HACIA EL 39º CONGRESO FEDERAL DEL PSOE

Susana Díaz controla hasta el final sus tiempos y desespera a sus partidarios

Lanzará su candidatura en el tiempo de descuento como querían los suyos en Andalucía y en contra de los consejos de los barones, Zapatero o Rubalcaba, que pidieron adelantarlo

Foto: Susana Díaz asistiendo a un acto en Sevilla, el pasado 7 de marzo. (EFE)
Susana Díaz asistiendo a un acto en Sevilla, el pasado 7 de marzo. (EFE)

“Si hay algo que tiene Susana Díaz es olfato político. Es una gran estratega. Por eso hay que respetar sus decisiones. Y otra cosa, si se lanza es porque sabe que va a ganar”. Lo afirma alguien de su entorno directo, de quienes llevan ya semanas tensionando el partido antes de que la dirigente se lance al ruedo de una vez por todas para llegar a la secretaría general del PSOE.

Contra viento y marea, al final la presidenta de Andalucía se proclamará candidata en el tiempo de descuento, en la antesala del comité federal que pitará el inicio de la recogida de avales. “Finales de marzo, principio de abril”, justo como llevan meses anunciando los suyos. Y eso que partidarios como José Luis Rodríguez Zapatero o Alfredo Pérez Rubalcaba le han trasladado en las últimas semanas que se equivocaba apurando los plazos. También muchos de los barones que la apoyan temen que salir semanas más tarde que Pedro Sánchez vaya a perjudicarla.

En mitad de esta incertidumbre se retoma de forma periódica el rumor, “sin fundamento alguno”, según trasladan desde la gestora, de que ella se retirará y dará el paso Javier Fernández como solución de paz. Tantos los entornos de Pedro Sánchez como de Patxi López alimentan la idea de que finalmente no dará el paso. De que el “miedo” a perder le impedirá presentarse en el último minuto.

“En el PSOE primero toca el qué y después el quién o quiénes”, lleva semanas diciendo Susana Díaz. “Ya hablaré cuando llegue el momento”. Por eso desde su equipo insisten en que la fecha “es lo de menos”, que ella ya ha trasladado con claridad a quien tiene que hacerlo que va a ser candidata pase lo que pase y que lo anunciará oficialmente en una fecha cercana al sábado 25 de marzo, cuando está previsto que la gestora presente su proyecto político, y con el 22 de marzo como símbolo, día en el que hace dos años Susana Díaz ganó las elecciones en Andalucía. “¿Por qué tantos nervios si ya se sabe que ella va a ir?”, preguntan de forma retórica en las filas andaluzas. La presidenta mantiene una intensa agenda institucional y de partido, con actos cada día y un viaje previsto a Berlín esta semana.

Cuestión de agenda

Es “cuestión de agenda”, apuntan los socialistas andaluces. El acto será fuera de Andalucía, en Madrid, aunque se barajó Castilla-La Mancha, y los militantes serán los protagonistas. Nada de grandes nombres como Felipe González, Zapatero o Rubalcaba. Ya se sabe que están con ella, aunque algunos con más fe y otros casi por descarte, según dan a entender cuando se les pregunta en privado. Tampoco será un cónclave de barones, que también se da por hecho que la respaldan. Sí que se ha tanteado a nombres de pedigrí, no de primera fila, pero rostros reconocibles entre los militantes anónimos que permitan dotar de fuerza su presentación. El problema es que muchos de ellos forman parte de la ponencia política que definirá el proyecto del PSOE y han advertido de que sería un error dar su apoyo a Susana Díaz antes de presentar el documento.

El coordinador de esta ponencia, el vasco Eduardo Madina, podría tener un papel destacado en el equipo de la presidenta andaluza. Si se presenta como parte de la candidatura de Susana Díaz antes de que se lance el documento político de nuevo habrá ruido y acusaciones de los de Sánchez y López de que la gestora actúa partidariamente.

Eduardo Madina, que tendrá un lugar destacado en el equipo de Díaz, coordina la ponencia política

Sea cuando sea “el santo advenimiento”, que bautizó José Bono, Susana Díaz deja claro que tiene un control absoluto de sus tiempos y que por mucho que digan unos y otros será ella la que decida el día y el sitio. En sus primarias para ser candidata a la presidencia de la Junta no se presentó en Sevilla, su cuna política, sino en Antequera, epicentro geográfico de Andalucía y lugar donde se rubricó el primer Estatuto.

Ella decide

Frente a las presiones que ha recibido desde Madrid y otros territorios para que diera el salto en cuanto Pedro Sánchez anunció su candidatura, a finales de enero, Susana Díaz se ha dedicado a escuchar, garantizar que irá y pedir que la dejen manejar su anuncio pensando también en Andalucía, donde quiere seguir siendo presidenta de la Junta. La gestora descartó celebrar un segundo comité federal para rubricar su acuerdo con el PSC para dejarle el camino libre y darle hueco en la agenda, admiten fuentes socialistas.

La pasada semana personas muy próximas a Díaz anunciaron que sería inminente, justo tras el acto del 4 de marzo del PSOE andaluz. Ahora lo aplazan a la ponencia política del sábado 25. De fondo late un pulso entre los susanistas andaluces y los federales que ganará ella, Susana Díaz. Ya demostró su control de los tiempos cuando decidió asumir el riesgo de romper con IU y adelantar las elecciones andaluzas. Las urnas le dieron la razón.

Ninguneo a las encuestas que indican que Sánchez gana. "Ella aún ni siquiera es candidata", avisan

La presidenta andaluza sabe de las serias dificultades. “Esto va a ser difícil pero ella lo sabe”, señala un miembro de su Gobierno. “Vamos ganando”, dicen los sanchistas. “Cuando de verdad Susana Díaz sea candidata y haya presentado su proyecto ya veréis cómo la cosa cambia. Ella todavía ni siquiera se ha postulado”, defiende un diputado andaluz en Madrid. A las encuestas, como la publicada por ‘El Mundo’ que da ganador por goleada a Sánchez, oídos sordos. Insisten en que esos sondeos no sirve porque los que votan son los militantes. “También dieron por ganador a Eduardo Madina y venció Pedro Sánchez”, presumen los partidarios de Díaz. “Si no lo tuviera claro no iría”, insiste un dirigente provincial.

Mientras, ataques como los del concejal de Madrid Ramón Silva mofándose del acento de la sevillana, “por un PZOE ganadó”, lo único que consiguen es allanarle el camino, celebran los suyos. El edil pidió perdón al instante y el eco en las redes sociales y la prensa sigue dos días más tarde. El efecto es el contrario al que podrían desear sus detractores. Como cuando los dirigentes del PP de Madrid menospreciaban a Andalucía y regalaban las campañas electorales al candidato socialista, más o menos.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios