planta sevillana de palmas altas

Abengoa continúa recortando plantilla y anuncia otro ERE, esta vez en su filial estrella

La empresa comunica que habrá despidos en Abeinsa, dedicada a las energías renovables,tras lograr un balón de oxígeno con el último crédito de 200 millones de euros

Foto: Torres de Abengoa. (Reuters)
Torres de Abengoa. (Reuters)

Abeinsa, filial de ingeniería y construcción dedicada a energía, aguas y medioambiente, es la nueva víctima del proceso de reestructuración de Abengoa. La multinacional ha comunicado este mismo viernes su intención de abrir un nuevo procedimiento de despido colectivo que afectará a sus trabajadores de la planta sevillana de Palmas Altas. Esta constructora es la principal filial del grupo en cuanto a volumen de facturación.

Abengoa abre un plazo de siete días para constituir una mesa negociadora y fija un mes, 30 días, para culminar la negociación y ejecutar los despidos. El Comité de Empresa aún no tiene más detalles sobre cuáles son las intenciones de la compañía. Sí confirman que les han abierto la posibilidad de que salgan los trabajadores adscritos al reciente ERTE aprobado en la compañía y también la adscripción voluntaria de otros trabajadores “siempre que no perjudique a la producción normal de la empresa”.

Abeinsa, la joya de la corona de Abengoa en su apuesta por las energías renovables y el biocombustible, era hasta ahora una de las pocas filiales donde no habían existido despidos. La noticia llega después de que se confirmara que la multinacional ha recibido un crédito de 200 millones tras solucionar su conflicto en Brasil que le iba a permitir pagar las próximas nóminas y extras pendientes, así como afrontar vencimientos de deudas. Para los 24.000 trabajadores de la compañía sigue en el aire la extra de julio y además los despedidos están sufriendo retrasos al cobrar sus indemnizaciones.

Torre de Abengoa. (Reuters)
Torre de Abengoa. (Reuters)

En el camino emprendido para aligerar su plantilla, Abengoa también decidió semanas atrás poner fin a su consejo de notables, plagados de políticos de España, Latinoamérica y Estados Unidos y cuyas minutas siguen siendo un secreto. La compañía sabía que en plena ola de despidos y ERE, con una plantilla en pie de guerra por los recortes y los retrasos en las nóminas, era inviable mantener ese grupo de élite.

Los planes para la plantilla conllevarán el sacrificio de 1.700 puestos de trabajo en distintos planes de regulación, despidos temporales y jubilaciones anticipadas. Abengoa cuenta con 24.000 empleados, 6.700 de los cuales operan principalmente en Andalucía. Según el nuevo cuadro de mandos, la compañía se verá obligada a reducir el número de trabajadores en unos 1.700, hasta dejar la fuerza laboral en cerca de 5.000 personas. El pasado 15 de enero, el grupo reconoció que ha llevado a cabo unos 500 despidos, sobre todo de personal eventual o con contratos temporales, pero declinó concretar el ajuste total en una reunión con los sindicatos. A nivel global, de la multinacional podrían salir cerca de 10.000 empleados, muchos de los cuales serían por la venta de filiales.

El anuncio de este nuevo ERE, llega después de que saliera a la luz que el expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) aprobado el pasado 15 de junio para su filial Inabensa y que afectará a 221 trabajadores hasta febrero de 2017 acumula errores y retrasos. El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) informó por carta a algunos de los trabajadores afectados de que problemas en el papeleo que tenía que cumplimentar la empresa ha originado un importante retraso en estos expedientes. Quienes se hayan visto forzados a acogerse a esta regulación temporal no han cobrado, como el resto de empleados, la extra de julio ni ninguna de las prestaciones que debe efectuar la Administración.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios