a menos de un mes para las generales

El PSOE confía en remontar desde Andalucía la fría campaña de Pedro Sánchez

El secretario general visita Huelva, Cádiz y Córdoba en una semana clave en que los socialistas confían en reactivar una precampaña “adormecida” que beneficia a Rajoy

Foto: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), junto a la presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz (d). (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), junto a la presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz (d). (EFE)

Pedro Sánchez protagoniza esta semana tres intensas jornadas en Andalucía en las que visitará las provincias de Huelva, Cádiz y Córdoba en solitario y sin coincidir con la baronesa andaluza, Susana Díaz. La presidenta de la Junta, que ya ha compartido dos actos en precampaña en Almería y Jaén y volverá a subirse a un mitin con el candidato en campaña en Sevilla y Málaga, seguirá con su propia agenda institucional y de partido volcada en el 20-D, confirmaron fuentes socialistas.

El objetivo es presentar al PSOE andaluz como una máquina a todo trapo al servicio de su candidato. En los actos conjuntos, Susana Díaz se ha preocupado y mucho de prodigarle a su secretario general todo el cariño y el apoyo que no había demostrado hasta ahora. Eso sí, los socialistas andaluces admiten que está siendo una precampaña “fría” y dejan caer que Sánchez no despierta pasiones en la militancia. Desde el PSOE andaluz admiten públicamente sin rodeos que la última semana ha sido complicado hacer campaña, solapada por Cataluña y el pacto antiyihadista tras los atentados de París. Un escenario, admiten, en el que el presidente del Gobierno está “muy cómodo” y que puede beneficiar electoralmente al Partido Popular. Los socialistas se muestran convencidos de que el PP tratará de apurar hasta los últimos días sin cambiar el paso porque salen beneficiados si solo se habla de unidad de España o pacto antiterrorista.

“Cuando uno se sube a un ring y no tiene contrincante o cuando se juega un partido sin equipo enfrente es muy complicado meter goles”, señaló el secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo. Según valoró, hasta el momento la precampaña está “adormecida”, “no hay tensión”, algo que confían en remontar estos próximos días desde Andalucía. Lo cierto es que los mítines organizados por los socialistas andaluces son los más potentes hasta ahora, con lleno por encima de las 2.000 personas en los actos de Sánchez y Díaz en Almería y Jaén. Una exhibición de músculo y poderío del PSOE andaluz que no es ninguna casualidad.

Sánchez y Díaz junto a la presidenta del PSOE, Micaela Navarro (i) y el secretario del PSOE de Jaén, Francisco Reyes (d). (EFE)
Sánchez y Díaz junto a la presidenta del PSOE, Micaela Navarro (i) y el secretario del PSOE de Jaén, Francisco Reyes (d). (EFE)

Frente a las 200 personas que recibieron el sábado a Pedro Sánchez en Madrid, los socialistas se volcaron en Jaén multiplicando casi por diez ese aforo. Más allá de los actos protagonizados por los candidatos, las distintas direcciones provinciales del PSOE también tienen orden directa de mantener una agenda intensa y cargada de actos. Entre las precampaña más llamativas está la del PSOE de Sevilla, donde el candidato, Antonio Pradas, y la secretaria general de esta provincia, Verónica Pérez, llevan casi dos semanas protagonizando varios actos diarios. Los socialistas sevillanos pretenden alcanzar en estas semanas el millar de actos. Un músculo ante el que palidecen el resto de federaciones.

Frente a lo que ocurre en el resto de comunidades, salvo posiblemente en Castilla La Mancha o algo en Asturias, los socialistas andaluces se jactan de que “en Andalucía sí hay campaña”. “No hay color”, presumen en privado. Si alguien pensaba que el PSOE andaluz iba a mantener un perfil más plano o hacer campaña de brazos caídos por diferencias con Ferraz, nada más lejos de la realidad. Susana Díaz dio orden de tensionar al máximo el partido y rendir más que nunca electoralmente. Ella lo repite mucho: “No me gusta perder ni al parchís”. Subrayan que Andalucía es la federación más potente y aquí hay 61 escaños en juego. El PSOE obtuvo 25 en 2011. Confían en no bajar de ese suelo o incluso sumar algún diputado más. “Lo mejor que podemos hacer es obtener un buen resultado en Andalucía”, sostuvo el número dos de Díaz. Insisten en que quieren llevar a Sánchez “en volandas” hacia la presidencia del Gobierno.

La maquinaria está tensionada al máximo y tampoco hay espacio para elucubraciones que puedan alimentar la batalla interna que se vivirá si Pedro Sánchez empeora los resultados de Alfredo Pérez Rubalcaba o si queda, como dicen algunas encuestas a las que los socialistas no dan ningún crédito, como tercera fuerza política. La secretaria general de Andalucía, que conoce su partido al milímetro, no va a dejar espacio para que le recriminen no haber apoyado electoralmente a Pedro Sánchez. Ya se oyeron voces que alertaron del ruido que armó la federación andaluza con el fichaje de Irene Lozano o con la reforma laboral en el programa electoral.

Los socialistas andaluces llegarán a ese escenario postelectoral posiblemente con los mejores resultados de España en la cartera

A partir de ahí, la orden ha sido cerrar filas y no hablar del día después del 20-D. Al menos, en público. Los socialistas andaluces llegarán así a ese escenario postelectoral posiblemente con los mejores resultados de España en la cartera y vía libre para tomar el puente de mando en Ferraz si se abre la pugna interna por el relevo de Sánchez. El secretario general no es ajeno a esta situación interna. También prepara sus naves. En Ferraz dan por hecho que Sánchez volverá a dejar claro durante la campaña electoral que optará a repetir en la secretaria general del PSOE pase lo que pase en las generales. Sobre el lema “Nos une Pedro” lanzado por Ferraz y que podría interpretarse en términos de batalla interna más que en clave de ganar las elecciones, desde Andalucía, el número dos evitó la polémica, lo aplaudió y aseguró que en Andalucía suena bien porque ya usaron uno similar: “Andalucía, la fuerza que nos une”.

Ni un comentario sobre la afirmación del presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que aseguró en ‘El País’ que no era posible formar gobierno con un resultado por debajo del 25%. Tampoco quiso el PSOE andaluz valorar que Sánchez sea presidente si su lista es la segunda más votada. Queda claro que Susana Díaz está ahora en modo ganar, ganar y ganar, lo que le servirá también para allanarse una victoria interna frente a Pedro Sánchez si hay batalla. La presidenta de la Junta también ha reforzado su agenda con actos institucionales desde su atalaya de San Telmo por la mañana y mítines por la tarde apoyando a sus candidatos en las generales. Díaz no tiene las dificultades de Sánchez, maniatado en los últimos días por una agenda marcada por los pactos con Rajoy. Está, una vez más, aprovechando hábilmente su perfil institucional y como peso pesado del PSOE.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios