vuelve a defender que no hay "buenos ni malos"

Susana Díaz abronca a los suyos y exige que no den munición hablando mal de los rivales

La líder andaluza carga con dureza contra Rajoy y los PGE, que desploman la inversión en la comunidad hasta un 36%: "Es un ataque, nos asfixian. Enfrentan territorios"

Foto: La candidata a la secretaría general del PSOE, Susana Díaz, en la localidad sevillana de Camas, este 4 de abril. (EFE)
La candidata a la secretaría general del PSOE, Susana Díaz, en la localidad sevillana de Camas, este 4 de abril. (EFE)

A Susana Díaz no le ha gustado nada la intervención del secretario general del PSOE de Málaga, Miguel Ángel Heredia, número dos del grupo socialista en el Congreso, que en una reunión interna con las Juventudes el pasado noviembre arremetió duramente contra los afines a Pedro Sánchez. Sus palabras, desveladas por 'El Mundo', dieron munición a los afines al ex secretario general, que lograron revivir la fractura del comité federal y mostrar la cara más dura de aquel enfrentamiento sobre el que la dirigente andaluza se empeña en pasar página. Los sanchistas piden la dimisión de Heredia, pero Susana Díaz no está dispuesta a llegar a tanto, advierten los suyos, convencidos de que la guerra sucia va a ir en aumento y no pueden entregar a un secretario general a la primera de cambio.

Con todo, Díaz no evitó la bronca pública a Heredia. "No comparto esas afirmaciones", dijo seca. Antes de entrar en un mitin esta tarde en Camas (Sevilla), dejó claro que no es esa su campaña y marcó distancias. Ella que se empeña en defender que no hay "buenos ni malos" y que todos son compañeros en las filas socialistas, siguió ese guión sin respaldar al líder del PSOE malagueño. Evitó respaldar sus palabras, dijo que no es el camino, dejó claro que no le ha gustado nada, pero preguntada sobre su dimisión salió al quite: "Bueno, ya ha pedido perdón". "Aquí dentro, todos somos compañeros y compañeras".

Heredia, en ese audio que dicen los sanchistas que no está completo y que podría ser aún peor, advirtió de que el enemigo es Podemos, abogó por "disolver el PSC" en Cataluña, aseguró que los autónomos "son muy de derechas" y explicó que los socialistas actuaron "para paralizar lo que había que paralizar", hablando de la dimisión de Pedro Sánchez y dando por hecho un acuerdo con los independentistas de ERC. Incluso menciona al secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, que emitió un comunicado negando que conversara con Heredia para derribar al entonces secretario general del PSOE. En un momento incluso pide a la diputada Margarita Robles que se afilie, llamándola "hija puta" públicamente.

Susana Díaz advirtió durante la intervención ante sus compañeros del PSOE de Sevilla, en una sala abarrotada con más de 500 personas, que quien quiera ayudarla a ser "la primera mujer en llegar a la secretaría general" no puede descalificar a sus rivales socialistas. "Ayudadme hablando bien de todos los compañeros. Quien no haga eso no está ayudando. Este partido siempre ha respetado los debates internos", agregó Díaz. "Yo no quiero ser secretaria general de quienes ganemos el congreso sino de todo el Partido Socialista Obrero Español, de quien me vote y de quien no. Quiero pasar página, no factura", insistió.

Susana Díaz abronca a los suyos y exige que no den munición hablando mal de los rivales

Sus palabras fueron entendidas perfectamente como una respuesta a lo ocurrido con Heredia. En su equipo había malestar por las palabras del diputado malagueño, aunque también dejan claro que son fruto de un calentón y que se produjeron un mes después del negro comité federal de octubre, cuando aún estaba todo roto. No quieren ni oír hablar de dimisiones.

Díaz advierte de que quien quiera ayudarla a ser "la primera mujer en llegar a la secretaría general" no puede descalificar a sus rivales socialistas

El otro gran argumento de la intervención de Susana Díaz como candidata a la secretaría general fueron los Presupuestos Generales del Estado, que recortan un 36,6% las inversiones en Andalucía. "Los PGE son un maltrato a Andalucía como no se recuerdan", señaló Díaz, que se sabe en el punto de mira por su doble papel de candidata a la secretaría general del PSOE y presidenta del Gobierno andaluz. No se quedó corta en atacar las cuentas del Ejecutivo de la nación para Andalucía. "Ataque, maltrato, asfixia... como lo quieran llamar porque no perdonan la mayoría del PSOE en las urnas y le da igual castigar una tierra entera, lastrarla", dijo la líder socialista entre gritos de protesta y aplausos.

"Rajoy ha estado como Papá Noel, repartiendo inversiones esta semana, que ya veremos, pero qué pasa con Andalucía, qué les molesta", se preguntó aludiendo sin mencionar a Cataluña ni la lluvia de millones prometida para esta tierra. "Llevo semanas aguantando al PP diciéndome de todo. Al muchacho que tengo de líder de la oposición a media jornada, porque los fines de semana él descansa y yo trabajo, llevo semanas aguantándole tonterías. Este muchacho tiene que estar centrado en las cuentas para España, me decía yo. Y miren... Después se enfada porque dicen que soy despectiva con él, ironizó.

"Quiere enfrentar España. Las inversiones las hace trozos, como si fuera un Lego", insistió la candidata socialista. "No tiene un proyecto de país moderno, inclusivo, no lo tiene. Cuando reivindicamos que los mejores presidentes han sido González y Zapatero es porque ha tenido un proyecto de país para todos, que no levantaba muros", prosiguió.

Susana Díaz piensa aprovechar las tardes de las jornadas con agenda en Andalucía como presidenta del Gobierno andaluz para hacer actos como este, "en familia", dijo, "con amigos de la infancia". El alcalde de Umbrete y el de Camas, dos localidades de la comarca sevillana del Aljarafe, la antecedieron en el uso de la palabra y ambos se deshicieron en halagos y la señalaron claramente como la próxima presidenta de España. Los alcaldes dejaron muy claro que son "la infantería" a su servicio para que sea la próxima secretaria general. Ella lo tiene claro: "Mi teléfono para los alcaldes es como una farmacia de guardia. Me llaman a todas horas. Para mí son un termómetro de la realidad, de la calle". Y esos le dicen que gana por goleada a Sánchez, eso sí, sin sorpresas, sin insultos y sin 'guerra' que va en contra de su candidatura y de su imagen.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios