¿Y AHORA QUIÉN LO PAGA?

PP y PSOE, a la greña por un trasvase de 40 kms que pondría fin a la sequía en Andalucía

La obra costará 30 millones y abastecerá a una población de 100.000 personas. El pantano cordobés, uno de los mayores de España, aportaría cinco hectómetros cúbicos anuales

Foto: Fotografía de archivo del embalse de Iznájar. (Mussklprozz, Wikipedia)
Fotografía de archivo del embalse de Iznájar. (Mussklprozz, Wikipedia)

El plazo máximo se sitúa en dos años. Es la fecha en que está previsto que se solucione el problema de sequía que azota la comarca de Antequera, en el norte de la provincia de Málaga. La población afectada alcanza los 80.000 habitantes (100.000 en los meses de verano). La solución viene del cercano pantano de Iznájar, situado en Córdoba y limítrofe con Málaga y Granada, el mayor de Andalucía y entre los 10 más grandes de toda España, con el 46,49% de agua embalsada. Hace un año estaba al 60,45%. El trasvase ha provocado otro enfrentamiento político entre la Junta de Andalucía y el Gobierno. ¿Quién lo paga?

El presupuesto para la obra, una tubería de 40 kilómetros que aportaría cinco hectómetros cúbicos anuales como máximo, rondaba en 2007 los 40 millones de euros. Se estudió el proyecto, pero al final se desechó. El argumento fue que era complicado poner de acuerdo a diferentes administraciones. Es ahora el Gobierno central quien ha anunciado que hará el trasvase. Según el PSOE, ahora costaría menos: 30 millones.

Ubicación
Mapa de ubicación

Miguel Ángel Heredia, secretario general socialista en el Congreso de los Diputados, viajó ayer a Sevilla para hacerse una foto con alcaldes socialistas de la zona, junto a la presidenta Susana Díaz. Heredia reclamó al Ejecutivo en funciones del PP que financie el trasvase del pantano de Iznájar “como ha hecho el Gobierno de España con este tipo de obras en los últimos 25 años”. El Parlamento de Andalucía pidió ayer que el trasvase se considere “un proyecto de interés general para el Estado”, como ocurrió en el Guadiaro-Majaceite en la zona de Cádiz o el trasvase Negratín-Almanzora en Almería.

Fuente de Piedra, de 2.700 habitantes, es uno de los municipios más afectados por la sequía. Este año no fue posible la reproducción de flamencos en la laguna de Fuente de Piedra, reserva natural desde 1984. La escasez de precipitaciones entre septiembre de 2015 y abril de 2016 solo dejó “un nivel mínimo de agua en la laguna”, según admitió la Junta de Andalucía. En 32 años han nidificado en esta laguna 327.428 parejas de flamencos y han nacido 201.408 pollos, lo que la convierte en la localidad más importante para la reproducción de los flamencos en el Mediterráneo, incluida África Occidental.

Cubas para el consumo humano

“La situación es muy preocupante. Con el trasvase se solucionarían los problemas”, expresa Francisco Hidalgo, alcalde de Fuente de Piedra, quien recuerda que desde principios de verano han tenido que recurrir a cubas y camiones cisterna para satisfacer la demanda de consumo humano. “El agua que sale del grifo está salinizada”, lamenta Hidalgo a este diario. Mollina, Humilladero, Villanueva del Rosario y Archidona son otros de los municipios que más sufren los problemas de la sequía.

¿Y en Antequera, que da nombre a la comarca afectada? Su alcalde, Manuel Barón, reconoce que su municipio no sufre problemas al surtirle El Torcal, un espacio natural de 1.171 hectáreas, una suerte de “aljibe eterno”, apunta. “El problema es que lleva sin llover desde el 12 de mayo, no podemos despilfarrar y nuestra agua ha servido a otros pueblos de la comarca”. La cuenca del Guadalquivir es deficitaria en 340 hectómetros cúbicos. "Con apenas cinco hectómetros cúbicos se acabarían para siempre nuestros problemas de agua", precisa.

Barón recuerda que el PSOE rechazó en 2007 el trasvase desde Iznájar porque "se trataba de una actuación compleja que requería no solo poner de acuerdo a la Cuenca Mediterránea Andaluza con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, sino también de una ley de Consejo de Ministros y un trámite parlamentario”, como publicó diario ‘Sur’.

Ignacio Trillo, delegado en Málaga de la Consejería de Medio Ambiente durante más de una década, considera que la obra acabaría “con el problema de socorro de la sequía”. “Es mejor hacerlo sin campos de batalla entre las administraciones. Aquí siempre hay problemas con los límites fronterizos y las competencias”, argumenta en declaraciones a El Confidencial. Por este motivo, expone, la Junta de Andalucía estaría en condiciones de ejecutar el proyecto con la firma de un convenio con el Gobierno central. Para su viabilidad y aceleración, tiene claro que uno de los principales inconvenientes sería cómo se tramita la expropiación del suelo. También que los ayuntamientos implicados cuenten con las autorizaciones de los titulares de los terrenos para evitar reclamaciones judiciales.

“Aquí se ha empezado la casa al revés. Si llueve en octubre, no se hará. Yo creo que no saben de lo que están hablando”

Según Trillo, se tendría que trocear el proyecto en tres partes para darle más agilidad. “Lo importante es la calidad del proyecto, y si todo va bien podría estar incluso acabado en menos de un año, lo que pasa es que aquí se ha empezado la casa al revés. Si llueve en octubre, no se hará. Yo creo que no saben de lo que están hablando”, remarcó a este diario el expolítico socialista, ahora vinculado con Podemos.

Un ingeniero consultado por El Confidencial de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, el organismo que sería el encargado de impulsar las obras, ignora cómo se planteará el proyecto. “No se ha analizado bien y desconozco qué estudios de base se están manejando”, asegura este técnico, quien descarta que los problemas de sequía de la comarca de Antequera sean extensibles al resto de Andalucía.

Cómo optimizar el agua

José Damián Ruiz Sinoga, catedrático de Geografía Física de la Universidad de Málaga, es partidario de una mejor “optimización” del agua, “que no nos sobra”, con un cambio en las prácticas agrícolas del regadío para evitar el despilfarro. El riego por goteo es una opción, pero los agricultores reclaman ayudas para costear la infraestructura. “En este clima mediterráneo, hablar de medias pluviómetras es casi ilusorio. Hay demasiadas oscilaciones de un año para otro. Por eso es necesario tener una prevención y hacer acopio de agua”, detalla Ruiz Sinoga en entrevista telefónica con El Confidencial.

El catedrático publicó en 2012, junto al profesor titular de Periodismo Teodoro León Gross, un artículo académico titulado ‘Droughts and their social perception in the mass media (southern Spain)’ en la prestigiosa publicación ‘Internacional Journal of Climatology’. En el ‘paper’, se diferenciaba entre sequía y déficit hídrico; "muchas veces no hay sequía y lo que ocurre es que hay el doble de población de lo que sería óptimo”, apunta Ruiz Sinoga.

La sequía en la provincia de Málaga no se circunscribe a la comarca de la Antequera. También alcanza la Axarquía, la zona oriental. Las comunidades de regantes y asociaciones ganaderas han denunciado que la falta de lluvias amenaza 10.000 hectáreas de cultivos tropicales en Málaga. El embalse de la Viñuela, el más grande de la provincia, apenas almacena ahora 76,79 hectómetros cúbicos. Su capacidad total es de 165,4. 

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios