuerdo de todos los grupos políticos para incorporar ese tipo de enmiendas. Primero pataleó asegurando que a ellos le hicieron lo mismo en el pleno anterior. Después explicaron que no tenían las enmiendas por escrito y se incumplía el Reglamento. El resultado de esa maniobra parlamentaria es que lograban de nuevo poner al PSOE a los pies de los caballos aunque esto supusiera rechazar abrir vías de diálogo en las instituciones.

Después de todo este embrollo, difícil de comprender a escasas 48 horas del referéndum en Cataluña y en plena escalada de tensión, Susana Díaz optó por el voto a favor a pesar de que otras comunidades, como Extremadura o Cantabria, sí han acatado sin rechistar la orden de la dirección federal de no dar oxígeno a Ciudadanos. En Ceuta se votó a favor después de que la formación naranja aceptara incluir una apelación al diálogo, como pidió la dirección federal del PSOE. En el turno de sesión de control, un par de horas antes de que se votara la iniciativa sobre Cataluña, Díaz ya lo anticipó: "Andalucía va a estar en la defensa del Estado de derecho, la ley y la Constitución". "Es más que conocida mi posición, nunca he sido equidistante en este tema", aseguró, tras advertir que España está "ante el mayor desafío a la democracia desde el 23-F".

El veto de Podemos, "pura irresponsabilidad"

Ferraz mostró indiferencia aunque no ocultó que hubiera preferido la abstención. En Extremadura o Cantabria sí que se ha acatado la orden de la dirección federal y en Ceuta lograron el visto bueno tras apelar al diálogo. El mensaje que envía la dirección federal es que Susana Díaz está sola. Ella se incorporó al debate en el hemiciclo andaluz cuando el PSOE tomó la palabra, no antes.

El portavoz socialista, Mario Jiménez, tachó de "pura irresponsabilidad y frivolidad" el veto de Podemos a las enmiendas socialistas que habían logrado el acuerdo al hablar de la necesidad de entendimiento. Jiménez hizo una intervención sin ambigüedades. "El Estado tiene que responder con moderación pero con contundencia, utilizando todos los recursos", señaló y convencido de que "frente a quien lo agrade, el Estado tiene que reaccionar con la ley en la mano". El portavoz del PSOE andaluz consideró el referéndum "la mayor estafa a un pueblo", "un fraude". "Cuidado con las banderas y los monstruos que se generan porque puede acabar generando violencia", advirtió.

Juan Marín defendió que esa proposición trataba de clarificar "dónde estamos, del lado de la ley o enfrente" y afeó a Podemos sus "triquiñuelas"

El promotor de la iniciativa, Juan Marín, defendió que esa proposición trataba de clarificar "dónde estamos, dónde nos situamos, del lado de la ley o enfrente" y afeó a Podemos sus "triquiñuelas" para evitar la tramitación de las enmiendas socialistas. "Hace once años que Ciudadanos nació en Cataluña, en el seno de la sociedad civil catalana para decirle que la corrupción estaba corrompiendo las instituciones en Cataluña, que mientras que decían que 'España nos roba' estaban llevándoselo calentito con las comisiones del 3%", aseguró en el debate.

Desde las filas del PP andaluz, Carmen Crespo, calificó el referéndum de "un ejercicio de tiranía que nadie puede defender y que tiene nombres y apellidos". "Han montado un relato de ficción, la democracia no es solo votar, eso se hace también en regímenes totalitarios. No se trata de votar sino de votar conforme a la legalidad. No puede decidir una parte de este país sobre todos", denunció sobre el Gobierno catalán. "El fascismo es incumplir las leyes adrede y el procés no es un movimiento democrático", sentenció.

Frente al llamado bloque constitucionalista, con PSOE, PP y C'S, se situaron IU y Podemos. "No se sumen al bloque centralista y reaccionario. Súmense a los espacios federales. No legitimen la dinámica de acción-represión", reclamó al PSOE el portavoz de IU, Antonio Maíllo. Desde Podemos, Juan Ignacio Moreno Yagüe, acusó al Gobierno del PP de "saltarse al Senado y aplicar el 155" sin autorización. "Lo hacen solamente por enfrentarse a Pedro Sánchez o de verdad se lo creen", apeló a los socialistas. "Nos han llamado populistas y sólo decimos que el referéndum no debe dar ningún miedo. Nadie propone soluciones", lamentó.

Referéndum Cataluña 1-O Consulta catalana 1-O Independencia de Cataluña Susana Díaz
El redactor recomienda