la autopsia confirma el suicidio

El exbanquero tendrá un funeral privado este jueves en su Linares natal

Familiares, conocidos y allegados están llegando ya al tanatorio Las Quemadas de Córdoba. No se ha visto ni a su mujer ni a su hija, que podrían dirigirse a Linares, donde se depositarán sus cenizas

Foto: Unos operarios de la funeraria trasladan el féretro con el cadáver del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa.
Unos operarios de la funeraria trasladan el féretro con el cadáver del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa.

Miguel Blesa fue incinerado a las 14:00 horas en el tanatorio de Las Quemadas, en Córdoba. El exbanquero apareció ayer muerto con un tiro en el pecho en una finca de Sierra Morena a la que acudía de forma habitual a cazar. Familiares cercanos confesaron a El Confidencial que el entierro será mañana en Linares, localidad en la que hace 69 años nació en exbanquero. Tendrá lugar sobre las 11:30 horas y será privado.

Una vez finalizada la autopsia, que dictamina que Blesa se suicidó, el féretro con los restos mortales de Blesa llegaron a primera hora de la mañana al tanatorio. "Se trata de una muerte por autolesión por arma de fuego", reza el informe de la autopsia que se le ha practicado a primera hora de la mañana en el Instituto Anatómico Forense de Córdoba y que confirma el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

[La vida de Miguel Blesa, en fotos: lujos, excesos y juicios]

Los familiares, entre ellos sus hermanos Ramón y Miguel Luis, y varios conocidos y allegados fueron llegando a lo largo de la mañana a la sala Séneca del tanatorio cordobés, reservada para la familia. No se ha visto por el momento ni a su mujer Gema Gámez ni a su hija Cus, que podrían dirigirse directamente a Linares, donde la familia tiene previsto depositar mañana sus cenizas.

"Como a Barberá, le ha matado la presión"

Ramón Blesa y Fermín Gallardo, uno de los gestores de la finca y amigo del exbanquero, han conversado durante varios minutos en la cafetería del tanatorio. Gallardo fue quien llamó a la mujer de Blesa para comunicarle lo ocurrido. A su entrada al tanatorio, ha asegurado que estos últimos cuatro meses han sido muy difíciles para su amigo. "Como a Rita Barberá, a Miguel le ha matado la presión", ha dicho para confirmar que llegó a la finca sin apenas equipaje, con "una camisa y unos calzoncillos, cuando él siempre venía con su maleta bien ordenada y completa". "Estaba muy raro, es muy ordenado y llegó a las dos de la mañana. Me avisó de que venía cuando estaba ya en la carretera y eso no es normal en él", ha continuado para confirmar también que el expresidente de Caja Madrid llegó al coto de caza con su propia escopeta.

Las medidas de seguridad tomadas a petición de la familia en el tanatorio de Las Quemadas impide el acceso a las cámaras que están en las puertas del edificio. Trabajadores del centro confirman a este medio que se les ha pedido total discreción y que se evite la presencia de periodistas en el interior del edificio.

El plan de Blesa para acabar con su vida

Todo estaba planeado. Según ha publicado este jueves El Confidencial, Blesa sabía cómo, cuándo y dónde acabar con su vida. “Siempre llamaba con bastante antelación para avisar de que quería disponer de la finca para cazar”. Esta vez, sin embargo, Blesa telefoneó para informar de su llegada cuando estaba a solo 80 kilómetros de Córdoba. Estos son algunos de los pocos detalles confirmados que relatan desde su entorno familiar cuando reconstruyen el último viaje del financiero jienense,

El expresidente de Caja Madrid solía siempre agendar sus escapadas a Villanueva del Rey con Fermín Gallardo pero, esta vez, no fue así. Desde hacía dos semanas quería ir al coto, avisaba un día antes pero lo cancelaba en el último momento sin explicación ninguna.

A partir de este punto, todo parece formar parte del plan de Blesa para acabar con su vida. Tras llegar a la finca de madrugada (2:00 horas), hizo noche en las instalaciones del complejo y por la mañana desayunó con los presentes: su amigo, dos guardas y la mujer de uno de ellos, encargada del servicio. El expresidente de Caja Madrid interrumpió el café para dirigirse al coche y aparcarlo a la sombra. Antes de abandonar las dependencias, preguntó a Alcaide si tenía el teléfono de su mujer "por si pasaba algo". Era una pregunta trampa, una excusa para facilitárselo antes de salir. "Momentos después, el personal escuchó un disparo y se lo encontraron sin vida y con un tiro causado por su rifle".

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios