primarias PSOE

La oposición, a Susana Díaz: “Usa la Junta y recursos públicos para liderar el PSOE”

La sesión de control en el Parlamento sube varios grados tras el anuncio oficial de la candidata, que insiste en que su agenda de trabajo y su capacidad le permiten el doblete

Foto: Susana Díaz. (Reuters)
Susana Díaz. (Reuters)

Por primera vez desde que el pasado domingo Susana Díaz presentó oficialmente su candidatura a la secretaría general del PSOE, la oposición la interpeló este jueves en la sesión de control del Parlamento andaluz. Aunque ya llevan semanas pidiendo incluso su dimisión, el anuncio oficial subió varios grados el habitual rifirrafe político. La oposición —PP, Podemos e IU— enseñó sus cartas. Dejaron claro que van a complicarle mucho, mucho, la vida a Díaz.

Esta vez, la dureza del duelo dialéctico fue muy parecida con Teresa Rodríguez (Podemos) y Juanma Moreno (PP). La líder de la formación morada interpeló directamente a la socialista sobre si es posible y compatible ser candidata a la secretaría general del PSOE y presidenta de la Junta, convencida de que “ni material ni espiritualmente” lo es. Relató nombres de altos cargos que han participado en actos de partido a favor de su candidatura en horario laboral, recordándole que fue ella quien abrió la veda al lamentar que Alfonso Rodríguez Gómez de Celis hiciera campaña por Pedro Sánchez en horas de trabajo.

Las cuentas de la campaña

“Necesitamos que sea presidenta de la Junta al cien por cien”, “recorra los pueblos de Andalucía y no las agrupaciones socialistas”. La líder de Podemos le reclamó que publique las cuentas de su campaña electoral, convencida de que emplea recursos públicos para escalar en su partido. “La presidencia de la Junta de Andalucía no es ningún escalón para dar el salto en sus aspiraciones políticas”, espetó.

Sesión de control en el Parlamento andaluz. (EFE)
Sesión de control en el Parlamento andaluz. (EFE)

“En la vida interna de mi partido decide mi partido” o “Andalucía y España están por encima de los intereses del PSOE”, replicó la presidenta. Los ataques fueron duros en todas las direcciones. Susana Díaz se crece en el combate dialéctico directo y lejos de sentirse acorralada devuelve los golpes sin cortarse. A Teresa Rodríguez la acusó de haberse pagado la campaña de las andaluzas con sus asignaciones como eurodiputada y se apuntó como medalla su propia “capacidad de sacrificio, entrega y trabajo”. “Trabajo cuatro veces más que usted a la semana”, defendió, “por eso yo puedo estar al frente de dos responsabilidad y usted de ninguna”. De camino se acordó del ‘doblete’ de Pablo Echenique o de la misma Rodríguez, secretaria general de Podemos Andalucía y diputada. Y como epitafio, siempre la misma idea, su victoria electoral en marzo de 2014, dejando claro que son los andaluces quienes la han puesto en la Junta. “Precisamente porque la han puesto en el Gobierno, es donde usted debe de estar”, devolvió la portavoz de Podemos.

"Le falta altura y educación"

Con su adversario del PP andaluz, el tono fue muy similar. “Utiliza la Junta y sus recursos al servicio de su ambición personal”, sostuvo Moreno Bonilla. La presidenta lo esperaba a portagayola y se burló de él por haber dicho un día antes en una entrevista en RNE que la socialista era una líder “sólida y consolidada” en el ámbito nacional. También dijo en esa entrevista el líder del PP que estaba convencido de que no aguantaría en la presidencia de la Junta más de unos meses, reconociendo el caso de José María Aznar, que compaginó la presidencia del PP y la de Castilla y León por poco tiempo, pero eso no se coló en el pleno andaluz. Ese gesto molestó mucho a Moreno Bonilla, dolido por lo que consideró “unas palabras zafias”, al ver que ella se reía de que la considerara como rival político. “Si quiere ser una mujer de Estado, compórtese como una mujer de Estado, le falta altura política y educación. Un adversario no es un enemigo. Usted es su principal adversario”, le soltó el presidente del PP andaluz de carrerilla.

Susana Díaz sabe desviar el debate a lo que le interesa y terminó exigiendo al PP que pida perdón por el fraude de la formación, acusando al líder popular de haber participado en una especie de conspiración el Lunes Santo de hace tres años para “inventar una nueva macrocausa” en Andalucía cuando hoy hay 113 archivos judiciales sobre este asunto.

El enfrentamiento fue mucho más de guante blanco con Juan Marín, líder de Ciudadanos, que le pidió que afronte el problema del empleo en Andalucía y “meta una marcha más” para cumplir sus compromisos electorales, advirtiendo de que a su partido se le puede agotar la paciencia. “Tranquilo que su paciencia no la rebosaré”, dijo cómplice Díaz. Con el portavoz de IU, Antonio Maíllo, que es quien normalmente mejor la retrata hasta sacarla de sus casillas, la cosa estuvo más tranquila. El líder de la federación de izquierdas ironizó sobre “la mansedumbre” con que la presidenta andaluza ha recibido el anuncio de una lluvia de millones para Cataluña.

"Se nota el estado de nervios de la oposición, se les ve el plumero", salió al quite el portavoz de la gestora

Solo con Mario Jiménez, el portavoz de la gestora, habló de Andalucía, en concreto de la agricultura andaluza. “Se nota el ansía y el estado de nervios de la oposición, se les ve el plumero”, salió al quite el portavoz socialista. A las puertas un grupo, no muy numeroso, coreaba consignas contra el impuesto de sucesiones, que el PP y Ciudadanos piden suprimir y sobre cuya supresión el ministro Cristóbal Montoro eludió contestar a la misma hora en el Congreso. El colectivo #Stopimpuestosucesiones entregó 54.000 firmas en la Cámara. Frente al ruido, Susana Díaz buscó retratarse como una buena gestora. “Cumplimos con el déficit, cumplimos con la deuda, que es 2,7 puntos por debajo de la media española, y cumplimos con las personas, con medidas por el empleo, la sanidad y la educación públicas. Andalucía, por primera vez en la historia, tiene una balanza comercial positiva”, defendió la presidenta de la Junta. Eso sí, lo coló como pudo en un hueco mientras como un púgil en el ring parlamentario combatía a la oposición con los puños. ¿Cuánto podrá resistir esto? Esa es la pregunta.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios