Ángeles Muñoz se compromete a devolver la estabilidad a Marbella en 21 meses
  1. España
  2. Andalucía
recupera la alcaldía entre ataques de la oposición

Ángeles Muñoz se compromete a devolver la estabilidad a Marbella en 21 meses

La edil, que perdió el cargo después de que PSOE, IU y OSP acordaran un Gobierno de coalición con Podemos, retorna con una nueva forma de regir, “la del sentido común y la buena gestión”

placeholder Foto: Ángeles Muñoz recupera el bastón de mando de la ciudad de Marbella. (A. de la Gama)
Ángeles Muñoz recupera el bastón de mando de la ciudad de Marbella. (A. de la Gama)

Ángeles Muñoz vuelve a tener entre sus manos el bastón de mando de la ciudad de Marbella. Su salida del consistorio ha sido casi en volandas y arropada por la policía. Cerca de 200 personas la despidieron con pitos y gritos de “corrupta y traidora”. Su nueva andadura política, después de haber estado en el cargo entre 2007 y 2015 —años en los que gobernó con mayoría absoluta—, anuncia que va a ser de consenso.

Ángeles Muñoz abandona el ayuntamiento entre abucheos

La edil perdió el cargo en las anteriores elecciones, después de que PSOE, IU y OSP acordaran un Gobierno de coalición con la formación de Podemos. Ahora retorna con una nueva forma de regir, “la del sentido común y la buena gestión”. En el salón de plenos, como en otras sesiones de mociones de censura que se han celebrado en este lugar, los gritos de "corrupción" de la gente en el exterior resonaban en sus paredes. Tras producirse la votación de la moción de censura registrada por el PP y Opción Sampedreña (OSP) contra el alcalde socialista, José Bernal, los ánimos se templaron.

Conejo: “Son como las garrapatas”

El pleno de debate de la moción, que fue firmada por los dos ediles de OSP, Manuel Osorio y Rafael Piña, y 12 de los 13 concejales del PP, ha comenzado a las 12:00 y la exalcaldesa de Marbella Ángeles Muñoz ha logrado así volver a ser la mandataria municipal. El equipo de gobierno formado por el PP y sus socios independentistas OSP contará con mayoría absoluta para gobernar durante los próximos 21 meses. “Está asegurada la estabilidad de esta ciudad, que con el tripartito encabezado por Bernal la estaba perdiendo. Tenemos mucho trabajo por delante”, aseguró la edil a El Confidencial.

Caras sonrientes entre los populares. El presidente del PP provincial, Elías Bendodo, señaló a El Confidencial: “Hoy solo se plasma el deseo que expresaron los ciudadanos marbellíes hace dos años, al ser la formación política que ganamos las elecciones municipales. Vamos a poner de nuevo a Marbella en lo más alto”.

Cada formación, con los suyos en los banquillos. Por el PP, Elías Bendodo, Patricia Navarro, Esperanza Oña, Joaquín Ramírez, Manuel Marmolejo y Margarita del Cid. Por los socialistas, el número tres del PSOE andaluz, Francisco Conejo, el diputado José Andrés Torres Mora, los alcaldes de Torremolinos, Benalmádena y Ojén —José Ortiz, Víctor Navas y José Antonio Gómez respectivamente—, el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Málaga, Daniel Pérez, y la parlamentaria Marisa Bustinduy.

El socialista Conejo volvió a confirmar a El Confidencial su teoría de la conspiración: “Javier Arenas, vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, es el muñidor de excepción y promotor de la moción de censura que acaba de tener lugar hoy aquí. El pueblo lo sabe, que la moción está bendecida por el padrino de la Gürtel. Esa es la tarjeta de presentación del nuevo Gobierno del PP y de los independientes de San Pedro en esta ciudad. Ponen fuera de la alcaldía a un hombre honrado, que se llama Pepe Bernal". El socialista malagueño asegura que el PP “es una garrapata cuando tiene que mantener el poder” por lo que, ha señalado, los populares siguen “sin acatar ni admitir” una sentencia judicial que declara ilegal el cambio de los estatutos de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental.

Lectura del Evangelio por Podemos

El pleno para debatir la moción de censura, que ha estado presidido por la concejala de más edad, Ana Leschiera, y Manuel García, ha durado una hora y media. Han llamado poderosamente la atención las palabras de la presidenta, que, nada más revalidar la votación el PP, ha dicho textualmente: “Vuelven al cortijo”. A esas alturas, ya estaba Ángeles Muñoz en pie agradeciendo a sus socios de gobierno su vuelta con dos besos a cada uno.

"Toca poner los pies en el suelo, por eso he presentado mi candidatura", ha dicho Muñoz durante su discurso. "Ni somos dogmáticos ni sectarios, esta ciudad necesita un cambio. Queremos estar dentro de los debates de la Unión Europea y aplicaremos todos los recursos para seguir con lo que ya empezamos", ha defendido. Durante su intervención, la aspirante ha prometido también trabajar para lograr atraer un "turismo de calidad" en la ciudad malagueña.

Minutos después, ha llegado el turno del alcalde destituido, el socialista José Bernal, quien ha defendido que "Marbella es hoy una ciudad con menos miedo y más libre". En este sentido, ha dicho que es un "demócrata" y no cuestiona a los que rompieron su pacto, refiriéndose así a los dos ediles de OSP, pero sí ha dicho que no "merecía la censura" de sus compañeros. "No sé si he sido un buen alcalde, eso lo tendrá que decidir el pueblo, pero ser el alcalde de Marbella es lo mejor que me ha pasado".

Más duros se han mostrado los de Izquierda Unida, quienes han tachado a los ediles de OSP de "traidores" y han abandonado el pleno cuando ha llegado el turno de tomar la palabra de este partido. "El golpismo de OSP es una vergüenza y una traición", han criticado.

Podemos hizo la alocución más breve y dura. El concejal Kata llamó "Judas" y leyó frases del Evangelio a los dos concejales de OSP que apoyaron la moción de censura. Les leyó el versículo cuando Judas 'vendió' a Jesucristo. Después de la lectura, el edil increpó a Piña: “¿Por qué haces esto? Vas a pasar a la historia de este municipio como la nueva Isabel García Marcos. La vergüenza de todos, porque sois unos traidores”.

Así ha logrado el PP volver a la alcaldía

La alcaldesa, quien ya ostentó el bastón de mando en el pasado mandato, logró 13 concejales en las pasadas municipales, frente a los 14 conseguidos por los cinco grupos restantes, por lo que tras un pacto entre socialistas, OSP e IU, además de contar con el apoyo de Costa del Sol Sí Puede (CSSP), aupó al PSOE a la alcaldía. Algo más de dos años después, OSP ha llegado a un acuerdo con el PP, días después de decir que renovaba el pacto con el PSOE, para presentar de manera conjunta una moción de censura que devuelve a los populares a la alcaldía.

El pasado 11 de agosto, a última hora del día, el presidente y vicepresidente de Opción Sampedreña (OSP), Manuel Osorio y Rafael Piña, respectivamente, anunciaron que su formación firmaría una moción de censura con el PP para gobernar el municipio hasta 2019. La decisión fue tomada por mayoría en una votación del Consejo Consultivo formado por 31 personas, insistiendo entonces en que la decisión de convocar al Consejo Consultivo para barajar un posible cambio de gobierno se adoptó después de que los dos ediles de Costa del Sol Sí Puede (CSSP), la marca local de Podemos, anunciaran públicamente que rompían el pacto de investidura del alcalde José Bernal y que no garantizaban el apoyo a los Presupuestos municipales de 2018.

Así, el 14 de agosto, el PP y Opción Sampedreña registraron la moción de censura. Al respecto, la presidenta del PP y futura alcaldesa, Ángeles Muñoz, destacó que ambos grupos habían alcanzado un acuerdo para gobernar "en común y con intereses comunes" el municipio hasta 2019, subrayando la legitimidad de su partido para firmar la moción de censura tras ser el más votado en los comicios de 2015.

Precisamente este pasado lunes, un día antes del debate de la moción, PP y OSP firmaron el acuerdo para que ambas formaciones gobiernen el municipio hasta 2019. Bernal, por su parte, insistió en que no ve motivos para presentar una moción de censura en el municipio y cree una "excusa" que se cargue contra el grupo Costa del Sol Sí Puede, cuyos dos votos son necesarios para que el equipo de gobierno saque adelante sus proyectos aunque no forma parte de él: "Es una excusa y no el motivo".

Por la puerta de atrás

Finalizada la sesión plenaria y ante un fuerte dispositivo policial, los concejales socialistas han salido al balcón del ayuntamiento para saludar a los simpatizantes que estaban abajo. La alcaldesa no lo hizo con sus nuevos socios sampedreñistas, pese a las peticiones de los afiliados que se encontraban en la plaza de los Naranjos y gritaban “alcaldesa, alcaldesa”.

Otro de los eslóganes coreados a las puertas del consistorio era: "Pepe, amigo, el pueblo está contigo", cánticos ante los que José Bernal y el resto de concejales se abrazaban con los suyos entre lágrimas. A las dos de la tarde, Ángeles Muñoz abandonaba el edificio consistorial. A los “dos Judas de OSP”, como los llamó Podemos, nadie les vio salir. “Si salen por aquí, nos los comemos vivos”, decían los congregados. “Qué fácil es venderse por un puñado de parné”, cantaba una señora.

El nuevo Gobierno presidido por Ángeles Muñoz empieza su trabajo en septiembre con duros retos. Uno de ellos, el desbocado caballo de batalla del urbanismo: la recuperación de la normalidad urbanística de la ciudad, que aún se rige por el PGOU de 1986 después de que el aprobado en 2010, durante su primer mandato, fuese anulado por el Tribunal Supremo.

La regidora, según ha anunciado, ya ha acordado con sus socios ajustar a la legalidad el PGOU de 1986 con la aprobación de su texto refundido, e impulsar su revisión con la redacción de un nuevo documento. El acuerdo también señala el establecimiento de los mecanismos necesarios para agilizar la tramitación de las licencias urbanísticas. Solo 21 meses tiene como plazo antes de las elecciones de 2019. Todo un reto de gobernabilidad.

Partido Popular (PP) Moción de censura Marbella Ángeles Muñoz
El redactor recomienda