ANDALUCÍA, EN LOS PAPELES DE PANAMÁ

La UDEF investigó a un empresario con una 'offshore' que recibió dinero de la Junta

José Arenas Morales abrió una cuenta en Suiza en enero de 2013 tras crear una sociedad en las Islas Vírgenes Británicas a través del despacho de abogados Mossack Fonseca

Foto: (Raúl Arias)
(Raúl Arias)

José Arenas Morales, empresario con 30 años al frente de negocios en toda España e investigado por la UDEF en la Operación EDU de los cursos de formación de la Junta de Andalucía, abrió una cuenta en Suiza en enero de 2013 con su mujer y sus dos hijos tras crear una sociedad denominada G & A en Tortoa (Islas Vírgenes Británicas) con el número BVI 1753216 a través del despacho de abogados Mossack Fonseca.

En los documentos a los que ha tenido acceso El Confidencial y La Sexta en el marco de la investigación de los papeles de Panamá, coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán ‘Süddeutsche Zeitung’, consta que Arenas Morales creó esta patrimonial para tenencia y explotación de capitales “en cualquier parte del mundo”.

[Especial los papeles de Panamá: destapamos a Mossack Fonseca, la gran trama de las sociedades 'offshore']

La sociedad estaba repartida de la siguiente manera: Arenas Morales contaba con el 30% (15.000 acciones); María Lourdes García Andrés, otro 30% (15.000 acciones) y sus hijos, Lourdes Arenas García y Francisco José Arenas García, con un 20% y 10.000 acciones. Arenas García era menor de edad y estaba representado por su padre en G & A. Arenas Morales incluyó en la sociedad a su esposa e hijos, “por si en un futuro la empresa llegaba a funcionar y a mí me ocurría algo; quería que mi familia tuviera los menores problemas legales para poder administrarla (ser un enfermo crónico de corazón y haber tenido varios amagos de infarto es lo que conlleva)”, explica a El Confidencial.

Tres millones de euros

G & A nació “con la intención de canalizar unos negocios que no llegaron a cristalizar y por eso la cerré; por lo tanto, no se pudo ingresar ningún dinero en ninguna cuenta procedente de ningún negocio porque los negocios al final, desgraciadamente, no se llevaron a cabo”, resalta. Contactó con Mossack Fonseca porque en España no veía “salida ninguna” y estaba “acorralado por las deudas con todo el mundo”.

“Lo intenté fuera de España y cuando creo que tengo algo concreto en la mano deprisa y corriendo me asesoro (no sé si mal o bien: probablemente mal) y creo una empresa fuera, pero esto también me sale no ya mal, fatal”, admite a este diario.

En la documentación consultada por El Confidencial se puede comprobar en un correo electrónico del 23 de abril de 2014 que se negó a pagar 700 euros a Infante Pérez & Almillano, el despacho intermediario ante Mossack Fonseca. “Pretendían cobrarme unos honorarios superiores a los pactados”, se excusa.

Fuentes de la investigación de la Operación EDU consultadas por El Confidencial confirman que siguieron el rastro de las sociedades de Arenas Morales y su mujer en Andalucía. Arenas Morales lo niega. La UDEF desconocía que hubiera abierto una cuenta en Suiza. Una de las tesis para crear esta sociedad en las Islas Vírgenes, según la investigación, se basaba en que el empresario necesitaba contar con liquidez “en el caso de sufrir concursos y embargos”, como luego aparecieron.

La esposa de Arenas Morales, que está casada en separacion de bienes con su marido, "pero como si no lo fuera porque todos los préstamos de mis empresas han sido avalados por ambos cónyuges", fue administradora única en Sicma Andalucía SL. Esta sociedad recibió al menos tres millones de euros de subvenciones de los cursos de formación de Andalucía, según consta en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía y ratificaron fuentes de la investigación de la Operación EDU a este diario.

Arenas Morales dice que ahora está “completamente arruinado” con solo dos empresas activas que acaban de salir de un concurso de acreedores

El empresario dice que ahora está “completamente arruinado” con solo dos empresas activas que acaban de salir de un concurso de acreedores, ambas de Lugo: Aulabús SL y Sicma Comunicación Activa SL. Ambas han recibido subvenciones por parte de la Junta, como se puede comprobar en el BOJA. En 2012, con una contratación a dedo (negociado sin publicidad) de 169.924 euros de los servicios de formación itinerante para cuidadores y cuidadoras de personas en situación de Dependencia en las ocho provincias andaluzas.

Un negocio que “gustaba” a la Junta

En el caso de Aulabús SL, admite que era un negocio inventado por él mismo y “que gustaba a la Administración para hacer campañas móviles de comunicación conseguidas a través de licitaciones públicas a través de Sicma Comunicación Activa” y a las empresas de formación (clientes privados) a las que Aulabús alquilaba sus aulabuses (autobuses adaptados como aulas móviles) para hacer cursos de formación... “Y ese era mi único producto. Mientras la Administración española licitaba este tipo de campañas la empresa aguantó, y cuando las dejó de contratar, porque el poco dinero que podía gastar había que destinarlo a otros menesteres, Sicma Comunicación se hundió, porque la inversión que tenía hecha en hierros (autobuses) era muy alta y los bancos cancelaron de golpe todas las pólizas de crédito”.

 A su juicio, Aulabús SL corrió el mismo destino. Mientras la Administración, principalmente la Junta de Andalucía, pagaba a los clientes de Arenas Morales, la compañía “funcionaba y todo iba bien”. “Cuando en 2011 la Administración deja de pagar, mis clientes se hunden y ya no me pagan, los bancos dejan de financiarme y Aulabús se hunde; y mi mujer y yo, que hemos avalado todos los préstamos, nos hundimos con mis empresas... Y no hay más”.

Arenas Morales también ha sido administrador único, administrador solidario y consejero de las siguientes sociedades: Stelle Consultores de Empresas y Gestión SL y Sistemas Docentes de Investigación de Lugo. En Sevilla, Servicio Integral de Consultoría. En Madrid, Calidea Empresa de Control y Seguridad Alimentaria SL, Técnicas de Comunicación Avanzadas Imagen y Publicidad SL, García Andrés Consultoría y Promociones Inmobiliar SL y Sicma Solar Energía SL, “todas inactivas desde hace muchos años”, según explica el interesado, que incluso no fue localizado en febrero de 2013 por la Jefatura Provincial de Tráfico de Madrid, como consta en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid.

“Tanto mi mujer como yo mismo”, relata el empresario, “llevamos también varios años en concurso de acreedores personal y no sé siquiera si podremos salir (tenemos absolutamente todo el patrimonio familiar embargado, hipotecado o con orden de ejecución hipotecaria emitida). Todo esto debido a la crisis, a los bancos y a la Administración Pública. Los bancos cancelaron de golpe todas las líneas de crédito que tenían abiertas con mis empresas; y la Administración, en el área de comunicación donde mis empresas trabajaban (licitando a concursos públicos de todas las comunidades autónomas, no solo de Andalucía) dejó de golpe de contratar”.

No precisa su deuda con Hacienda

Insiste en que creó una sociedad en las Islas Vírgenes Británicas al constatar que las administraciones dejaron de financiar la formación “completamente a mis clientes sus compromisos adquiridos con deudas que en algunos casos se arrastraban ¡desde hace años!”. Y ahí empezó la bola. Dejó de pagar a sus proveedores, sobre todo a bancos, Seguridad Social y Hacienda. Asegura que tiene una deuda con la Agencia Tributaria, pero Arenas Morales, que dice que “ya ha abonado la mayor parte de ella”, también precisa que antes “era muy alta y la actual es mínima”.

La caída de las empresas de Arenas Morales (2010-2011) coincide con su introducción en otros sectores como la limpieza de edificios. Asegura que le salió mal su experiencia en Multiservicios y Limpiezas Doñana SL, vinculada con José Fernández de los Santos, ex alto cargo de Susana Díaz en el PSOE de Andalucía y actual vicepresidente primero de la Diputación de Huelva, como ya publicaron en 2015 ‘El Mundo Andalucía’ y ‘Libertad Digital’.

Arenas Morales admite que en 2012 conoció a Fernández de los Santos, que fue imputado por la jueza Mercedes Alaya. Esta empresa “carecería de instalaciones adecuadas para realizar” los cursos de formación subvencionados por la Junta. “Mi relación con él fue muy breve y absolutamente circunstancial. Nos conocimos a través de un proveedor suyo; nos hemos visto dos veces; yo vivo en Madrid y él en Huelva”.

La relación con el imputado por Alaya

Fernández de los Santos, que fue gerente en el sector privado, como aclara la web del PSOE de Andalucía, estaba interesado en traspasar Multiservicios y Limpiezas Doñana, que tenía clientes públicos, pero sobre todo privados, y le hizo una propuesta de traspaso que Arenas Morales “podía asumir”. El empresario que aparece en los papeles de Panamá no cuantifica a este diario a cuánto se elevó la operación.

“A la vista de que mis negocios de siempre se habían ido completamente al traste, decidí que podía ser una salida meterme en otros temas diferentes a los míos y ese fue precisamente el motivo, que la línea de negocio de Multiservicios Doñana, la empresa del señor Fernández, era muy diferente a la mía, lo que me hizo decidirme a aceptar el traspaso de su empresa, que ya venía haciendo en sus propias instalaciones, desde hacía algunos años, algún curso suelto de formación ocupacional, como actividad completamente residual a la suya principal y así es como yo lo consideré desde el primer momento”.

La jueza Mercedes Alaya. (EFE)
La jueza Mercedes Alaya. (EFE)

A los pocos meses y “por diversos motivos” (no aclara cuáles) comprobó que había tomado una decisión errónea y traspasó la empresa, sin tener desde entonces absolutamente nada que ver ni con ella ni con su anterior propietario. "Por ese motivo nunca he considerado mía a Multiservicios Doñana, porque se trató únicamente de una presencia temporal, la mía, por muy pocos meses, en una empresa completamente desconocida para mí, que yo no había creado, con la que nunca me identifiqué realmente, y con la que en la actualidad, y desde hace años, no tengo absolutamente nada que ver”.

La llamada de la policía

Libertad Digital’ publicó el 23 de febrero de 2015 que UGT de Andalucía contrató aulabuses con Sicma Andalucía, empresa vinculada con Arenas Morales. Según este diario, UGT-A ordenó falsificar la factura que amparaba la contratación de autobuses destinados a la participación en la huelga general de noviembre de 2010 para incluirla dentro de las subvenciones de formación para el empleo. Pero Sicma se equivocó y en la factura ya falsificada consignó "Bus de la Huelga". “Alrededor de la figura central de José Arenas Morales, que aparece en todas las sociedades implicadas, se articula una red de relaciones inexplicadas hasta el momento y que exhibe un vínculo innegable con la trama del fraude de la formación que investiga la UDEF”.

La actual secretaria general de UGT de Andalucía, Carmen Castilla. (EFE)
La actual secretaria general de UGT de Andalucía, Carmen Castilla. (EFE)

El empresario confiesa que la policía le llamó por teléfono tras la publicación de esta noticia y la del diario de Unidad Editorial y que le aclaró al agente que investigaba el asunto que su empresa “nunca hizo ningún tipo de factura falsa ni para UGT ni para nadie”. “UGT -argumenta- nos pidió un autobús para ponerlo en cabeza de la manifestación durante una huelga y eso fue lo que se le facturó, hasta el punto de que el propio diario ‘El Mundo’ publicó la factura emitida en la que se podía leer nítidamente que lo que se facturaba era ‘el autobús de la huelga”. Debió de quedarle muy claro al policía que recibió mi declaración, porque nunca más volvió a comunicarse conmigo en relación con ese asunto, ni con ningún otro”.

“Todo me salió mal”

En cuanto a su relación con Fundespol, también investigada por la UDEF en el caso de corrupción, y que vicepresidió Emilio Monteagudo, exjefe de la Policía Local de Madrid, admite que fue su cliente. “Era una fundación que se dedicaba a la formación, que ha cerrado completamente arruinada por los mismos motivos que cientos de miles de entidades del sector; el señor Monteagudo fue uno de los fundadores de la misma y que lleva fuera de ella más de 20 años”.

Continúa el relato de Arenas Morales: “Todo me salió mal; y después intenté poner en marcha algún tipo de negocio fuera de este país (China; África; América…) y por ese motivo, cuando creí tener el negocio cerrado, asesorado profesionalmente, creé una empresa internacional para canalizar la actividad empresarial que esperaba desarrollar en el extranjero… Pero desgraciadamente, se trató de algo que, después de muchos intentos y mucho trabajo, no dio ningún fruto. Y por ello, la empresa dejó de estar activa al año siguiente”.

El Confidencial le preguntó, por vía telefónica y por correo electrónico, cuánto dinero ingresó en la cuenta de Suiza abierta a través de su sociedad en las Islas Vírgenes Británicas y con la intermediación del despacho de abogados panameño Mossack Fonseca. Arenas Morales dice que "no se pudo ingresar ningún dinero en ninguna cuenta".

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios