tras perder las primarias

Susana Díaz revoluciona su Gobierno con fichajes más jóvenes y a pie de calle

La presidenta de la Junta se citó con los ocho líderes del PSOE andaluz en un almuerzo este jueves tras el debate con el que 24 horas puso en marcha su 'operación retorno'

Foto: La secretaria general del PSOE de Andalucía y presidenta de la Junta, Susana Díaz. (EFE)
La secretaria general del PSOE de Andalucía y presidenta de la Junta, Susana Díaz. (EFE)

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha abierto una profunda crisis en su Ejecutivo. En la remodelación ha prescindido de los consejeros de Empleo, José Sánchez Maldonado, Sanidad, Aquilino Alonso; Educación, Adelaida de la Calle; Justicia, Emilio de Llera, y Agricultura, Carmen Ortiz. Al frente de estos departamentos estarán Javier Carnero (Empleo); Marina Álvarez (Salud); Sonia Gaya (Educación); Rosa Aguilar (Justicia); Rodrigo Sánchez Haro (Agricultura).

Además, como nuevo portavoz del Gobierno, Díaz sitúa a Juan Carlos Blanco, mientras que su antecesor, Miguel Ángel Vázquez, pasa a la Consejería de Cultura.

El cambio llega un día después de comparecer en el Parlamento para remontar el vuelo en Andalucía tras la derrota en las primarias del PSOE, la dirigente socialista ha precipitado los cambios en su Ejecutivo. Su nueva hoja de ruta, con 31 medidas de calado social y con rumbo más a la izquierda, tendrá a los mandos a un nuevo Gobierno que en los dos próximos años impulse su gestión tras muchos meses dedicados a las batallas internas en el PSOE. El peligro de perder Andalucía tras 40 años ininterrumpidos en el poder ha encedido las alarmas.

Susana Díaz reunió a los ocho secretarios provinciales del PSOE andaluz en un almuerzo este jueves. Según algunos de los asistentes a esa cita, Díaz no expresó abiertamente que fuera a hacer el cambio de Gobierno aunque la inminencia de la crisis flotaba en el ambiente. La secretaria general del PSOE andaluz expresó la necesidad de dar un impulso a la acción de Gobierno en los dos años que quedan de legislatura y convertir en hechos las promesas que horas antes había lanzado en el Parlamento andaluz. Entre otras, universidad gratis para los alumnos que aprueben, una renta social o nuevas infraestructuras sanitarias, además de guiños a las plantillas de profesores y de la sanidad.

Desfile de consejeros

El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, había reclamado cambios en Educación, Sanidad, Justicia y Empleo. Estas son las áreas más castigadas por las protestas en la calle en los últimos meses o bien las que tienen al frente a consejeros más ‘quemados’ por diversas polémicas.

El doctor Jesús Candel, conocido como 'Spiriman', encabeza una manifestación en favor de la sanidad pública. (EFE)
El doctor Jesús Candel, conocido como 'Spiriman', encabeza una manifestación en favor de la sanidad pública. (EFE)

Según ha podido saber El Confidencial, Díaz ya había hablado esta tarde personalmente y en privado con el consejero de Justicia, Emilio de Llera, que ha sido uno de los primeros en recibir la llamada de la presidenta. También se daba por hecha la salida de José Sánchez Maldonado, en Empleo, atrapado en la gestión de su departamento por conflictos como la mina de Aznalcóllar, el fraude de los cursos de formación o los expedientes de ayudas bajo la lupa judicial de UGT. La cartera de Educación la ocupaba hasta hoy la exrectora de la Universidad de Málaga, Adelaida de la Calle, que fue uno de los fichajes estrella del ejecutivo actual, junto a la exdirigente de IU Rosa Aguilar, que pasa al departamento de Justicia, o el consejero de Economía, Antonio Ramírez de Arellano. La permanencia de estos dos últimos también se daba por hecha y así ha sido.

El 'no' de Valderas

Con esta crisis, la presidenta de la Junta trata de remontar el vuelo tras su derrota en las primarias y tapar vías de agua frente a una oposición que ha cogido espacio y quiere acorralarla a izquierda y derecha. Este jueves se conoció también que el exlíder de Izquierda Unida, Diego Valderas, ha comunicado a su partido que no aceptara ser alto cargo en el Gobierno de Susana Díaz al frente del comisionado para la Memoria Histórica, un puesto de nueva creación que ha dinamitado las ya tensas que relaciones entre el PSOE y sus exsocios de IU.

 Susana Díaz estrecha las manos al exvicepresidente del Gobierno andaluz Diego Valderas. (EFE)
Susana Díaz estrecha las manos al exvicepresidente del Gobierno andaluz Diego Valderas. (EFE)

Valderas, que fue vicepresidente del primer gobierno de Díaz, ha escrito un mensaje a varios de sus compañeros para dejar claro que no acepta y “da por cerrado el asunto”. El PCA llegó a anunciar un expediente si aceptaba. En estos días ha recibido llamadas de compañeros veteranos como José Luis Centella o Cayo Lara, según fuentes de IU, para pedirle que no entrara a formar parte del Ejecutivo del PSOE. El coordinador regional de IU, Antonio Maíllo, consideró que es una proposición “deshonesta” con la intención de Susana Díaz de interferir en la confluencia con Podemos y “blanquear” su imagen, dándose "un barniz" de izquierda. El feroz enfrentamiento entre Maíllo y la presidenta de la Junta la tarde del miércoles en el Parlamento dio buena cuenta de lo caldeado que estaban los ánimos.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios