EL CONFIDENCIAL ADELANTÓ LA OFERTA ESTE VIERNES

López rechaza la oferta de Sánchez: "Mi candidatura no se va a retirar"

El exlíder tiende la mano al exlendakari y este declina tajantemente la propuesta y avisa de que seguirá adelante. Sánchez había afirmado que "sería un honor y un orgullo compartir camino" con él

Foto: Patxi López, durante su comparecencia en rueda de prensa en el hotel Óscar de Madrid, este 5 de mayo. (EFE)
Patxi López, durante su comparecencia en rueda de prensa en el hotel Óscar de Madrid, este 5 de mayo. (EFE)

"Quiero hoy desde aquí tender la mano a Patxi López, a mi querido compañero, con todo respeto y toda humildad. Sería un honor y un orgullo compartir camino para hacer del PSOE un partido unido". Esta era la oferta que Pedro Sánchez hacía públicamente a Patxi López en un mitin en Alcalá de Gazules (Cádiz), el santuario del socialismo, con el fin de aunar esfuerzos en su lucha por el liderazgo del partido, pero que tuvo escasos minutos de vida. Pese a ofrecerle compartir una oferta programática y algunas de las propuestas que el exlendakari lleva en su candidatura, como las primarias a doble vuelta, López declinó rápidamente una oferta que El Confidencial adelantó en exclusiva a primera hora de este viernes.

López rechaza la oferta de Sánchez: "Mi candidatura no se va a retirar"

El exlendakari y aspirante a liderar el PSOE rechazó la oferta de Pedro Sánchez de sumarse a su equipo e insistió en que su candidatura llegará hasta el final y en que es más necesaria que nunca para volver a unir al partido. Así lo aseguraron fuentes del equipo de López desde por la mañana, cuando se mostraron muy molestos por la forma en que habían conocido la oferta del ex secretario general, a través de los medios y de un mitin, y no con una llamada por delante. Hacia las siete de la tarde, cuando ya había sido proclamado formalmente como candidato, tras validársele 10.866 avales, él mismo compareció en rueda de prensa en un hotel del centro de Madrid y confirmó que no se rinde. "Quiero hoy aclarar todas las dudas y desmentir todos los infundios: mi candidatura no se va a retirar. El día 21 de mayo habrá una papeleta con mi nombre. Una papeleta que, en la parte de atrás, seguirá pidiendo unidad", proclamó el diputado vasco, declarándose primero una "víctima de la posverdad". Eran sus primeras palabras en público durante toda la jornada, puesto que había suspendido su agenda de campaña en A Coruña.

Pide a sus seguidores que enarbolen la "bandera blanca" para evitar la "batalla de la división suicida" y a sus apoyos que no peguen la espantada

Los colaboradores de López creen que Sánchez no busca realmente la integración, sino que su único objetivo es apelar a sus votantes para que le "abandonen y se vayan con él". Por eso él mismo hizo un llamamiento a sus seguidores para pedirles que sigan "enarbolando la bandera blanca para evitar la batalla de la división suicida", igual que pidió a sus colaboradores y apoyos orgánicos que "no desistan en la defensa de las convicciones y principios" que su candidatura ha defendido. Una forma de intentar tapar posibles vías de agua y emigración en masa a otras candidaturas, fruto de la polarización.

López rechaza la oferta de Sánchez: "Mi candidatura no se va a retirar"

Sánchez ofreció compartir tándem con López asumiendo algunos puntos de su programa [aquí la oferta en PDF], como las primarias a doble vuelta, la implantación del voto telemático en los procesos internos, la redacción de un código de buena conducta en redes sociales o la realización de una convención anual de balance y estrategia. Propuestas que habían llegado antes a los medios que al propio aspirante.

Llamada telefónica

Fue Sánchez quien, "cuatro horas después" de lanzar su oferta, telefoneó a López para proponerle formalmente la integración. "No me parece correcta la forma entre compañeros de que primero se haga el anuncio públicamente y luego se llame. Me parece mejor que previamente hablemos", criticó. Fue, con todo, una "conversación cordial" pero con la misma respuesta: no, y será la misma si Susana Díaz le tienta. "Agradezco todas las ofertas, pero solo tengo una palabra, y la empeñé para que mi papeleta estuviera en las urnas y para defender el derecho de los militantes a elegir". Y ahora cree que su candidatura cobra más sentido tras ver cómo el PSOE se halla en una situación de "emergencia", al borde del "abismo" por su enorme fractura interna. El exlendakari remarcó que no hará "apaños" ni "pactos oscuros" y remarcó que los socialistas no pueden seguir "empeñados" en convertir el 39º Congreso en la "repetición" o en la "segunda vuelta" del fatídico comité federal del 1 de octubre en el que Sánchez dimitió tras verse derrotado.

En el equipo de López se quejan de las formas: no lo ven como una oferta, sino como un llamamiento a que sus votantes "le abandonen y se vayan con él"

Y es que la corriente de Patxi López se convierte en decisiva en unas primarias socialistas que van a estar mucho más reñidas de lo que esperaban los afines a Susana Díaz. El conocido como 'clan de Alcalá' ha jugado un papel decisivo en la historia del socialismo andaluz y tiene una estrecha vinculación con Felipe González. De allí es quien fue mano derecha de Manuel Chaves en el PSOE andaluz durante 16 años, Luis Pizarro, un hombre que sigue teniendo mucha influencia en el partido y que tras el comité federal del 1 de octubre retiró su apoyo a Pedro Sánchez para empezar a trabajar por la candidatura de Patxi López. Él se ha convertido en estos últimos meses en el principal responsable del patxismo en Andalucía, donde el espacio para el exlendakari es muy minoritario, casi invisible.

Pedro Sánchez desembarcó el miércoles en Andalucía con destino en Linares, Jerez y Almería. Fue el jueves, tras conocerse los avales, cuando la candidatura del ex secretario general confirmó su visita a este lugar histórico del socialismo andaluz camino de su mitin en tierras almerienses. El hecho fue simbólico para muchos. Fuentes socialistas confirmaron que hubo contactos informales entre la candidatura de Sánchez y afines a Patxi López en Andalucía para sondear cómo iba a sentar este gesto y tantear qué mensajes se lanzaban. Este viernes, se confirmó la oferta de Sánchez, que López se encargó de desestimar.

Pedro Sánchez y Patxi López se saludan en Las Ramblas de Barcelona, el pasado 23 de abril. (EFE)
Pedro Sánchez y Patxi López se saludan en Las Ramblas de Barcelona, el pasado 23 de abril. (EFE)

La 'tercera vía' diluida

En el panorama actual de las primarias socialistas, casi todos los veteranos consultados insisten en que la llave está ahora mismo en esos poco más de 12.000 militantes que han optado por lo que se presentó como una 'tercera vía', que ha quedado absolutamente diluida a la vista de los avales presentados y validados (10.866). Aunque López se mantuvo firme en su idea de llegar hasta el final y mantenerse en la carrera hasta el próximo 21 de mayo, fecha de la cita con las urnas, hay cada vez más voces en el PSOE que dudan de que esta vaya a ser la realidad final. Quien integre al exlendakari tiene muchas posibilidades de vencer. Además, aunque se mantenga en la batalla, muchos de los socialistas que le han avalado pueden acabar retirándole su voto y apoyando a uno de los dos candidatos con posibilidades de ganar, al demostrarse que la batalla está demasiado polarizada.

[Consulta la intervención íntegra de Patxi López en PDF]

Él, sin embargo, ajeno a esta presión, intentó hacer ver que no le desanima la grandísima distancia que le separa de Sánchez (53.117) y Díaz (59.390). "La fuerza es solo fuerza, pero nunca un argumento".

López rechaza la oferta de Sánchez: "Mi candidatura no se va a retirar"

En este escenario, el cortejo ha comenzado. Desde el principio, llamó la atención que los ataques fueran mucho más duros entre Pedro Sánchez y Patxi López que con Susana Díaz. Había un componente personal, un sentimiento de traición entre sanchistas y patxistas, que hasta el paso adelante del diputado vasco habían viajado en el mismo tren, con gran beligerancia frente al otro bando.

Durante semanas se dio por hecho que en realidad López había dado un paso adelante para dividir a quienes querían un cambio frente al llamado aparato, y que todo acabaría con una integración en las filas de Susana Díaz. Muchos recordaron el llamado Pacto del Betis, que permitió al sevillano Felipe González salvar la unidad del partido y evitar la fractura norte-sur gracias a su acuerdo con Nicolás Redondo, que le permitió hacerse con el control en 1974. Hasta ahora, siempre lo han negado.

Algunos apoyos territoriales de López sí creen que debe hablar con Sánchez para sumar esfuerzos porque "los militantes han hablado muy claro"

Susana Díaz también visitó Alcalá de los Gazules a finales de enero en un acto donde coincidió con Alfredo Pérez Rubalcaba, con el que comenzó a exhibir el cierre de filas de los exsecretarios generales con su candidatura, pese a las diferencias de ambos en tiempos pasados. Fueron unas jornadas organizadas para conmemorar el 130 aniversario de la primera agrupación rural del PSOE en España.

Fuera de juego

Todavía es pronto para avanzar cómo acabará la carrera y si la integración se dejará para después de las urnas, pero el coqueteo con la candidatura de López ha comenzado. De hecho, pese al tajante no de López, Sánchez persistió en su oferta en un mitin, ya por la noche en Almería, subrayó que aunque su contrincante hubiera rechazado la propuesta, lo va a "seguir diciendo hasta el 21 de mayo". Por su parte, fuentes próximas a Díaz insistieron en aparcar esta posibilidad hasta que se tengan datos del recuento oficial de avales desde Ferraz, aunque no niegan esa posibilidad.

López rechaza la oferta de Sánchez: "Mi candidatura no se va a retirar"

Solo el equipo de Patxi López se mantiene, de momento, firme en su mensaje de que llegarán hasta el final, aunque fuentes de esta candidatura admiten que el recuento de avales ha demostrado que la batalla está más polarizada de lo que pensaban y que el candidato vasco puede quedar fuera de juego. Algunos barones que le apoyan sí creen que debe hablar con Sánchez para sumar esfuerzos porque "los militantes han hablado muy claro", y hacer "lo posible para que gane un proyecto del partido capaz de hacer alianzas a la izquierda y que entienda la pluralidad de España". Además, temen que con la polarización en aumento que se prevé pueda quedar arrasado. "Y no podemos quemarlo", indicaba un líder autonómico a este periódico. López, durante su comparecencia, dijo que no había dudado en ningún momento en seguir adelante y señaló que nadie de quienes le apoyan le había trasladado alguna vacilación. Su objetivo final es el mismo: unir al PSOE para ganar al PP, sin ser "acompañante de las políticas de la derecha ni buscar alianzas ciegas con Podemos".

En este escenario, también será clave el debate a tres —previsto días antes de la cita con las urnas—, que puede decantar una pelea que primero se ha librado aval a aval y ahora toca voto a voto. Susana Díaz ha batido un récord histórico con el apoyo de un tercio de la militancia, pero se queda a tan solo 6.000 apoyos de Sánchez, y eso no estaba previsto. Hay partido y margen para una victoria no esperada.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
51 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios