Susana Díaz se desmarca de Felipe González y se mantiene en el 'no' rotundo al PP
  1. España
  2. Andalucía
La baronesa andaluza discrepa de la fórmula del expresidente

Susana Díaz se desmarca de Felipe González y se mantiene en el 'no' rotundo al PP

La baronesa andaluza está en la solución Zapatero -nuevas elecciones-, deja claro que su posición no ha cambiado y emplaza a abrir el debate en el comité federal del sábado

Foto: Fotografía de archivo de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el expresidente del Gobierno Felipe González. (EFE)
Fotografía de archivo de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el expresidente del Gobierno Felipe González. (EFE)

“Soy respetuosa y no soy quién para valorar las opiniones personales de nadie. Yo tengo la mía y no la he cambiado”, ha dicho Susana Díaz para dejar claro que no se va a mover “ni un milímetro”. Ni porque lo diga Felipe González. No al PP y no a Podemos. Una doble negación que acerca nuevas elecciones en España, por más que los socialistas insistan en que hay alternativas como un Gobierno de PSOE con Ciudadanos, muy difícil por aritmética y porque PP y Podemos ya han descartado esa fórmula. La presidenta de la Junta de Andalucía ha asegurado que es “muy respetuosa” con todas las opiniones de militantes socialistas, preguntada por el camino señalado por Felipe González, pero ha insistido en dejar muy claro que su posición no ha variado.

La baronesa andaluza discrepa de la fórmula del expresidente, que ha pedido en una entrevista en 'El País' no cerrar el paso al PP. Díaz ha reiterado que la posición del PSOE andaluz es la recogida en la resolución del comité federal del pasado 28 de diciembre y que ella misma había desgranado desde la misma noche electoral. Se mantiene por tanto en el 'no' rotundo al PP, sea el candidato Mariano Rajoy o haya relevo, y el rechazo a negociar con partidos que pongan en peligro la unidad de España. Esta doble negación abre la puerta a nuevas elecciones generales, en la línea de lo expresado por el otro expresidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, que considera casi inevitable una nueva convocatoria electoral. Díaz está más próxima de Zapatero que de González en estos momentos, admiten fuentes de su entorno político más cercano.

Susana Díaz sobre Felipe González: "No estoy ni cerca ni lejos de nadie"

“Yo no he cambiado de posición. Las opiniones personales son libres y son todas respetables”, ha aclarado Susana Díaz a la entrada de un Centro de Salud que iba a inaugurar en Sevilla y rodeada de una nube de periodistas. Se desmarcaba además de la opinión expresada por Fernando Rodríguez Villalobos, presidente del PSOE de Sevilla y uno de los padres políticos de la presidenta andaluza, que la noche del martes aseguró en una tertulia televisiva que el PSOE debía abstenerse para dar paso al PP en el Gobierno.

Esa opinión, expresada “a título personal”, causó malestar en el seno del PSOE andaluz y en la propia presidenta de la Junta, según ha podido saber este periódico. Ella está muy interesada en no aparecer en ningún caso en el ala derecha del PSOE y alineada con los históricos de la vieja guardia, que se inclinan por una abstención final hacia el PP.

En su entorno no dejan de repetir que Susana Díaz no avalará esa posición y se mantendrá firme en el 'no' a Rajoy o a cualquier otro candidato popular hasta el último minuto y a pesar de todas las presiones externas que reciban en las filas socialistas. Muchos compañeros no la creen porque consideran que dejar gobernar al PP en una legislatura corta sería el mejor escenario político posible para las aspiraciones de la baronesa andaluza, ganando tiempo para tomar el puente de mando en Ferraz y hacerse con la secretaría general del partido en un próximo congreso federal.

“No me siento ni cerca ni lejos de nadie”

En este sentido, Susana Díaz se ha expresado en la misma línea que Ferraz. La dirección federal del PSOE también ha rechazado la opción de Felipe González de una abstención hacia el PP. Consideran que eso sería como “indultar” a un partido que se encuentra además en estos momentos cercado por la corrupción, en palabras del secretario de Organización del PSOE, César Luena. “No me siento ni cerca ni lejos de nadie”, ha sostenido Susana Díaz a este respecto, preguntada sobre si coincide entonces con Pedro Sánchez. “Tenemos que pensar en lo que es bueno para España, para nuestro país, no para el PSOE ni para cada uno de nosotros”, ha reiterado ante varias preguntas sobre la complicado situación interna del partido, que ha eludido contestar.

La presidenta de Andalucía tiene previsto reunirse con Pedro Sánchez este viernes, el día antes de la reunión del comité federal. “Soy una persona que cuando digo y defiendo algo es porque me lo creo”, ha sostenido Susana Díaz ante la cascada de preguntas sobre cuál es su posición política ante la formación del próximo Gobierno de España. En todo caso, ha remitido a los órganos del partido, donde cree que deben dirimirse los debates internos del PSOE.

“Al PSOE le va bien cuando a España le va bien. Es imposible, y ni siquiera me lo plantearía, pensar en algo que fuera bueno para el PSOE pero no fuera bueno para nuestro país”, ha concluido la dirigente andaluza.

La reunión del sábado será clave para los socialistas, por más que quieran rebajar la tensión del cónclave al dejar claro que no deben adoptar ninguna decisión hasta que el Rey encomiende a Pedro Sánchez la formación de Gobierno, algo que no ocurrirá previsiblemente hasta el próximo martes, cuando acabe la segunda ronda con los dirigentes políticos. No obstante, la tirantez en el seno del PSOE y las distintas posiciones enfrentadas en el partido hacen difícil que los socialistas puedan salvar la cita interna de este fin de semana sin que afloren las tensiones dentro del partido.

Si Felipe González, como Alfonso Guerra, ha dejado claro que el PSOE no debería cerrar el paso al PP, los barones, con Susana Díaz a la cabeza, ya han descartado esa abstención. Coinciden en el 'no' a Podemos pero discrepan de la posición frente a los populares. Enfrente, Ferraz asume también el 'no' rotundo al PP pero sí se inclina por negociar con el partido de Pablo Iglesias. Si se trata de almas, hay más de tres ahora mismo pujando por hacerse fuertes en el seno del PSOE en un momento complicado que todos asumen que será decisivo para su futuro político inminente.

Susana Díaz Pedro Sánchez
El redactor recomienda