situado en moguer (huelva)

Defensa tiró ocho millones en el Aeródromo de Doñana para drones y ahora lo reactiva

El INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) tuvo que devolver las ayudas europeas concedidas a este proyecto que cuesta 40 millones y no tiene financiación asegurada

Foto: Vuelo de varios drones en una pista de un aeropuerto. (EFE)
Vuelo de varios drones en una pista de un aeropuerto. (EFE)

Ocho millones de euros para nada, ‘tirados’ a la basura. El INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), dependiente del Ministerio de Defensa, dice ahora que está dispuesto a reactivar el CEUS (Centro de Excelencia de Sistemas no Tripulados) ubicado en El Arenosillo (Moguer, Huelva), en el entorno de Doñana. El INTA tuvo que devolver estos ocho millones a la UE en concepto de ayudas europeas en dicho CEUS.

Este proyecto del Ejecutivo central y la Junta de Andalucía incluye un aeródromo diseñado para que puedan volar drones… que no existen actualmente en el mercado. Por el momento, no hay ninguna compañía en el mundo que construya drones civiles de tamaño medio (a partir de 650 kilos). Su uso en El Arenosillo estaría limitado al militar.

La iniciativa CEUS contaba con un presupuesto de 40 millones de euros y el coste se ha visto reducido en al menos 12 millones. La Junta de Andalucía, a través de IDEA (Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía) ha destinado apenas un millón y medio de euros para 2017. En 2016, presupuestó tres millones de euros.

El plan contemplaba que la Administración andaluza aportaría nueve millones de euros y el Ministerio de Economía y Competitividad, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, invertiría 21 millones. El INTA, que había previsto incluir una partida presupuestaria de 10 millones de euros, sostenía que el proyecto sería “el más avanzado de su clase en Europa”.

“Hay que devolver el dinero que se gastó anteriormente en otras cosas del INTA, que pidió un anticipo al Ministerio de Economía, pero que en realidad era para CEUS; como no se construyó en tiempo, se tuvieron que reintegrar las ayudas a Europa”, explican a este diario fuentes próximas al Ministerio de Defensa.

Playa de Doñana. (EFE)
Playa de Doñana. (EFE)

Ahora todo empieza de nuevo

¿La consecuencia? “Ahora todo tiene que comenzar de nuevo, hay que pedir ayudas a Europa, presupuestarlo de nuevo en la Junta de Andalucía, Ministerio de Economía y en Defensa a través del INTA”, destacaron estas mismas fuentes consultadas por El Confidencial. En el INTA no les gusta hablar demasiado del proyecto. En los últimos tres años, lo han hecho con cuentagotas por los problemas burocráticos que han tenido.

La zona donde se va a construir el aeródromo tampoco está exenta de polémica. La descatalogación de la utilidad pública del monte, compuesto por 75 hectáreas, fue denunciada por la asociación ecologista WWF. Su portavoz, Juanjo Carmona, recuerda que desde el punto de vista ambiental se podría haber utilizado otro espacio público. “Se utilizó ese suelo, forestal, para agilizar todos los trámites administrativos”, indicó Carmona a este diario. La zona es de tránsito de los linces ibéricos, especie de máxima protección animal.

El entonces ministro de Defensa, Pedro Morenés (i), en su visita al área de lanzamiento de un avión no tripulado en las instalaciones de Huelva donde habló del proyecto de Doñana. (EFE)
El entonces ministro de Defensa, Pedro Morenés (i), en su visita al área de lanzamiento de un avión no tripulado en las instalaciones de Huelva donde habló del proyecto de Doñana. (EFE)

Un portavoz del Ayuntamiento de Moguer admite el retraso del proyecto y cómo las obras del aeródromo tendrían que haber empezado el año pasado. Los terrenos donde se asentará la infraestructura son de propiedad municipal. “Hemos intentado que CEUS sea lo menos agresivo posible. A nosotros lo que nos interesa es que salga adelante y el empleo sea de gran calidad”.

El pasado 5 de agosto, el Consejo de Ministros aprobó el acuerdo de implementación de la etapa 1 (fase de definición) del programa 'Sistema aéreo tripulado remotamente de gran autonomía y altitud media europeo', por un valor estimado de 17,5 millones de euros.

Juan Pedro Vela, el auténtico genio de la industria aeronáutica de Andalucía, veía el desarrollo del aeródromo CEUS más a largo plazo

El acuerdo tiene su origen en el 'Frame Work Agreement' (FWA) firmado entre Francia, Alemania, Italia y España relativo a la cooperación en un sistema aéreo tripulado remotamente de gran autonomía y altitud media europeo (MALE RPAS Europeo). Es el mayor programa mundial de drones, 1.600 millones de euros para desarrollo y compra de nueve unidades y tres centrales.

Sostiene un experto del sector aeronáutico a El Confidencial que Juan Pedro Vela, “el auténtico genio de la industria aeronáutica en Andalucía”, fallecido de modo prematuro en julio de 2015, presidente del ‘cluster’ Hélice y director general de Fada-Catec, “no las tenía todas consigo sobre el desarrollo del aeródromo CEUS. Él ya observó en su momento la inviabilidad del proyecto en la situación actual, lo veía más a largo plazo, cuando se desarrollase el mercado de drones pesados civiles que justificase su construcción, tal como está pasando ahora mismo en el aeródromo Atlas en Jaén, donde no se esta volando ni el 0,1% de lo previsto en el proyecto y en el plan de viabilidad”. El Centro de Vuelos Experimentales Atlas, en Jaén, costó 4,5 millones de euros.

Los proyectos CEUS y Atlas compiten con las iniciativas del aeródromo para drones que también impulsa el INTA en Las Rozas (Lugo). El instituto se va a gastar 40 millones de euros “para desarrollar una tecnología que ya está en el mercado comercial, caso del Tecnam 2006, llamado Targus, pero en realidad no se trata realmente de un dron. El INTA quería llevárselo al CEUS porque la pista de Rozas es muy corta para poder volarlo en automático, por eso juegan a dos bandas, con Galicia y Andalucía, intentando sacar dinero de ambas para justificar su existencia, ya que no pueden homologar drones civiles, eso lo hace Aesa, que pertenece a Aviación Civil”, apuntan a este diario fuentes especializadas del sector. El que fuera director del Gain de la Conselleria de Industria de la Xunta de Galicia Manuel Varela dimitió a falta de un mes para las elecciones gallegas. Y rematan: "Seguro que estaba relacionado con el concurso que financió esta tecnología de carácter comercial ya desarrollada".

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios