28-F: día de andalucía

Susana Díaz se reivindica como gestora con miles de andaluces protestando en la calle

Los actos institucionales del Día de Andalucía enfrentan un año más la efeméride 'de moqueta' con las mareas sanitarias, por la educación pública y de los estibadores

Foto: Susana Díaz (8i) entrega las medallas de Andalucía. (EFE)
Susana Díaz (8i) entrega las medallas de Andalucía. (EFE)

La marcha de Susana Díaz a Madrid para liderar el PSOE flotó en el ambiente de este Día de Andalucía, que la presidenta socialista aprovechó para reivindicar su gestión contra el paro o en la sanidad pública. En la calle, unas 90.000 personas, según los organizadores, salían con banderas de diversos colectivos y con el apoyo de Podemos e Izquierda Unida, cuyos parlamentarios, tras el pleno institucional en el Parlamento andaluz, optaron por sumarse a las movilizaciones de "las marchas de la dignidad".

El día arrancó al ritmo de dos encuestas, publicadas en varios medios andaluces, que pronosticaban una mayoría absoluta para el PSOE de Susana Díaz, como se dedicaron a difundir desde bien temprano sus seguidores en las redes sociales y también subrayó el portavoz parlamentario, Mario Jiménez, también portavoz en la gestora socialista. Nada que ver con los resultados de sondeos previos, incluido el conocido como el CIS andaluz, que se acercan más a lo que pasó en las últimas generales, con el PP ligeramente por delante o casi en un empate técnico con los socialistas. La avalancha de encuestas que era tradicional cada 28-F forma parte del pasado, y ya los medios andaluces, cada vez menos y con menos recursos, no gastan el dinero en ese tipo de sondeos.

Susana Díaz indignó al líder del PP andaluz, Juanma Moreno, que casi mientras ella era aplaudida difundió un tuit en el que lamentaba que "confunda su papel", afirmando que "el 28-F es para estar unidos, no para practicar el sectarismo desde un atril institucional". La presidenta de la Junta no se alejó de formatos anteriores. Presumió del desarrollo de Andalucía en los últimos años, vendió otra imagen de la comunidad frente al tópico y sí que aprovechó para reivindicarse como gestora y confrontar con dureza el Gobierno de Mariano Rajoy.



Díaz defendió el recorte de ocho puntos en el paro andaluz desde hace tres años, justo desde que ella es presidenta, pese a la alarmante tasa de desempleo que es más que un problema estructural en esta comunidad, con un millón de parados andaluces. Lo más llamativo fue su defensa de la sanidad pública desde el atril institucional, después de meses de protestas en la calle que han obligado al Gobierno andaluz a frenar las fusiones hospitalarias y dar marcha atrás en sus planes. Lo hizo poco después de que el médico Jesús Candel, 'Spiriman', anunciara nuevas protestas para el domingo 5 de marzo.

Susana Díaz se reivindica como gestora con miles de andaluces protestando en la calle


Una gran foto del malagueño Pablo Ráez, fallecido este pasado fin de semana de leucemia tras una gran labor a favor de la donación de médula, arrancó el primer gran aplauso durante la intervención de la presidenta andaluza. Ella aprovechó para reivindicar la sanidad pública y confesar que la noche antes había hablado con el padre del joven malagueño para contarle que este 28-F iba a homenajear a su hijo. La presidenta, que ha pasado el fin de semana en Guadalajara y Valencia, no asistió la noche antes a la tradicional cena con los premiados del 28-F por motivos personales. Fuentes próximas a Díaz confirmaron que el ingreso de "un familiar directo" en el hospital le impidió acudir a ese evento.

La presidenta andaluza exigió un sistema de financiación "justo" y criticó los atrasos en inversiones ferroviarias en Granada y Almería. También defendió a Andalucía "como benefactora" de los cambios políticos que se avecinan en España. Aunque una de las medallas más polémicas no la entregó ella sino que lo hizo el presidente del Parlamento andaluz, Juan Pablo Durán, sí que durante su discurso la dirigente socialista quiso rendir homenaje a 'El País', "el medio principal referente de habla hispana", y a su director, Antonio Caño. Las asociaciones de la prensa y el Colegio de Periodistas de Andalucía han criticado que se premie a quien liquidó la delegación andaluza del periódico.

Susana Díaz se reivindica como gestora con miles de andaluces protestando en la calle


Los hijos predilectos de Andalucía este año han sido la actriz María Galiana y el poeta Luis García Montero, que tomó la palabra para reivindicar su "teoría del sur" a través de la palabra de grandes poetas andaluces como Cernuda, Machado, Lorca o Alberti. García Montero reflexionó sobre las identidades, alertando contra los fundamentalismos pero también contra la renuncia a toda identidad. También atacó el "paisaje degradado" que a su juicio ofrecen la televisión y las redes sociales, donde se pasea "un analfabetismo orgulloso de serlo". "No basta con poder decir lo que pensamos, hay que pensar también lo que decimos", enunció, parafraseando a Machado y con un tono mucho menos reivindicativo del que acostumbra el poeta granadino en sus artículos.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios