EN SU CASA DE RINCÓN DE LA VICTORIA (MÁLAGA)

Denuncian obras en la piscina de Francisco Conejo, el 'número tres' del PSOE andaluz

El dirigente socialista malagueño Francisco Conejo ocupa le cargo de secretario de Política Institucional del PSOE en Andalucía y es mano derecha de Susana Díaz

Foto: El secretario de Política Institucional del PSOE en Andalucía, Francisco Conejo. (EFE)
El secretario de Política Institucional del PSOE en Andalucía, Francisco Conejo. (EFE)

Francisco Conejo, secretario de Política Institucional del PSOE de Andalucía, mano derecha de Susana Díaz, cuenta en su casa de Rincón de la Victoria (Málaga) con una piscina cuyas obras serán denunciadas hoy en el ayuntamiento por “no ajustarse a lo verdaderamente ejecutado” ni contar con el “procedimiento administrativo aplicable”, según el escrito judicial al que ha tenido acceso El Confidencial y que presentará hoy en el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria la abogada Paloma A. Gámez.

La denuncia, que va dirigida al Servicio de Disciplina Urbanística, resalta la ausencia de proyecto técnico para construir la piscina. También cuestiona que se haya respetado “la separación al lindero público” que la normativa urbanística establece en tres metros como mínimo. Conejo, en conversación telefónica con este diario, indica que en la instalación al muro que linda con el campo de golf “hay más de dos metros”, pero no precisa la distancia exacta.

 El número tres del PSOE de Andalucía, concejal del Ayuntamiento de Málaga y aspirante a presidir la Diputación Provincial, argumenta que su piscina es “prefabricada” y que la licencia de obras data de agosto de 2009, siendo el contrato de compra-venta de la casa de febrero de 2008. “Ante la duda de si hacía falta o no licencia, yo la pedí”, reconoció Conejo. Cuando consiguió la autorización municipal la alcaldesa era Encarnación Anaya. La licencia la obtuvo apenas dos meses después de acceder la primera edil al cargo.

Anaya, del PSOE, se presenta de nuevo a la Alcaldía de Rincón de la Victoria tras su intento frustrado de ser diputada provincial en noviembre de 2013. En mayo también de 2013 se publicó un informe muy negativo de la Cámara de Cuentas de Andalucía a su gestión como alcaldesa, centrado en 2010, y que alertaba de irregularidades urbanísticas y contables en su gestión.

Pinche aquí para leer la denuncia.
Pinche aquí para leer la denuncia.

Conejo explica que solicitó la licencia de obras de la piscina el 8 de noviembre de 2007. Ese día pagó 225 euros de la tasa por actuaciones urbanísticas y 378,80 euros por el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria. El 27 de julio de 2009, justo un mes después de que su compañera de partido y subordinada (Conejo era secretario de organización del PSOE de Málaga) accediera a la Alcaldía volvió a solicitarla “porque no me habían contestado”, detalla el secretario de Política Institucional del socialismo andaluz. El 26 de agosto de 2009 le concedieron la licencia de obras, que lleva fecha del 18 de agosto de este año.

Una excavadora para la “prefabricada”

El concejal malagueño admitió que había entrado en su parcela “una excavadora” para crear el agujero que necesitaba la instalación de la piscina prefabricada, que costó 10.000 euros, según la licencia. “El promotor me autorizó a hacer las obras de una manera verbal y las máquinas tuvieron que entrar en la casa de al lado para hacer las obras”, explicó Conejo. El promotor (José Luis García Chillón, de Vistaazul Proyectos S.L.) también era el dueño de la parcela vecina. “Yo quería hacer las cosas y no tener ningún tipo de problemas. No es una piscina sin papeles”, se justificó. La licencia de primera ocupación, que sigue a nombre de García Chillón, se remonta al 21 de noviembre de 2007.

“Sea o no prefabricada, la piscina conlleva un movimiento de tierras y una cimentación, además de la instalación, que deben ir incluidos en el proyecto técnico”, confirmó a este diario un arquitecto especializado. “La cimentación es un elemento estructural clave para no provocar daños a terceros. No por tener una licencia de obras municipal quiere decir que haya una actuación correcta por parte del ayuntamiento”, añade este experto.

“Por nuestra cuenta nos salía más barata”

En el Registro de la Propiedad de Málaga número 7 no figura la piscina de Conejo. “Cuando compramos la vivienda nos dijeron que si la construíamos por nuestra cuenta nos saldría más barata que si nos la hacía la promotora”, remarcó Conejo a El Confidencial. Su chalé, que soporta una hipoteca de 230.000 euros con Barclays Bank, es una vivienda unifamiliar pareada, que está compuesta por tres plantas.

Comparte la titularidad de la vivienda al 50% con su mujer, Francisca María Farfán, que trabaja en el Patronato de Recaudación Provincial. Este diario le pidió a Conejo una copia del recibo del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles). El político no lo entregó porque “no lo tenía a mano”. Este impuesto no se tramita desde la Diputación en todos los pueblos de Málaga. El IBI de Rincón de la Victoria sí lo gestionan desde la sede principal del patronato.

En la denuncia se exige al ayuntamiento “máxima diligencia y premura” para inspeccionar por parte de los servicios técnicos municipales la vivienda de Conejo, “así como las obras realizadas, no sólo las denunciadas en el exterior como la piscina y las mejoras del jardín, sino las internas para observar si se han realizado actuaciones diferentes a las recogidas en el proyecto técnico que permitió el otorgamiento de la licencia que posibilitó la construcción del pareado”.

Conejo rechazó que hubiera ejecutado “ningún añadido” en el proyecto original. “No me he construido ningún sótano y las pérgolas ya estaban cuando compré la vivienda”. Y remató el número tres del PSOE andaluz: “A mí nunca me ha venido una inspección. Contando la mía, hay tres piscinas en esta zona y algún vecino la tiene más cerca que yo…”

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios