iceta (PSC) aboga por reconocer "un estado plurinacional"

El PSOE enarbola la bandera de España y tapa debates internos sobre Cataluña

Pedro Sánchez agradece el respaldo expreso de Susana Díaz y centra el debate en contra del PP y Rajoy, tapando cualquier ruido interno entre los barones sobre la reforma de la Constitución

Foto:  El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, momentos antes de su intervención en la reunión del Consejo de Política Federal. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, momentos antes de su intervención en la reunión del Consejo de Política Federal. (EFE)

La declaración de Sevilla, como se ha bautizado el documento aprobado este lunes por el Consejo de Política Federal del PSOE, es más una hoja de ruta ante las próximas elecciones generales que cualquier documento de fondo sobre la reforma de la Constitución española. Pedro Sánchez evitó a toda costa el ruido de fondo de los barones sobre asuntos espinosos como la declaración de Cataluña como nación.

Han triunfado las tesis del PSOE andaluz. Si el secretario general del PSC, Miquel Iceta, abrió a la entrada la caja de los truenos, dejando claro que cabía el reconocimiento de "un Estado plurinacional", el líder federal asumió las tesis de Susana Díaz y el resto de barones socialistas y se aferró a la bandera de "la unidad de España". "El PSOE ha defendido en todos y cada uno de los territorios la unidad de España, también en Cataluña", declaró telegráficamente Sánchez en una comparecencia con solo cinco preguntas pactadas previamente por orden de su departamento de comunicación. Un formato insólito.

En Sevilla se reunieron este lunes los seis presidentes socialistas de comunidades autonómas, alcaldes y portavoces en la oposición. Todo el poder territorial del PSOE, aumentado tras las elecciones del pasado 24 de mayo, reunido en una sala de hotel en Sevilla y con una consigna de fondo clara: nada de distracciones, el objetivo son las próximas elecciones generales. Esperan sumar Asturias en breve, con mensajes de apoyo a Javier Fernández, bloqueado como estuvo Susana Díaz por falta de acuerdos para formar Gobierno.

Susana Díaz reconoce a Pedro Sánchez como "un gran candidato"

Durante su intervención, Sánchez centró sus ataques en Rajoy y respondió a la ofensiva que el PP escenificó en su cita política del fin de semana cargando contra los pactos políticos entre socialistas y Podemos. También rechazó la apuesta del Gobierno por modificar la ley electoral para abrir una segunda vuelta solo para los partidos que hayan obtenido más del 75% de apoyos. "El PP se vuelve a equivocar, consenso amplio de las fuerzas políticas, si quiere modificar que modifique el voto rogado para que participen más emigrantes en las generales", replicó Sánchez.

"Quien perdió el 24 de mayo es quien no ha parado de descalificarnos desde entonces. Rajoy no ha entendido nada", sostuvo Sánchez, convencido de que "Rajoy no es capaz de hacer los cambios que España necesita" y "los españoles van a cambiar al presidente". Clara dialéctica de campaña electoral. El PSOE ha cerrado filas con su política de pactos. "La pluralidad de la política española molesta a Rajoy que es un presidente incapaz de tejer alianzas", apostilló el líder socialista. Alianzas a izquierda y derecha, defendió el secretario general, para que el PSOE puede llegar al Gobierno.

Díaz asume el "tú a San Telmo, yo a Moncloa"

Si algo saca en claro Sánchez de esta cita en Sevilla es que por vez primera y después de muchos intentos frustrados para que se sellara la paz interna, la presidenta de la Junta de Andalucía ha reconocido los méritos como candidato de su secretario general. Es lo que el líder federal llevaba intentando meses, la última vez en un mitin en la campaña de las andaluzas, cuando proclamó aquella polémica frase de "Tú a San Telmo, yo a la Moncloa", que sentó tan mal a Díaz y quedó sin respuesta.

Este lunes en Sevilla, la líder andaluza por vez primera le compró ese reparto de papeles. "Tenemos un gran candidato y vamos a ganar las elecciones", proclamó sacando pecho por la unidad del partido. Sánchez no podía disimular su satisfacción aunque respondió de forma muy parca. "Me siento igual de respaldado y agradecido", dijo. Es la prueba fehaciente de que hay cierre de filas, al menos hasta que pasen las generales.

Los líderes del PSOE regional y nacional, Susana Díaz y Pedro Sánchez (c), conversan con el presidente socialista valenciano, Ximo Puig (i). (EFE)
Los líderes del PSOE regional y nacional, Susana Díaz y Pedro Sánchez (c), conversan con el presidente socialista valenciano, Ximo Puig (i). (EFE)

El PSOE también evitó cualquier debate sobre la imputación del secretario general de los socialistas gallegos, José Ramón Gómez Besteiro. Un asunto que agita al partido desde hace días. Sánchez dejó claro que "no hay novedad" y que el PSOE "aplicará su código ético". Susana Díaz ya advirtió días atrás de que esperaba que en un partido no hubiera dobles varas de medir. El hecho de que se haya pedido los escaños a los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán por su imputación en los ERE y se mantenga al líder gallego en su puesto hasta que se abra juicio oral ha creado malestar. Sin embargo, Ferraz deja claro que los casos no son ni parecidos y defiende lo que se recoge en el código ético. Hay que recordar que fue Susana Díaz la que elevó el listón para los expresidentes andaluces y aseguró que se les pediría sus actas en el momento de una imputación.

A la entrada, el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, realizó unas controvertidas declaraciones que han abierto la caja de los truenos. "Cuando se trata de alguien que ha metido la mano debe abandonar el cargo desde el momento de la imputación, cuando se trata de haber metido la pata, hay que esperar a que se abra juicio oral", declaró el extremeño. No ha especificado en que posición está Besteiro. Ferraz ha tratado a toda costa de minimizar esta polémica.

Grecia por delante de la reforma de la Constitución

En la declaración de Sevilla, el pacto en Grecia va por delante de la reforma de la Constitución, con andanada contra el presidente del Gobierno. "Me avergüenzo de tener un presidente del Gobierno que trata de sacar rédito electoral del sufrimiento de los griegos. Del corralito. Que a día de hoy no se sabe si quiere que Grecia esté dentro o fuera. Pese a su falta de grandeza histórica, España es un país solidario", dijo Sánchez tras celebrar que se cierre la puerta a un Grexit y lamentando no haber recibido ninguna llamada del presidente para cerrar una posición común frente a este conflicto.

Pedro Sánchez: Me avergüenzo de un presidente del Gobierno que trata de sacar rédito electoral de Grecia

"Rajoy ha visto en el drama griego no un riesgo que resolver sino oportunidad para amenazar con el falso discurso del miedo", afirmó Sánchez.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios