POLÉMICA CON PODEMOS

Susana Díaz, ante el CIS: "Que a nadie se le olvide que el PSOE es mucho PSOE"

La líder de Podemos pierde los nervios y le suelta a la socialista: "Chúpate esa"

Foto: Susana Díaz en un acto de precampaña. (Efe)
Susana Díaz en un acto de precampaña. (Efe)

Susana Díaz no se ha escondido ni ha rehuido las cámaras. Todo lo contrario. No ha mencionado a Pedro Sánchez ni ha hablado de su candidato sino del PSOE, recreándose en cada letra de las siglas de su partido. Tampoco ha querido recrear el escenario fatídico para unos socialistas en tercer lugar contra la espada y la pared, teniendo que elegir si dan paso a Pablo Iglesias o a Mariano Rajoy. Ha sacado su versión más dura de Susana Díaz tras los desalentadores datos del CIS.

"Que a nadie se le olvide que el PSOE es mucho PSOE", ha repetido en varios momentos en los pasillos del Parlamento andaluz. Ha ironizado sobre "la borrachera de encuestas" de algunos líderes y ha recordado que en Andalucía ya algunos tuvieron que "desenrollar las pancartas y guardarlas". Se refería a lo que ocurrió en 2012, cuando el PP ganó por la mínima en Andalucía y el PSOE conservó el Gobierno andaluz gracias a IU, pese a meses de mayorías absolutas de los populares en los sondeos. "Es mucho más latoso desmontar muebles que guardar pancartas", ha ironizado jugando con el programa electoral de Podemos que copia un catálogo de Ikea.

Está claro que el PSOE piensa agarrarse como un clavo ardiendo al dato que indica que un tercio de los votantes aún no ha decidido su papeleta. A eso se refirieron fuera de micrófono, insistiendo en que la foto fija que arroja el CIS es "pasado" y se corresponde con un momento de mayo que nada tiene que ver con el actual, según indican. A su juicio esa caída de los socialistas se explica por el momento de 'bajón' tras el intento fallido de investidura de Pedro Sánchez y cuando se mantenían abiertas las conversaciones para un matrimonio político que permitiera constituir Gobierno en España. No piensan admitir que el 'sorpasso' del que alertan todos los sondeos es posible. Queda toda la campaña por delante, repiten para autoconvencerse.

Durante la sesión de control en el Parlamento andaluz los diputados han comenzados a mirar sus móviles, comentar y escribir a toda velocidad en sus dispositivos. Mientras hablaba la presidenta de la Junta, Susana Díaz, respondiendo a la oposición, el CIS confirmaba los augurios de los sondeos. Según la encuesta habrá 'sorpasso' en votos y escaños de Unidos Podemos y las mareas al PSOE. Para Andalucía, el PP empataría a 20 escaños con los socialistas y rompería la racha de victorias de Susana Díaz desde que llegó al poder.

El presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno Bonilla (Efe)
El presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno Bonilla (Efe)

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, se aferró también a ese augurio para hacer una llamativa llamada a los votantes socialistas. "Los votos del PSOE en Andalucía pueden servir para hacer presidente del Gobierno a Pablo Iglesias. Pido una reflexión a todos esos votantes cansados de las políticas rancias y antiguas del PSOE en esta comunidad andaluza", sostuvo. Moreno se mostró convencido de que el vuelco es posible a favor del PP andaluz y mantuvo que el escenario está muy abierto. "Cualquier resultado es posible", dijo aludiendo a ese alto porcentaje de indecisos. En Andalucía hay 61 escaños en juegos. Todos saben que es una comunidad clave.

Nadie mencionó en alto estos datos del CIS dentro del hemiciclo andaluz pero la mayoría de quienes ocupan un escaño los habían visto. Especialmente fuerte fue el enfrentamiento entre la líder del PSOE andaluz y la secretaria general de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez. "Chúpate ésta", le espetó de forma sonora y con entonación la dirigente de la formación morada. No hablaba del CIS sino de corrupción y defendía a Iñigo Errejón después de que un juzgado de Málaga haya sobreseído la denuncia del sindicato ultraderechista Manos Limpias contra el dirigente de Podemos por la beca fantasma en la Universidad de Málaga, que le llevó a una sanción de inhabilitación. Previamente la presidenta de la Junta había exigido que se disculpara con todos los altos cargos "a los que ha difamado y han sido absueltos" en los tribunales. Y además había vuelto a defender a los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, procesados por el caso ERE.

Teresa Rodríguez junto a Íñigo Errejón. (Efe)
Teresa Rodríguez junto a Íñigo Errejón. (Efe)

Justo cuando el CIS decía que la peor pesadilla del PSOE puede convertirse en realidad y tendrá la llave para decidir si dar paso a un gobierno de PP y Ciudadanos o a otro de los socialistas y Unidos Podemos con Pablo Iglesias como presidente, la Cámara andaluza registró otro pico de tensión. Si hubiera que juzgar por las relaciones entre Susana Díaz, quienes muchos creen que está llamada a ponerse al frente del barco socialista y dirigir la nave tras el 26-J, y la líder andaluza de Podemos desde luego que ese gobierno de izquierdas que dibujan las encuestas se antoja imposible.

La presidenta de la Junta le afeó a Rodríguez "el rencor y el odio" que a su juicio destila contra el PSOE. Su contrincante le preguntó "si tiene algún sitio al que volver cuando dejé de ser presidenta". "Porque yo cuando tenga su edad volveré a ser profesora", apostilló. Ella ya había encajado la pregunta de rigor sobre el alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', pareja sentimental de Rodríguez y siempre presente en el discurso de la líder socialista. Sabe que la mención del regidor gaditano la descuadra. Esta vez le recriminó las contradicciones de Podemos sobre la carga de trabajo a Astilleros.El PP censuró a Díaz que hable siempre del Gobierno de Podemos en Cádiz cuando fueron los socialistas quienes dieron paso a 'Kichi'. La socialista se mostró perpleja por la defensa al partido morado, sacó "la pinza" e ironizó con que Moreno Bonilla "siempre le dedique la prórroga de su pregunta" a Podemos.

El tono fue mucho más 'amoroso' y relajado con el dirigente de Izquierda Unida, Antonio Maíllo, aunque las puyas tuvieron profundidad. Él le afeó a Susana Díaz mucho "humo" en su primer año de gestión tras las elecciones autonómicas. Ella se burló de que Podemos les obligue a "esconder" las banderas republicanas. Ambos dejaron también claro la falta de conexión política aunque hayan gobernado juntos en la Junta hasta hace poco más que año y medio. No hay que esperar a la media noche. En Andalucía ya ha arrancado la campaña. 

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios