LOS TRABAJADORES, EN PIE DE GUERRA

Los sillones políticos de Canal Sur: son intocables y cuestan más de un millón al año

Se avecina un otoño caliente en la radio televisión pública de Andalucía tras el anuncio de fusión a espaldas de los trabajadores, que exigen que se renueve una dirección interina

Foto: Sede de Radio Televisión Autonómica Andaluza.
Sede de Radio Televisión Autonómica Andaluza.

El plan de fusión de Canal Sur radio y televisión para ahorrar costes ha puesto en pie de guerra a los trabajadores de la cadena andaluza. Se enteraron por los medios de comunicación después de que el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, lo avanzara en una entrevista con Europa Press. Ni el comité de empresa ni el consejo de administración de la RTVA tenían noticias previas del anuncio, según responsables de ambos organismos. Los representantes de los trabajadores temen que esta fusión pueda conllevar nuevos recortes encubiertos y animan a abrir “una negociación seria” que aborde más asuntos.

En la lista de deseos de la plantilla figura en primer lugar que se acabe de una vez con la larga situación de interinidad en la dirección de la cadena pública y que se acometan por fin los recortes prometidos en órganos políticos hasta hoy intocables como el consejo de administración. La dirección de la cadena se dejó de forma provisional en manos de Joaquín Durán en 2013 tras la dimisión inesperada del anterior responsable. Ambos asuntos deben decidirse en el Parlamento andaluz por mayoría de tres quintos, complicado en una Cámara con cinco grupos y nuevos actores como Ciudadanos y Podemos.

A pesar de la pugna política que siempre atenaza Canal Sur, hasta la fecha y pese a la guerra abierta entre los partidos mayoritarios, PSOE, PP e IU han sido capaces de ponerse más o menos de acuerdo para resolver el reparto de sillones en su consejo de administración. Ya hubo hace más de año y medio un compromiso público para reducir este órgano, que consta de 15 miembros designados a dedo por los partidos desde el Parlamento andaluz. Desde entonces, nadie ha movido ficha. Televisión Española ya redujo este órgano en la cadena nacional y eliminó los sueldos de sus consejeros para cambiarlos por dietas de asistencia. Todos los partidos se muestran de acuerdo, incluso el PP lo lleva en su programa electoral, pero el asunto sigue en un cajón.

Después de tres reducciones salariales desde 2010, que han recortado las retribuciones en un 22%, el actual consejo de administración de la RTVA está compuesto por quince miembros, ocho del PSOE, seis del PP y uno de IU, que cobran un salario fijo y dietas por asistencia a reuniones. Lleva caducado y pendiente de renovación desde mayo de 2014. La ley limitó a seis años la presencia en el cargo así que ninguno de los actuales consejeros podrá repetir. Las retribuciones de estos altos cargos no aparecen publicadas en ninguna de las páginas web de transparencia, ni en la de la RTVA, ni en el portal de la Junta de Andalucía ni en el Parlamento. Son los únicos altos cargos de Canal Sur de los que no se publican sus nóminas. El resto de 32 directivos sí han desnudado sus salarios, muchos muy por encima del de la presidenta de la Junta.

Trabajadores de RTVA ocupan el plató central de Canal Sur en protesta por las rebajas salariales.
Trabajadores de RTVA ocupan el plató central de Canal Sur en protesta por las rebajas salariales.

Según la información facilitada desde el propio consejo, actualmente el salario base anual de estos consejeros es de 39.918 euros anuales. La cantidad sube más de 10.000 euros anuales en el caso de quienes ostentan una vicepresidencia. Además se cobra una dieta por reunión de 587 euros, con un tope de 30 anuales. Para los consejeros de fuera de Sevilla se suman otros 296,94 euros por desplazamiento por cada pleno que queda en 131,47 para quienes sean de esta provincia. Los consejeros reciben otros 82,67 euros mensuales para cubrir gastos telefónicos. Un informe de la Cámara de Cuentas alerta del alto coste de este consejo, 1,8 millones de euros en 2012, copando la mayoría del gasto, el 56%, la partida de retribuciones y dietas.

En 2013, último dato difundido, el gasto total se rebajó a 1,6 millones de euros. Se pagaron 359.419 euros en dietas y 636.989 euros en salarios, sin tener en cuenta otros gastos como los telefónicos. Los representantes de los trabajadores aseguran que las remuneraciones finales de los consejeros están entre los 80.000 y 60.000 euros, superando también en muchos casos el tope máximo fijado teniendo como referencia el salario fijado para la presidenta de la Junta (unos 63.000 euros al año).

Los representantes de los trabajadores se preguntan también por la idoneidad de los perfiles de estos consejeros, que en la mayoría de los casos, resaltan son “comisarios políticos”, responsables de prensa o directamente cargos orgánicos de los partidos muy alejados del mundo de la comunicación y que incumplen la exclusividad por la que cobran. Señalan que este consejo se ha convertido en un “cementerio de elefantes” para los grupos políticos y ponen en duda su utilidad cuando hay una comisión parlamentaria con las mismas funciones. Desde el órgano nadie quiere responder oficialmente y simplemente señalan que ésta es “una guerra recurrente” cada vez que se anuncia algún cambio en la cadena.

Algunos de los consejeros consultados aseguran no querer “entrar en polémica” pero insisten en que el problema de los salarios en Canal Sur se genera porque hay muchos trabajadores de convenio que ganarían más que cualquier directivo si se aplicaran los topes legales. Según las tablas salariales difundidas por la RTVA el sueldo medio de un redactor está en los 42.000 euros anuales, siempre al margen de complementos personales. Este es otro de los asuntos sobre los que ha alertado la Cámara de Cuentas de Andalucía, que advierte de los “pluses sin motivar” y otorgados de forma “arbitraria” para unos 55 trabajadores del ente.

Carmen Amores.
Carmen Amores.

Ante las críticas por una estructura sobredimensionada e insostenible a medio plazo en el actual panorama presupuestario, los trabajadores animan a mejorar los contenidos de la cadena pública. De momento celebran la marcha de la directora de antena de Canal Sur, Carmen Amores, que ha dado el salto como directora de la televisión pública de Castilla-La Mancha. Los portavoces sindicales le reprochan “una mala gestión” de los recursos propios y que se haya dedicado a “beneficiar a productoras de su entorno” y ponen como ejemplo fichajes estrella como la vuelta de la periodista Toñi Moreno a la parrilla.

Pedro Corriente, representante de los trabajadores por CCOO, denuncia “la falacia” de una fusión que cree que “no tiene mucho sentido” y señala a una “incapacidad de organización y previsión importantes” desde la dirección de la cadena. Los trabajadores se quejan de que se siga poniendo el acento en el ahorro y nadie apunte a la necesidad de buscar ingresos para una cadena pública que si no fuera socorrida anualmente por la Junta de Andalucía llevaría ya años en quiebra técnica. La RTVA recibe este año de los presupuestos públicos 164,2 millones de euros.

Según los datos aportados por el subdirector de la cadena, Joaquín Durán, en sede parlamentaria, en el primer semestre de 2015 el ente público arrojó una liquidación negativa de 13 millones de euros que se elevará previsiblemente a los 28,7 millones al terminar el ejercicio. Un agujero que volverá a tapar una transferencia extraordinaria comprometida por la Junta en el contrato-programa suscrito en 2012 y que también expira a finales de este año. Los gastos de personal ascendieron hasta junio a 42,3 millones de euros, mientras que los ingresos por publicidad siguen estancados y menguando hasta los 8,8 millones sin posibilidad de competir con las cadenas privadas.

Fernando Morillo, presidente del comité intercentros de Canal Sur, califica la posible fusión de radio y televisión como “un anuncio sorprendente y muy mal hecho”. Los trabajadores esperan desde hace dos meses una reunión con el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, aunque sí fueron atendidos por el portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez, que no les adelantó nada de estos planes. La fusión se sitúa como una de las recetas incluidas en un plan estratégico, del que los trabajadores solo conocen algunas recomendaciones “muy genéricas” y que fue elaborado a raíz de la auditoria realizada por una consultora externa de la cadena previo pago de 90.000 euros.

Se avecina un otoño caliente para el ente público que tiene sobre la mesa cuestiones importantes como la elección de su director, la negociación del nuevo contrato-programa o del convenio colectivo, que costó sangre, sudor y lágrimas en plena etapa de recortes y que ahora solo CCOO amenaza con llevar a los tribunales mientras que el resto de sindicatos apoyan que se prorrogue.

Según el último Barómetro del Consejo Audiovisual de Andalucía, Canal Sur, con una audiencia media del 8%, se sitúa como la segunda cadena mejor considerada en la comunidad, tras Antena 3. Sin embargo, esta encuesta revela que el 42% de los andaluces declaran no ver la cadena autonómica habitualmente y pone el acento en dos de sus males: el envejecimiento de su parrilla y su audiencia, el 26,4% cree que es “una televisión para personas mayores”, y la “politización” de sus contenidos, un 10% cree que sus informaciones están dirigidas políticamente. No obstante, sus informativos son lo mejor valorado por los espectadores por su cercanía a la realidad andaluza.  

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios