MAGISTRADO DEL CASO DE LOS ERE

Álvaro Martín: el juez conservador, sustituto de Alaya, que procesó a Chaves y Griñán

Se ganó la confianza de la magistrada estrella cuando estaba a sus órdenes en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla. Mantiene una imagen muy discreta en su trabajo

Foto: El magistrado Álvaro Martín. (EFE)
El magistrado Álvaro Martín. (EFE)

No le gustan los focos. Su imagen se aleja de la de un juez estrella: serio, concienzudo, sin alharacas. Álvaro Martín (Cáceres, 45 años) llevaba más de dos años como juez de refuerzo en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla a las órdenes de Mercedes Alaya. Ahora, ya bajo la batuta de la jueza María Ángeles Núñez Bolaños, se mostró ayer en un auto de 94 folios como un 'seguidista' de la doctrina Alaya al procesar a los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

[Consulte aquí el PDF del auto]

Martín se ganó, con su carácter reservado, la confianza de la jueza del 'trolley', la jueza de porcelana. En esa etapa, solo llevaba los asuntos de oficio del juzgado, no las macrocausas. Llegaron varios jueces de refuerzo y sólo él se acabó quedando al lado de la jefa. Martín es considerado por sus compañeros como un juez “joven y ágil”, “firme defensor de la despolitización de la Justicia y en contra de que las causas penales se alarguen de forma desproporcionada", aseguran en su círculo de trabajo como carta de presentación, como publicó este diario.

El juez, que forma parte de la sala de gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), es el instructor del llamado procedimiento específico, la rama política del caso de los ERE. Y en eso llevaba concentrado Martín desde que a finales del año pasado, tras el relevo de Alaya por Núñez Bolaños, se dejara al magistrado esta parte del caso, la de más relevancia mediática.

Álvaro Martín: el juez conservador, sustituto de Alaya, que procesó a Chaves y Griñán

No todos están de acuerdo con su manera de afrontar la causa judicial. “Lo que ha hecho ha sido un corte y pega de lo que instruyó Alaya. Aquí nadie quiere mojarse. Parece como si dejara pasar el tiempo para que otros lo resuelvan”, destacó a El Confidencial el abogado Carlos Leal, imputado en otra de las piezas del caso ERE, que ya desmontó la instrucción de Alaya.

Leal intentó ayer desarmar algunos puntos del auto de Martín, como el de la “ausencia de bases reguladoras de la subvención, así como de convocatoria pública para su conocimiento por todo interesado en acceder a ella”. A su juicio, resulta “falso”, puesto que las bases de las ayudas sociolaborales se encuentran ya en una orden ministerial de 1995.

Sin fecha para el juicio

En cuanto a la “falta de control del cumplimiento, por parte del solicitante de la subvención, de los presupuestos o condiciones para disfrutar de la ayuda”, el letrado también argumenta que la orden se aplica a trabajadores mayores de 50 años que hayan sido afectados por un proceso de reestructuración.

No hay fecha para el juicio. Fuentes judiciales próximas al caso calculan que aún faltan al menos dos años para que se celebre la vista. “Ahora esta resolución se traslada al ministerio fiscal y acusaciones con el fin de que formulen escrito de acusación solicitando la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa, sin perjuicio, además, de que puedan solicitar la práctica de diligencias complementarias. Con este auto de procedimiento abreviado, se da fin a la instrucción de esta causa”, explicó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios