PRIMARIAS SOCIALISTAS

Susana Díaz, de paseo triunfal por la Feria y alejando ‘la sombra’ de Pedro Sánchez

La gestora del PSOE no dará avales por territorios para "evitar procesar datos de militantes". Habrá que esperar a las primarias para saber con certeza si hay una fractura norte-sur

Foto: Susana Díaz, vestida de flamenca, junto al rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro (d), y el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, este 3 de mayo. (EFE)
Susana Díaz, vestida de flamenca, junto al rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro (d), y el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, este 3 de mayo. (EFE)

La presidenta de la Junta y aspirante a secretaria general del PSOE, Susana Díaz, se paseó este miércoles por la Feria de Abril y recaló en varias recepciones institucionales, la más multitudinaria la de la cadena SER, a escasas horas de que se cierre el plazo para la entrega de avales en Ferraz. Como ocurre en los últimos días todo el equipo de Díaz transmite tranquilidad y hablan de unos apoyos a la candidata andaluza “por encima de las expectativas”.

Desde la candidatura de Susana Díaz se resisten a dar números ni cifras por territorios, hasta que los avales estén registrados en Ferraz. Está previsto que apuren los plazos y no presenten las firmas hasta el jueves a las doce de la mañana. “Sin sorpresa. Esperaremos hasta el último momento porque siempre hay algún aval telemático que se queda atrás pero vamos por encima de las expectativas”, señalan fuentes muy próximas a Díaz. Ella, como es su estrategia habitual, se mantiene al margen del recuento, las cifras o los quehaceres del aparato.

Lo único que se sabe es que los tres candidatos más potentes superarán el corte de las 9.368 firmas necesarias. Se calcula que habrá entre 80.000 y 90.000 avalistas. Nadie da una cifra oficial para Susana Díaz, pero sí dan por hecho que estarán muy por encima del límite establecido, hasta llegar a la barrera de los 50.000 avales. "Estarán próximos o incluso por encima".

Pedro Sánchez desembarca ahora por tres días en Andalucía con Linares, Jerez y Almería como destino. Del bando sanchista estaba en la recepción oficial de la Feria de Abril Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.

Susana Díaz llegó a medio día con traje de gitana coral y una nube de fotógrafos. Saludó a media caseta de la Ser y con especial cariño a la cantante de sevillanas María del Monte. También saludó a una gitana vendiendo claveles flanqueada por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el vicepresidente andaluz, Manuel Jimenez Barrios.

Ahora el próximo hito es el debate, que se negocia el viernes y al que la candidatura de Susana Díaz le tiene mucho respeto. Hasta ahora se ha librado una batalla aval a aval, llamada a llamada, con cientos de dirigentes descolgando teléfonos en un trabajo intenso del aparato.

Susana Díaz, de paseo triunfal por la Feria y alejando ‘la sombra’ de Pedro Sánchez

“No hay presiones”

“Están existiendo más presiones para los avales por parte de la otra candidatura que de la propia Susana [Díaz]”, insisten desde su equipo ante las insinuaciones que deslizan los afines a Pedro Sánchez dando a entender que hay presiones del aparato y firmas que no son libres, ordenadas por los alcaldes, los presidentes autonómicos y de diputaciones. En definitiva, por quienes manejan los presupuestos y cargos públicos. Este tipo de acusaciones veladas indignan al equipo de la dirigente andaluza.

Aunque moderan el optimismo para no desactivar a la militancia, lo cierto es que los susanistas transmiten la idea de que va a ganar con un resultado que le permitirá coser y salvar la fractura interna. Indican que la entrega de avales permitirá medir de verdad las fuerzas e insisten en que Pedro Sánchez va a quedar “desacreditado como el candidato de la militancia”.

“Susana Díaz tendrá una presencia muy importante en todos los territorios”, agregan estas mismas fuentes que tienen ya en su poder los primeros datos. Evitar que se hable de fractura norte-sur con la candidata andaluza es uno de los objetivos. La gestora del PSOE ha confirmado que una vez que los precandidatos registren sus avales en Ferraz dará el cómputo global de las firmas de cada aspirante pero no ofrecerá datos territorializados. Sí se ofrecieron respecto a los avales en las primarias de 2014. La razón es que, según explican desde la cúpula interina, la fórmula elegida permite conocer de forma inmediata el origen por territorios de los avales en el caso de los telemáticos pero obligaría a procesar los datos de cada militante uno a uno y crearía una base de datos que puede generar problemas y provocar suspicacias, insisten desde Ferraz. Así que lo que se hará es "destruirlos" de manera inmediata.

Una candidata ¿sin tirón fuera de Andalucía?

Niegan que sea una fórmula para proteger la candidatura de Susana Díaz, que en algunos territorios, sobre todo en Cataluña, puede tener dificultades. Ni desde el equipo de Pedro Sánchez ni desde el de Patxi López ponen ninguna pega al hecho de que la gestora no revele la información de los avales por territorios y aseguran que no van a hacer de esto un motivo de conflicto. Cada candidato podrá manejar sus datos a y ofrecer, si quiere, una radiografía de avales por federaciones.

Susana Díaz tiene que dejar claro, ante las primarias de mayo pero sobre todo para más adelante, cuando toque elegir al candidato que deberá enfrentarse a las urnas, que no es verdad el traje electoral que le hacen sus adversarios, que sostienen que ella gana en Andalucía pero que tiene un problema porque no tiene ningún tirón electoral de Despeñaperros para arriba. Los votos de las primarias del 21 de mayo sí que permitirán con total claridad saber los apoyos por territorios. Antes, no, insisten desde la gestora.

A diferencia de hace un año, Susana Díaz no compartió esta vez protagonismo con Pedro Sánchez, a quien la pasada edición de la Feria sevillana le quedó muy claro que incluso en el Real donde se pisa albero, Sevilla es feudo indiscutible de la candidata andaluza. Hace doce meses ninguno de los dos pudo disimular sus profundas diferencias por más que el hijo de la presidenta aliviara la tensión, convirtiéndose en el centro de las conversaciones y carantoñas entre ambos. Nadie fue a recibir al entonces secretario general, que casi se presentó por su cuenta y sin avisar, ni se le ofreció ‘una ruta’ por la Feria. Sánchez acabó adelantando el AVE y regresando a casa teniendo claro que o ganaba las segundas elecciones o iba a tener serios problemas para mantener su liderazgo. No se equivocó aunque probablemente no adivinaría que iba a acabar dimitiendo tras tensas maniobras internas y un comité federal que pasará a la historia negra del PSOE.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios