el gurú económico de podemos

Juan Torres fracasó en su intento de hacerse con el poder en la Universidad de Málaga

Las relaciones de Juan Torres, Alberto Montero, Iñigo Errejón y Alberto Garzón se tejieron en la institución en que la rectora que ahora ligan al PSOE les ganó el pulso

Foto: Juan Torres López, catedrático de Economía. (Reuters)
Juan Torres López, catedrático de Economía. (Reuters)

El expediente sancionador abierto al dirigente de Podemos, Iñigo Errejón, por haber incumplido el contrato de investigador que le vinculaba a la Universidad de Málaga y por el que cobraba 1.825 euros al mes, ha destapado la caja de los truenos en la institución académica. La Universidad propone también una sanción para el jefe del proyecto financiado con fondos públicos de la Consejería de Fomento, Alberto Montero, también dirigente del partido de Pablo Iglesias.

Podemos denuncia una “caza de brujas” y se presenta como víctima de una universidad que ha cedido a las presiones de la líder socialista Susana Díaz para desmontar a los del discurso contra “la casta”. Detrás hay mucho más. Una larga batalla interna que lideró el gurú económico de Podemos, el catedrático Juan Torres, que fue candidato a rector en la Universidad de Málaga en 2003 en una dura y reñida batalla que le ganó Adelaida de la Calle, actual responsable de la institución y presidenta de los rectores universitarios, a la que ahora acusan de haberse plegado al PSOE.

Errejón acusó a “la casta” de haberse atrincherado en las instituciones culturales españolas pero eludió hablar de lo que ocurre en las universidades, un ámbito que Podemos conoce bien y donde han desarrollado sus carreras profesionales la mayoría de sus dirigentes. Desde el pasado marzo, Errejón ocupó un puesto como investigador para un proyecto de vivienda dirigido por su “amigo” Montero. El perfil solicitado era tan específico que meses más tarde, el pasado octubre, cuando la plaza salió a concurso coincidiendo con la eclosión mediática de Errejón y el ascenso de Podemos, quedó desierta y él seguía ocupándola.

El perfil, como ocurre en muchas otras ocasiones, parecía elaborado a medida para el doctor en Ciencias Políticas. El jefe de la investigación nunca notificó que uno de sus principales investigadores no cumplía la obligación de permanecer 40 horas semanales en la Universidad y también obvió que incumplía la ley de incompatibilidades al sumar al mismo tiempo ingresos como asesor y director de la campaña electoral de Iglesias a las europeas. Errejón se queja de que “en el país de Rato y Bankia” a él lo crucifican por que le faltó ese papel que debió pedir a la Universidad como condición excepcional para su trabajo, que posiblemente le habrían concedido.

La Universidad propone también una sanción para el jefe del proyecto, Alberto Montero. (Efe)
La Universidad propone también una sanción para el jefe del proyecto, Alberto Montero. (Efe)

La Universidad de Málaga se convierte en el epicentro de una guerra política entre PSOE y Podemos que viene de largo. En el seno de la institución se tejieron importantes alianzas que quizás tengan mucho que decir en el futuro político del país a corto plazo. Juan Torres, hoy catedrático en la Universidad de Sevilla y uno de los artífices del programa económico de Podemos, se incorporó al departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Málaga en 1984. Fue uno de los principales mentores de Alberto Montero, el director del proyecto al que ahora podrían sancionar, y también del aspirante de Izquierda Unida como candidato en las generales, Alberto Garzón. Con ambos ha compartido publicaciones y ellos fueron sus aliados en su campaña a rector en 2003, que perdió frente a De la Calle y que no estuvo exenta de polémica y mucha tensión, como él mismo dejó escrito en su blog personal.

Torres fue el director de la tesis de Montero en 2003 y un año más tarde compartieron la publicación ¿Ha hundido Chávez la economía venezolana?. Hubo muchas más colaboraciones y tras su marcha de la institución malagueña le tomó el testigo en el departamento de Economía Aplicada. También con Garzón, Torres publicó recientemente La crisis financiera. Guía para entenderla y explicarla, un pequeño texto de divulgación, según explica el catedrático en su web, que fue distribuido gratuitamente por la red con miles de descargas. Durante la campaña electoral que libró Torres para llegar a ser rector en Málaga, Garzón fue uno de los alumnos más activos a su favor y participó directamente recabando apoyos entre el alumnado. Curiosamente todos guardan también una cordial relación personal con el actual consejero de Economía del Gobierno andaluz, José Sánchez Maldonado, catedrático de Hacienda también en la universidad malagueña.

Las relaciones de Juan Torres, Alberto Montero, Iñigo Errejón y Alberto Garzón se tejieron en la institución académica donde la rectora que ahora vinculan al PSOE les ganó el pulso

Cuando estalló la polémica de Errejón, Garzón denunció una campaña buscando “trapos sucios” contra Podemos y mantuvo una actitud de guante blanco, muy alejada a la que asumió la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que advirtió de que controlarían hasta el último euro público destinado a la investigación y que tendrían que devolver todo lo indebidamente cobrado. Hubo roces en el Gobierno andaluz entre PSOE e IU. La consejera de Fomento, Elena Cortés, de Izquierda Unida, que otorgó los 284.601 euros al proyecto sobre la vivienda en Andalucía, mantuvo un discurso mucho más prudente y convenció al Gobierno andaluz de que la sanción debía de quedar en manos de la Universidad.

En la consejería de Fomento temían un efecto bumerán con este escándalo y advirtieron de que se les podía volver en contra. Los socialistas encontraron el argumento perfecto para atacar el dañino discurso de la casta que proclama Podemos y demostrar que al margen de las palabras ellos también forman parte del sistema. El portavoz parlamentario del PSOE andaluz, Mario Jiménez, salió a bocajarro a acusar al partido de Iglesias de “malversar” dinero público que debía ir destinado a frenar los desahucios. El portavoz del Gobierno andaluz, el socialista Miguel Ángel Vázquez, sostiene en su blog personal que, al margen de las “soflamas”, Podemos “no ha dado la talla en la primera prueba del algodón”.

La batalla política está servida en el seno de la institución universitaria. Desde el entorno de Podemos tampoco se quedan atrás en sus insinuaciones sobre la afinidad de la rectora Adelaida de la Calle con los socialistas y sobre todo con Susana Díaz. No son los únicos. Curiosamente también el PP ha denunciado públicamente en varias ocasiones el aplauso y el silencio de los rectores con una Junta de Andalucía que les debe 630 millones de euros y cuyo pago se ha vuelto a aplazar a dos años. Quién iba a decir que Podemos y PSOE iban a librar su primera gran guerra en la Universidad y que además esa disputa vendría de años atrás.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
61 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios