investidura en juego

PP y C's hacen frente común en Andalucía para obligar a Susana Díaz a mover ficha

El pacto nacional abre las primeras fisuras en el acuerdo firmado por la líder andaluza con Albert Rivera. Pese al no de Pedro Sánchez, el PP sigue confiando en los barones

Foto: La presidenta andaluza, Susana Díaz. (EFE)
La presidenta andaluza, Susana Díaz. (EFE)

Hasta ahora, en Andalucía, Ciudadanos era el socio leal de Susana Díaz y el Gobierno del PSOE. Sin embargo, el acuerdo nacional entre Albert Rivera y Mariano Rajoy ha abierto fisuras en este pacto. En los próximos días, PP y Ciudadanos abrirán una mesa de diálogo en el Parlamento andaluz para “hacer frente común”. Es algo totalmente nuevo. Detrás de esta estrategia, está la intención de acorralar a la baronesa socialista para que mueva ficha y desbloquee la investidura de Rajoy. La presión es brutal para Pedro Sánchez, pero también para Susana Díaz, a la que intencionadamente el PP va a poner en el centro del tablero en un juego que Ciudadanos, de momento, ha aceptado.

Fuentes del PSOE andaluz y de su Gobierno han dejado claro que Susana Díaz no tomará la palabra hasta que Rajoy se estrelle en su investidura. Aseguran que ahora mismo no sería razonable un cambio de posición e insisten en el no rotundo al PP. La gran incógnita es saber si este silencio de la dirigente socialista, que evita pronunciarse al respecto desde finales de julio, se podrá prorrogar mucho más allá y si, pasada la investidura fallida, alentará una nueva reunión del comité federal para replantearse la posición de los diputados socialistas. Fuentes del PSOE-A incluso dejan entrever que esa nueva reunión ya está pactada por Susana Díaz y Pedro Sánchez. Son insinuaciones que no acaban de despejar.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, saluda a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, saluda a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz. (EFE)

El secretario general del PSOE replicó con un “cuando llegue ese río cruzaremos ese puente” ante la pregunta de qué ocurrirá tras el primer fracaso de Rajoy y ante la convocatoria de unas terceras elecciones. Exactamente igual responden en las filas de los socialistas andaluces, evitando desvelar la hoja de ruta del partido. No descartan que el PSOE tenga que volver a reunir a su principal órgano para volver a debatir sus posiciones, pero tampoco piden abiertamente ese nuevo comité federal. Aunque se esfuercen en cerrar filas y poner el foco en el desgaste del líder del PP, el cisma entre el secretario general y sus principales barones sigue estando ahí y parece insalvable. Todos se mueven con parsimonia y con el temor de que en cualquier momento el partido salte por los aires.

Fisuras en el pacto andaluz

Las presiones para que Susana Díaz mueva ficha y lidere a los barones para favorecer la abstención de Pedro Sánchez han comenzado en Andalucía. El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, lleva días reclamando a la líder del PSOE que imponga “la sensatez” en su partido y permita que se forme Gobierno. Ahora, dan un paso más. Sumarán a Ciudadanos en una mesa de diálogo que escenificará en el Parlamento andaluz un nuevo bloque de alianzas. Aunque el partido de Albert Rivera insiste en que el acuerdo nacional no interferirá en Andalucía, lo cierto es que la formación naranja ha aceptado el envite de los populares. En el Gobierno andaluz, este paso no ha gustado nada.

El líder del PP andaluz y el de Ciudadanos, Juan Marín, mantuvieron conversaciones informales la pasada semana. Este lunes, Moreno ha telefoneado al portavoz de la formación naranja y ambos han acordado abrir una mesa de trabajo en el Parlamento andaluz, que tendrá como primera misión valorar el impacto de las medidas firmadas para Andalucía y trabajar de forma conjunta en la elaboración de los próximos Presupuestos andaluces. Susana Díaz necesita a Ciudadanos para aprobar las cuentas autonómicas.

Rajoy no ha abierto ningún tipo de interlocución con los barones socialistas, pero en el PP no descartan jugar esa carta

Desde el PP andaluz no han hablado con Susana Díaz. Entre PSOE y PP los puentes están rotos también en Andalucía. Hay que recordar que los populares se mantuvieron firmes en su no a la investidura de Susana Díaz, que logró formar Gobierno hace año y medio gracias a los únicos votos de Ciudadanos. Tampoco desde Génova se han descolgado teléfonos para pedir a la baronesa socialista o a dirigentes del PSOE andaluz que muevan al partido hacia la abstención. Fuentes populares admiten que este escenario podría darse más adelante, pero que de momento Rajoy no quiere quemar ese cartucho. En Extremadura, el PP también se ha dirigido a través de los medios de comunicación al socialista Guillermo Fernández Vara para pedirle que sus diputados se abstengan en la investidura.

La baronesa, "escondida"

“¿Qué opina Susana Díaz de este bloqueo político sin parangón? ¿Por qué está escondida? ¿Por qué no hace declaraciones públicas? Es el PSOE de Andalucía el que más diputados y más afiliados tiene y por tanto el que tiene la llave. ¿Quiere la señora Díaz terceras elecciones?”. Son algunas de las preguntas lanzadas por el presidente del PP andaluz, que reconoció sentir “curiosidad y ansiedad” por saber qué opina la baronesa socialista de lo que ocurre en España. Tras lanzar estas preguntas retóricas, Moreno Bonilla anunció el acercamiento de su partido a Ciudadanos en Andalucía. La estrategia tiene el visto bueno de Génova.

La presidenta andaluza, Susana Díaz. (EFE)
La presidenta andaluza, Susana Díaz. (EFE)

Hasta ahora, PP y Ciudadanos han mantenido una relación fría y muy tensa en Andalucía. Las relaciones se deterioraron definitivamente tras la ruptura del pacto de gobierno en Granada, donde el partido naranja acabó dando la alcaldía al PSOE. Desde el PP, admiten que la nueva foto de diálogo en Andalucía debe forzar a Susana Díaz a moverse y dar la cara. Dan por sentado que no podrá permanecer en silencio mucho más.

Desde Ciudadanos, su portavoz en Andalucía agradeció la vuelta del PP “a la senda del diálogo”. Marín se mostró dispuesto a hablar “con sosiego y sensatez” y subrayó que el acercamiento entre “los partidos constitucionalistas que creen necesario el diálogo como la base de cualquier posible acuerdo debe ser bienvenido”. También Albert Rivera ha llamado a Pedro Sánchez a reflexionar y permitir que “se ponga en marcha el país”.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios