PSOE e IU se reúnen hoy para debatir un adelanto electoral de las andaluzas en marzo
  1. España
  2. Andalucía
crisis en el gobierno andaluz

PSOE e IU se reúnen hoy para debatir un adelanto electoral de las andaluzas en marzo

Susana Díaz admite que su gobierno no tiene estabilidad y calienta motores, mientras que insiste en que quieren agotar la legislatura y no quiere aún elecciones

placeholder Foto: Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía (EFE)
Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía (EFE)

PSOE e IU en Andalucía se reunirán esta tarde con un adelanto electoral de las autonómicas andaluzas el próximo domingo 22 de marzo sobre la mesa. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, que ha confirmado hoy que está embarazada de tres meses y será madre el próximo verano, ha admitido ya públicamente que en estos momentos su gobierno “no tiene estabilidad”. Es la primera vez que la dirigente socialista admite en público que las elecciones están sobre la mesa tras el deterioro evidente de las relaciones con IU. Mañana martes ha convocado a los secretarios provinciales del PSOE andaluz en una cumbre programada hace semanas para planificar la campaña de las municipales pero en la que abordará de forma urgente la posibilidad de comicios inminentes.

Fuentes del entorno de la presidenta admiten que los próximos días serán cruciales para determinar la fecha de las elecciones en Andalucía. Existen dos posibilidades. Las autonómicas podrían ser el 22 de marzo, días antes de la Semana Santa y de las próximas municipales del mes de mayo. Otra opción que se baraja en círculos socialistas es que se celebren de forma conjunta con las catalanas, en septiembre.

El PSOE está convencido de que el actual clima político impedirá agotar la legislatura hasta marzo de 2016 y las cábalas internas aseguran que Susana Díaz quiere evitar examinarse ante las urnas junto a Mariano Rajoy en las generales. En estos escenarios, la especulación sobre una convocatoria inminente de elecciones cobra cada hora más fuerza y solo queda por ver qué argumentos dará Susana Díaz a los ciudadanos sin que queden dudas de que se convoca por puro cálculo electoral o por su deseo de tener el camino libre para un hipotético salto a Madrid.

Vídeo: Díaz asegura que su embarazo no alterará el calendario electoral

La dirigente socialista escucha voces a favor y en contra de andaluzas en marzo dentro de su propio partido. El hecho de que Andalucía pueda convertirse en el territorio donde por primera vez se mida si es verdad o no la fuerza de Podemos en las encuestas asusta a muchos. Quienes conocen a Díaz vaticinan que precisamente por su temperamento y su liderazgo político está cada día más convencida de que quiere pasar por las urnas cuanto antes. Además, la celebración de las elecciones autonómicas daría vía libre a la dirigente socialista en caso de una debacle electoral del PSOE en las municipales y le permitiría estar preparada para dar el salto a Madrid si se estrella Pedro Sánchez.

El anuncio de su embarazo ha desatado las especulaciones sobre su futuro político. Fuentes cercanas a la presidenta señalan que en nada cambiará sus planes su futura maternidad y que conciliará su vida profesional y política con la privada como cualquier otra mujer trabajadora. Ella se limita a asegurar que está muy contenta y que este embarazo es algo que afecta únicamente a su vida familiar. Las primarias del PSOE están convocadas el próximo mes de julio, justo cuando la socialista tendría que dar a luz. No obstante, no será precisamente este aspecto de su vida privada sino otros muchos los que la empujarán en una dirección u otra.

IU trata de reconciliarse con sus socios

El desconcierto es cada vez más visible en Izquierda Unida. Mientras que el PSOE parece dar pasos firmes hacia unas elecciones en esta primavera, IU hace todo lo posible por rebajar el tono y tratar de reconciliarse con sus socios en el Gobierno andaluz. Las urnas asustan mucho, por más que se declaren preparados. El coordinador regional de la federación de izquierdas, Antonio Maíllo, ha comparecido hoy para dejar claro que a su juicio sí existe estabilidad puesto que se han aprobado unos presupuestos autonómicos para 2015 y ha descartado que la convocatoria de un referéndum sobre el pacto sea un motivo.

IU no cree que los andaluces entiendan el adelanto y ha advertido de que quien rompa el pacto tendrá que explicar las razones, que él no ve más allá de “intereses particulares”. Aunque no ha sido más explícito ante el micrófono, en IU sí que manejan la teoría de unas elecciones inminentes por el deseo de la dirigente socialista de dar el salto a Madrid.

Maíllo y Díaz han intercambiado hoy unos mensajes vía móvil sobre la futura maternidad de la presidenta pero sin abordar ningún aspecto político ni del Gobierno. Esta tarde está convocada la reunión del comité de enlace entre los dos socios en la Junta. Díaz no se sienta en estas reuniones. Maíllo sí ha dejado claro que pedirán al PSOE que zanje de una vez el ruido sobre unas elecciones dejando claro si habrá o no adelanto. La situación de inestabilidad actual no podrá prorrogarse mucho más allá de esta semana, admiten ambas partes. Los socialistas no se fían de IU, que retratan inmerso en una dura fractura interna entre quienes quieren seguir adelante en el pacto con el PSOE y quienes apuestan por virar hacia posiciones más cercanas a Podemos, que ha sido capaz de sacudir antes de las elecciones todo el tablero político andaluz.

Desde el Partido Popular, lejos de pedir elecciones andaluzas cuanto antes, insisten en que este debate no es más que una “cortina de humo”. El presidente regional de los populares, Juan Manuel Moreno Bonilla, asegura que no hay razones para un adelanto ni ve inestabilidad grave en el Gobierno andaluz. Queda claro que también el PP prefiere dilatar el paso de su líder por las urnas, cuando las encuestas aún le dan un bajo índice de conocimiento entre los andaluces y Moreno Bonilla podría llevarse el castigo directo de los andaluces por la gestión de Rajoy.

Junta de Andalucía Andalucía Susana Díaz
El redactor recomienda