acupuntura financiada con dinero público

"Fui a la Seguridad Social con dolor en un hombro y me pincharon la oreja"

Los pacientes alertan de que se les está tratando con medicina tradicional china sin ofrecerles una alternativa ni avisarles de que se trata de una terapia sin consenso científico

Foto: Laura, una de las pacientes, se tomó una foto para demostrar el tratamiento
Laura, una de las pacientes, se tomó una foto para demostrar el tratamiento

Laura y Alberto son dos pacientes andaluces reales cuyo nombre es ficticio. Ella, de 89 años, acudió hace poco a la revisión anual de un cáncer de mama al centro Carlos Castilla del Pino, en Córdoba, dependiente del Hospital Reina Sofía. Aprovechó la visita, como había hecho en otras ocasiones, para tratarse un dolor de hombro producto de una caída reciente. El médico la derivó a un especialista en Aparato Motor y Rehabilitación. "Para su sorpresa, en vez de darle analgésicos o tratarla como el fisioterapeuta ha hecho siempre, le pincharon unas cuantas agujas en la oreja y le mandaron a casa", explican sus familiares. "El médico le dijo que le avisase si notaba alguna mejoría o si se le caían las agujas; tenemos la sensación de que han utilizado a nuestra abuela como conejillo de indias", continúan.

A Alberto le comenzó un dolor en el hombro, se le extendió hasta los dedos de la mano y llegó a un punto en el que no podía conciliar el sueño. Se presentó en las urgencias del Centro de Salud Colonia Santa Inés - Teatinos, en Málaga, le diagnosticaron una contractura y le enviaron a la consulta de acupuntura. "La doctora me dijo que respirase diez minutos todos los días con todos los músculos relajados, incluyendo el ano, y que pusiese los pies emulando a las raíces de un árbol. También me pusieron las agujas en la oreja, que parecen unas semillitas. Nada más", relata el afectado. Más tarde Alberto optó por la medicina privada, que le diagnosticó una fascitis y está a la espera de un escáner para comprobar el alcance de la lesión. 

Ni Alberto ni Laura han experimentado mejoría con la acupuntura y consideran un engaño que se paguen con sus impuestos este tipo de tratamientos. Consultado por este periódico, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) no ha sido capaz de precisar en cuántos centros de salud se emplea medicina tradicional china (donde está englobada la acupuntura) aunque reconoce que "está presente en algunas Unidades de Dolor ". El SAS puso en marcha hace tres años el proceso de acreditación de acupuntores, aunque ya existían centros que la ofrecían en la región. Poco a poco, estos profesionales han comenzado a incorporarse en centros sanitarios públicos de Andalucía y es ahora cuando los pacientes comienzan a levantar la voz.  

Según datos del Observatorio de las Terapias Naturales, el 31,5% de los españoles ha probado en alguna ocasión la acupuntura, y solo es superada por el yoga en términos de popularidad. Aunque en nuestro país no se reconoce como una de las especialidades de la carrera de Medicina, cada vez más universidades ofrecen grados o másters de la especialidad. Madrid, Cataluña y Andalucía han comenzado a incorporar acupuntores en sus centros de salud, si bien es la región del sur de España la que ha desarrollado la red más importante.

Su implantación en el sistema de salud pública andaluz se produjo, curiosamente, después del informe sobre terapias naturales que publicó en ministerio de Sanidad en 2011  (PDF). En ausencia de una legislación estatal, es la primera y única vez que el Gobierno se pronuncia sobre este tipo de tratamientos y, aunque el texto destaca que "la acupuntura se merece una clasificación especial por su amplia implantación en occidente" y el hecho de que no se ciña "exclusivamente a las bases filosóficas de la medicina china, sino que implementa conceptos neurofisiológicos", la descripción de la terapia resulta demoledora a nivel científico: "En la concepción del equilibrio y la salud de la medicina tradicional china, el balance entre las fuerzas opuestas del yin y el yang y el mantenimiento del flujo de la energía vital (Qi) a través de los denominados meridianos, puede ser restablecido mediante la acupuntura en puntos específicos del cuerpo que conectan las redes del flujo de la energía vital".

El informe concluye que la acupuntura es un tratamiento "relativamente seguro" y que, según la bibliografía científica analizada, sirve para paliar las náuseas y ciertos dolores posoperatorios. En el resto de casos Sanidad se muestra mucho más tibia: "Para otras patologías, la evidencia disponible es aún insuficiente para guiar la toma de decisiones clínicas. Hay determinadas patologías como la fibromialgia, la artritis de rodilla, el insomnio, la epicondilitis, el dolor de espalda y las alteraciones de la articulación temporomandibular, en las que la evidencia existente sobre la eficacia de la acupuntura es en este momento prometedora, pero se necesitan más estudios de buena calidad para confirmar su eficacia y poder recomendar y optimizar su uso. En el dolor crónico, dolor de cuello, asma y adicción a drogas, la evidencia es no concluyente y de difícil interpretación. El tratamiento del dolor crónico es quizás el área más conflictiva sobre la que hay una gran cantidad de estudios publicados y abiertos con resultados no consistentes. En el caso de evaluación de la utilidad clínica de la acupuntura para la cesación del hábito de fumar, para perder peso y el tratamiento del tinnitus, la evidencia disponible no apoya su uso". 

"La acupuntura no funciona en absoluto"

El cardiólogo Víctor Javier Sanz Larrinaga (Bilbao, 1950) lleva treinta años estudiando la acupuntura desde todos sus ángulos. Comenzó a acudir a cursos en los años 70, mientras estudiaba la carrera, "porque fue un boom terrible, todos los futuros doctores queríamos subirnos al carro de unas terapias alternativas que aquí no conocíamos y prometían resultados espectaculares", dice Sanz. "Empecé a dudar al escuchar conceptos como meridianos, energías y pulsos. Al mismo tiempo estaba estudiando Medicina y, en las clases de fisiología y anatomía, estos conceptos ni se mencionaban. Llegaron a decirme que, por el pulso, podían saber si tienes piedras en la vesícula o el sexo de un feto", recuerda el cardiólogo.

De modo que se puso a analizar los textos científicos y descubrió, en su opinión, que "todos los estudios favorables a la acupuntura destacan por tener grandes defectos. Es más, existe una relación inversa entre la calidad de los estudios y lo positivos que se muestren con la acupuntura. Las muestras son escasas, el cegamiento es inadecuado, hay una ausencia de control del placebo... y luego están las mediciones subjetivas. ¿Cómo le puedes preguntar a un paciente si ha mejorado del asma después de la acupunturanbsp;Hay medidas objetivas como la espirometría o la gasometría que se descartan sin más".

Un ejemplo de moxibustión
Un ejemplo de moxibustión

Finalmente Sanz Larrinaga optó por reunir sus experiencias en un libro cuyo título deja poco a la interpretación: La acupuntura, ¡vaya timo!. "La acupuntura no funciona en absoluto, como mucho se obtiene de ella el efecto placebo. Hay estudios que demuestran los mismos efectos pinchando en los acupuntos, los lugares donde indica la medicina tradicional china, y en cualquier otro", asegura.

Además, el doctor sostiene que la versión del tratamiento que se practica en nuestros días en Europa es una mezcolanza de conceptos, una suerte de evolución new age: "La parte estrafalaria, la de las energías, tiende a evitarse en el discurso público, así como elementos fundamentales del tratamiento enunciadas en la medicina tradicional china, como la moxibustión. Para entender la definición de acupuntura hay que recordar que el nombre chino de la acupuntura es Zhen Jiu, que significa pinchar y calentar, lo que conlleva, además de la punción con agujas, la moxibustión, que consiste en calentar los puntos de acupuntura quemando hojas secas de Artemisa vulgaris o sinensis, considerada una hierba medicinal. Más aún, la moxibustión y los meridianos son anteriores a la punción y los acupuntos, tal y como lo prueban los textos de Mawangdui, anteriores al Nei Jing. Es decir, la primitiva 'acupuntura' Zhen Jiu era calentar, no pinchar".

El doctor considera que la acupuntura moderna trata de pasar por suyos algunos conceptos médicos de eficacia demostrada, como la punción seca, la estimulación nerviosa percutánea (PENS) o la estimulación nerviosa transcutánea (TENS): "Estas técnicas se enseñan en los másters de acupuntura, que son un terreno abonado para tales engaños", especifica.

Al observar la imagen que ilustra el artículo, la oreja de Laura, repara inmediatamente en qué tipo de tratamiento tiene delante: "Se trata de la célebre auriculoterapia, que es precisamente una de las técnicas con menos estudios que la avalen. En teoría, en la oreja existen puntos que representan órganos del cuerpo que han de pincharse para que mejoren. Se usa para una infinidad de enfermedades que van desde el parkinson, la obesidad, la artritis, la artrosis o hábito tabáquico hasta la esterilidad. En España se aplica en casos que previsiblemente no van a dar complicaciones. Los médicos tenemos una máxima al respecto que dice el 70% de las enfermedades se curan solas, con, sin o a pesar del médico".

En opinión de este especialista, el motivo por el que la acupuntura ha llegado a la sanidad pública es porque "hay gente que lo pide, así como colectivos que presionan, y a los políticos les da igual, no hay nadie que lo controle. Es un derroche de recursos que podrían emplearse en tratamientos efectivos". Sin embargo, Sanz advierte de que no se trata de un tratamiento inocuo: "Aparte de los peligros directos, entre los que destacan el neumotórax traumático y las infecciones, me preocupan más los peligros por omisión. La acupuntura puede interferir, enmascarar o retrasar tratamientos científicos que han de ser necesariamente precoces. Siempre cito el caso de Steve Jobs, por mediático, que perdió un tiempo precioso con la acupuntura y los zumos de frutas antes de ser intervenido por el cáncer que padecía".

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios