TENSIÓN EN LA LISTAS PARA LAS GENERALES

Los últimos papeles de Gürtel avivan la idea de renovación en el PP-A

El informe de Hacienda que apunta a hombres clave del partido en Sevilla refuerza la tesis de quienes exigen renovación ante las próximas generales y apartar a Arenas de Andalucía

Foto: El líder del PP de Andalucía, Juan Manuel Moreno. (Reuters)
El líder del PP de Andalucía, Juan Manuel Moreno. (Reuters)

El lío interno y los empujones en el Partido Popular andaluz para las listas de las próximas elecciones generales se agravan conforme se aproxima la fecha de disolución del Congreso y ante las nuevas informaciones sobre la trama Gürtel en Andalucía. El informe de la Oficina Nacional de Identificación del Fraude (Onif) avanzado por El Confidencial, y que apunta a la existencia de facturas falsas y pagos en B por parte del PP andaluz a empresas clave de Francisco Correa en la campaña de 2004, fue una bomba interna. El tiro de la Agencia Tributaria apunta al corazón del PP sevillano, que casi dos años después del aterrizaje de Juan Manuel Moreno Bonilla sigue siendo la gran piedra en su zapato político y territorio comanche para su liderazgo. Las últimas revelaciones sacudieron a un partido que emite señales inequívocas de guerra dentro de sus propias filas.

Más ruido en un momento en que la elaboración de las listas está más abierta que nunca y los dirigentes del PP andaluz tienen claro que será directamente Mariano Rajoy quien tenga la última palabra y no tiene prisa. Quienes defienden la necesidad de una renovación en las listas, y pujan por la salida de las candidaturas del Congreso de nombres del pasado como Teófila Martínez y su paso a la segunda fila política como candidatos al Senado, cogen fuerza ante las últimas revelaciones. También quienes creen que la etapa de Javier Arenas en Andalucía está terminada y apuestan por su marcha del hemiciclo andaluz, con un billete de ida al Congreso que deje espacio a Moreno Bonilla para fortalecer su liderazgo, se vieron reforzados con el nuevo frente que se abre tras la implicación del PP sevillano en la trama Gürtel.

Un ataque al corazón del PP de Sevilla

Los nombres del expresidente del PP de Sevilla y diputado en el Congreso, Ricardo Tarno, y del exsecretario general Eloy Carmona son directamente señalados en el documento de Hacienda como responsables de los pagos pendientes a una de las empresas de Correa, Rialgreen, aunque el contrato para las campañas de 2003 y 2004 se realizó directamente con otra empresa de publicidad, McCann. El primero fue uno de los hombres de más confianza de Arenas sin ninguna duda. El segundo está íntimamente ligado a José Luis Sanz, alcalde de Tomares (Sevilla), que, hasta que Rajoy mandó parar, era el elegido para hacerse con la presidencia del PP andaluz y al que la elección de Moreno Bonilla dejó en la cuneta política.

Fotografía de archivo de Javier Arenas y Ricardo Tarno. (EFE)
Fotografía de archivo de Javier Arenas y Ricardo Tarno. (EFE)

Todas estas irregularidades señaladas ahora por la Agencia Tributaria ya fueron destapadas por la Cámara de Cuentas de Andalucía en su fiscalización de los gastos electorales en 2004 y en 2008. Entonces, tanto el expresidente del PP andaluz Javier Arenas como su número dos, Antonio Sanz, ahora delegado del Gobierno, dijeron ignorar la relación de McCann con las empresas de la Gürtel y defendieron las cuentas del partido. Ahora, los tiempos son otros.

El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, fue mucho más cauto tras el último informe de la oficina estatal antifraude. “Máxima colaboración” con la justicia para que este asunto se aclare cuanto antes y “ninguna preocupación”, declaró el actual líder regional. Unas afirmaciones que contrastan con las que realizó Virginia Pérez, que compagina el mismo cargo de vicesecretaria general del PP andaluz y del PP de Sevilla. La coordinadora de los populares sevillanos con asiento en la dirección regional, que además es cuñada de Ricardo Tarno y fue la que sustituyó a Carmona en el organigrama provincial, se fajó mucho más. Advirtió de que interpondrán querellas ante “interpretaciones o acusaciones falsas” tras el informe de Hacienda, advirtió de que el contenido de este documento apunta a lo mismo que se viene hablando “desde hace años” y sí coincidió con su ‘jefe’ regional en el mensaje de “absoluta tranquilidad”.

La contradicción con García Pelayo y el caso ERE

Las ramificaciones de la trama Gürtel en Andalucía implican ya directamente a la exalcaldesa de Jerez y senadora del PP María José García Pelayo y al que fuera mano derecha de Arenas y su jefe de prensa durante años, Isidro Cuberos. La última operación del PP, que ha blindado a García Pelayo colocándola en la Diputación Permanente del Senado, lo que prorrogará su aforamiento ante el Supremo una vez que se disuelvan las Cortes, dejó en evidencia a la nueva dirección del partido en Andalucía.

Fotografía de archivo del diestro Cayetano Rivera y la exalcaldesa de Jerez María José García Pelayo. (EFE)
Fotografía de archivo del diestro Cayetano Rivera y la exalcaldesa de Jerez María José García Pelayo. (EFE)

Susana Díaz hizo lo mismo en el Parlamento andaluz con los exconsejeros imputados en el caso de los ERE, y entonces Moreno Bonilla y su equipo directo consideraron esa maniobra, calcada ahora para su senadora, de “injustificable”, “inexplicable” y ejemplo de que “no hay decencia política en el PSOE”. Ahora, fuentes próximas a Moreno Bonilla defienden que fue una decisión de la dirección del grupo del Senado y alegan que la exalcaldesa de Jerez ha pedido voluntariamente ir a declarar cuanto antes.

Moreno Bonilla defiende públicamente la necesidad de una renovación “ordenada y con sentido común” en las listas a las generales. Aboga por combinar “experiencia y juventud” y pide “generosidad y decisión”. De ese discurso público es complicado moverlo. El líder del PP andaluz clama porque se busquen los candidatos “más atractivos” para el electorado y por cerrar etapas. Sin embargo, la decisión no está en su mano.

Será directamente Rajoy, que ya ha dejado claro que no moverá ficha hasta que en noviembre se disuelvan las Cortes, quien tenga la última palabra. Fuentes del PP admiten que Arenas, vicesecretario general, tiene ahora mismo mucha más influencia en el presidente que el actual líder andaluz. Más allá de las dañinas críticas de José María Aznar, en las filas populares admiten que hay una corriente interna, liderada por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que trata de disuadir a Rajoy de la necesidad de cambios claros ante las generales para evitar el descalabro del partido. Moreno Bonilla está también entre los líderes regionales que asumen estas tesis.

Las grandes incógnitas en las generales

Las incógnitas más claras que dirán quién ha ganado el pulso interno las despejarán las listas a las generales. Si Arenas, diputado andaluz y senador, se va a Madrid, Moreno Bonilla ganará espacio en Andalucía. “Para el presidente del partido es muy difícil interpelar a Susana Díaz sobre los ERE o los cursos de formación si detrás de él está el presidente de honor del partido y todopoderoso referente del PP señalado cada vez más directamente en el caso Bárcenas”, señala una cualificada voz de los populares. Se extiende el temor a que nuevas revelaciones que pongan en cuestión a Arenas estallen antes de las generales.

La exalcaldesa de Cádiz Teófila Martínez. (EFE)
La exalcaldesa de Cádiz Teófila Martínez. (EFE)

Hay división en el PP sobre si la cinta que el extesorero del PP dijo tener de un almuerzo con Arenas en un restaurante en Sevilla existe o no. El documento podría comprometer gravemente al exlíder andaluz, que pudo actuar como intermediario entre Bárcenas y Rajoy al estallar el caso. El sitio de Arenas en las listas no está nada claro. Ha sonado Sevilla, donde quiere ir Juan Ignacio Zoido, Almería, donde liderará Rafael Hernando, y hasta Madrid. Él se limita a asegurar que llegado el momento hablará con Rajoy y con Moreno Bonilla para expresar sus preferencias. Poco más.

Si Teófila Martínez pasa a ser candidata al Senado, será más fácil que cale el mensaje de renovación. Otro asunto clave es qué pasará con los otros exalcaldes tumbados en las urnas en las pasadas municipales. Tanto Zoido (Sevilla) como José Antonio Nieto (Córdoba) quieren liderar las listas al Congreso por sus provincias. La dirección de Moreno Bonilla está de acuerdo pero lanzan una advertencia, si ocupan plaza como diputados nacionales tendrán que dejar a medio plazo sus responsabilidades municipales en la oposición y dejar de pensar en repetir como candidatos en las próximas elecciones. No es eso precisamente lo que planean los exalcaldes mandados a la oposición.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios