ACUSADA DE MALVERSACIÓN Y PREVARICACIÓN

La directora de la Alhambra dimite tras la querella de la Fiscalía

Villafranca ha indicado que ha comunicado por carta su renuncia a la consejera andaluza de Cultura, Rosa Aguilar, y ha manifestado que el tiempo y la justicia demostrarán su "recto proceder"

Foto: La directora del Patronato de la Alhambra y Generalife, María del Mar Villafranca. (EFE)
La directora del Patronato de la Alhambra y Generalife, María del Mar Villafranca. (EFE)

María del Mar Villafranca, directora del Patronato de la Alhambra, ha presentado al Gobierno andaluz un escrito de renuncia que ha sido aceptado y será apartada de su cargo. La consejera de Cultura, Rosa Aguilar, se estrena en su cargo afrontando este escándalo que investiga la supuesta malversación de fondos públicos en la gestión del monumento granadino a través de la empresa contratada para el servicio de audioguías.

Después de trascender un informe de la Policía que tasa en 5,5 millones de euros el posible desvío de fondos públicos, la Fiscalía ha presentado una querella contra la ya exdirectora de la Alhambra y otros tres miembros de su cúpula. Hasta ahora, el Gobierno la ha defendido en el cargo fijando su salida en el momento que hubiera una imputación. Finalmente la presión por el escándalo y la irrupción del ministerio público han desencadenado el cese de Villafranca. La alto cargo había protagonizado más de una polémica en su ciudad, donde mantenía desde la gerencia del monumento un duro pulso con el ayuntamiento de Granada, en manos del PP. El último episodio, más allá de la presunta malversación en la venta de entradas y guías audiodescritas mediante la empresa, Stendhal, que tiene adjudicado este servicio, lo protagonizó Villafranca cuando en la última campaña electoral llamó "tontos del culo" a los votantes del PP.

En la misiva enviada ayer, y que ha leído de forma íntegra ante los medios, Villafranca indica a la titular de Cultura que su renuncia voluntaria se produce tras tener conocimiento de las diligencias de investigación abiertas por la Fiscalía y trasladadas ya a la vía judicial. La hasta ahora directora de la Alhambra justifica además su decisión al considerar que esta circunstancia pudiera afectar a la "proyección social y cultural" del conjunto monumental que, añade, ha dirigido "con entrega" y con "pleno sentido del deber" durante los últimos once años.

La Fiscalía apuntaba a la posible comisión de delitos como la prevaricación administrativa, la malversación de caudales públicos y el blanqueo de capitales

Villafranca aclara asimismo en la carta que todas las decisiones tomadas han estado respaldadas por procedimiento administrativos "transparentes", informes jurídicos "preceptivos" y fiscalizaciones previas por parte de la intervención delegada y que, por lo tanto, estaban "salvaguardadas por la legalidad administrativa vigente". Para la preservación de los intereses públicos de la institución y poder ejercer "con libertad" su propio derecho a defenderse y preservar su presunción de inocencia cree además que "resulta favorable" presentar esa renuncia voluntaria a la Dirección General del Patronato.

Al margen de la carta, Villafranca ha declarado además que ha sido "un honor" poder estar once años al frente de la Alhambra, de la que se lleva los recuerdos de los "mejores años" de su vida y ha subrayado que ha tomado una decisión que considera "responsable" en el ejercicio de la honestidad y la libertad que le asisten. "Nunca me he escondido (...) Hoy he querido dar un paso más por que quede muy claro que lo hago en el ejercicio de mi responsabilidad, de mi honestidad y de mi integridad, después de una reflexión meditada y sincera", ha asegurado.

En la querella que ha motivado la renuncia al cargo de Villafranca la Fiscalía apuntaba a la posible comisión de diversos delitos como la prevaricación administrativa, la malversación de caudales públicos y el blanqueo de capitales. La querella va dirigida también contra otros tres altos cargos del Patronato, su secretaria general, Victoria Chamorro; el jefe de la sección Económica y de Contabilidad, José María Visedo, y el interventor, Miguel Gutiérrez, así como contra dos empresarios.

Tiene sus antecedentes en la denuncia inicialmente presentada ante la Agencia Tributaria sobre una serie de irregularidades en la contratación efectuada por el Patronato en la explotación de su servicio de audioguías. La actuación fiscal motivó que el pasado 25 de junio prestara declaración en calidad de detenida ante la Policía Nacional María del Mar Villafranca, que defendió la "absoluta limpieza y transparencia" con la que el Patronato llevó a cabo el contrato, que pudo tener, dijo, "incidencias pero nunca de carácter penal". Ese mismo día ya anunció que pondría su cargo a disposición de sus superiores si la investigación derivara en juicio o fuera imputada.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios