Es noticia
Menú
Susana Díaz arrincona a los sanchistas con bronca, líos de censo, denuncias y pataleo
  1. España
  2. Andalucía
primarias andaluzas

Susana Díaz arrincona a los sanchistas con bronca, líos de censo, denuncias y pataleo

Solo en tres provincias, Málaga, Granada y Almería, habrá urnas, al lograr los críticos el 20% de avales del censo, aunque los alineados con Ferraz sacan pecho por los apoyos exhibidos

Foto: La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz. (EFE)
La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz. (EFE)

El próximo 1 de octubre no se sabe si se abrirán las urnas en Cataluña, pero sí se conoce ya que habrá papeletas en el PSOE de Málaga, Granada y Almería. El primer motivo de indignación es la fecha elegida. Aunque se fijó conforme a los plazos marcados en los estatutos, los candidatos críticos y afines a Pedro Sánchez se muestran convencidos de que hubiera sido mejor abrir las urnas cualquier otro día.

Después de que Susana Díaz convirtiera su proclamación como secretaria general del PSOE andaluz en un paseíllo, sin candidato alternativo y escenificando sus diferencias con Pedro Sánchez en el congreso regional de finales de julio, el nuevo capítulo toca escribirlo a las provincias. Los críticos han logrado que haya votación en tres de ocho: Málaga, Granada y Almería.

20% del censo

Los socialistas andaluces lograron introducir en las reglas de juego la posibilidad de que las primarias siguieran rigiéndose por las normas antiguas en caso de congresos ya convocados. Era el caso de todos los andaluces, que fueron convocados a la carrera tras la estrepitosa derrota de Díaz frente a Sánchez. Por eso, en Andalucía los candidatos sanchistas que quisieran presentarse frente a los designados por el aparato andaluz debían reunir un 20% de avales respecto al censo y no el 3% aprobado en el último congreso federal, donde se plantean unas primarias a doble vuelta. Como ejemplo, en Madrid, con el 2% —es considerada federación, no provincia—, habrá tres candidatos. En Andalucía, tres en ocho provincias.

placeholder El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en el acto político en la Fiesta de la Rosa en Gavà. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en el acto político en la Fiesta de la Rosa en Gavà. (EFE)

Tras la tensión del último congreso regional, la orden directa de los andaluces afines a Pedro Sánchez fue buscar candidatos alternativos. Cambió la estrategia respecto a la seguida en el regional, donde se dio orden de que nadie saliera a medirse con Susana Díaz. Los sanchistas sabían que lo iban a tener difícil, daban por hecho que no lo conseguirían en la mayoría de las provincias, pero querían exhibir avales para mandar el mensaje de que el PSOE andaluz no es un partido con voz única y sin críticos frente a la dirección regional. Son minoría, admiten, pero están ahí y “el descontento sigue creciendo”, apunta una voz cualificada de estos críticos. Mientras, Díaz ha pedido el apoyo incondicional de los alcaldes.

Cinco provincias susanistas

En Sevilla, Jaén, Huelva, Cádiz y Córdoba, los candidatos oficiales ya han sido proclamados secretarios generales al no tener rivales. Verónica Pérez, del núcleo duro de Susana Díaz y conocida cuando en plena guerra con Pedro Sánchez se proclamó “la única autoridad” del partido a las puertas de Ferraz, presentó más de 6.300 avales, una cifra importante. La sanchista Eva Patricia Bueno, respaldada “a título personal”, entre otros, por Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, no logró apoyos suficientes, aunque los suyos insisten en que se quedó “a las puertas”. También en Jaén revalidó la secretaría general sin apenas problemas Francisco Reyes.

En Huelva repite también Ignacio Caraballo, actual líder provincial. Su contrincante, José Martín, no presentó sus avales, aunque denuncia “irregularidades graves” y acudió a la comisión de garantías para reclamar que se abrieran las urnas para todos los candidatos que quisieran presentarse, aun sin tener apoyos suficientes.

Contra las quinielas, tampoco habrá votación en Cádiz, donde la presidenta de la Diputación, Irene García, fue proclamada secretaria general tras no reunir avales suficientes el sanchista Jesús Ruiz Cayuso. La gaditana es una de las provincias donde se contaban más críticos contra Susana Díaz.

Contra las quinielas, los críticos se desinflaron en Cádiz. Sevilla, Jaén y Huelva se confirman como las provincias más fieles al susanismo

También hubo bronca y un tenso recuento de avales en Córdoba, donde finalmente solo se proclamó candidato Antonio Ruiz, presidente de la Diputación y el elegido por el aparato para relevar a Juan Pablo Durán, presidente del Parlamento andaluz, que ha tardado más de dos años en dejar su cargo orgánico, aunque anunció que lo haría de forma inmediata tras tomar posesión en la Cámara andaluza.

Denuncias en Córdoba

En esta provincia, la candidata sanchista, Teba Roldán, anunció que acudiría a pedir amparo a la comisión de garantías e impugnó los avales validados, al considerar que habían dejado fuera muchas firmas de la militancia. Para hacerse una idea de lo ajustado de los números, Teba Roldán, que ha contado en sus actos con el apoyo de Carmen Calvo, miembro de la ejecutiva federal, y Odón Elorza, presentó 866 avales que, tras el recuento oficial, se quedaron en 739. Hubiera necesitado 816. Desde la dirección provincial niegan ningún tipo de irregularidad.

placeholder El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía, José Luis Ruiz Espejo, saluda a una funcionaria. (EFE)
El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía, José Luis Ruiz Espejo, saluda a una funcionaria. (EFE)

En Málaga, la tensión prorrogó el recuento de avales hasta altas horas de la madrugada. Finalmente, José Luis Ruiz Espejo, el sustituto designado por Miguel Ángel Heredia, sí que tendrá que enfrentarse al sanchista Rafael Fuentes. El primero presentó 3.445 avales, de los que fueron validados 3.265, y el segundo 1.504, de los que se validaron 1.290. El tope del 20% del censo estaba en 1.277.

En Málaga, "todo fue kafkiano"

En Málaga todo fue “kafkiano”, según fuentes socialistas presentes en el recuento. La situación se complicó porque la dirección consideró que la aplicación enviada por Ferraz y la herramienta informática oficial para contar avales no era fiable y aplicó un censo físico que tenía la ejecutiva de Heredia con fecha de abril. Se supone que solo la dirección federal puede manejar los censos.

La bronca fue tremenda, aunque los ánimos de los críticos se han calmado al conseguir pasar la barrera de avales y saber que se abrirán las urnas. Aun así, denuncian que se ha hecho “lo imposible” y hablan de todo tipo de maniobras para descabalgar al candidato sanchista. Desde la dirección del PSOE de Málaga, lo niegan tajantemente y aseguran que solo hubo “problemas técnicos” que obligaron a improvisar el censo para el recuento. En la propia acta que avala los resultados se admite este cambio de criterio saltándose las órdenes precisas de Ferraz. Heredia fue llamado a dar un paso atrás por Susana Díaz por concitar mucho rechazo en sus filas y ante el temor a que perdiera frente a otro candidato.

En Granada, el sanchista no llegó, pero habrá dos candidatos, y en Almería la pugna está más abierta, con tres aspirantes

Algo parecido ocurrió en Granada con la secretaria general, Teresa Jiménez, que también anunció su retirada. En esta provincia habrá finalmente dos candidatos y también votarán los militantes. El presidente de la Diputación granadina, José Entrena, que presentó 2.276 avales, se enfrentará a Noel López, con 2.006 avales, así que la disputa será muy reñida. El candidato que se entendía como más próximo a Pedro Sánchez, Chema Rueda, quedó fuera de la carrera.

También está abierto el control del partido en Almería, la única provincia donde habrá tres candidatos. José Luis Sánchez Teruel tendrá que enfrentarse a Antonio López Olmo y Juan Carlos Pérez Navas para ser reelegido secretario provincial.

Debilidad en Andalucía Oriental

Susana Díaz ganó en todas las provincias andaluzas en las primarias frente a Pedro Sánchez, aunque obtuvo menos votos que avales y en Málaga, Granada, Almería y Cádiz logró porcentajes a su favor, pero más ajustados frente al secretario general. En la Andalucía Oriental coincide que es donde el PSOE obtiene tradicionalmente los peores resultados electorales.

Los sanchistas se apuntaron un 37% de apoyos en Andalucía. Ahora vuelven a sumar todos los avales presentados para dejar claro que no son tan pocos como defiende el aparato regional. Por su parte, desde la dirección andaluza celebraron lo ocurrido y dejaron claro que el liderazgo de Díaz no tiene fisuras en Andalucía. Su plan tras perder las primarias fue refugiarse en la comunidad andaluza, y para ello se lanzó a revalidar su liderazgo y ordenó que no se abrieran grietas en las provincias. De momento, solo en tres no ha logrado sus planes, aunque los favoritos en las urnas siguen siendo sus candidatos.

El próximo 1 de octubre no se sabe si se abrirán las urnas en Cataluña, pero sí se conoce ya que habrá papeletas en el PSOE de Málaga, Granada y Almería. El primer motivo de indignación es la fecha elegida. Aunque se fijó conforme a los plazos marcados en los estatutos, los candidatos críticos y afines a Pedro Sánchez se muestran convencidos de que hubiera sido mejor abrir las urnas cualquier otro día.

Susana Díaz Pedro Sánchez
El redactor recomienda