Sánchez Gordillo renuncia a ser diputado andaluz en el último minuto
  1. España
  2. Andalucía
IU REGISTRA SU RENUNCIA, ÉL SE ESCONDE

Sánchez Gordillo renuncia a ser diputado andaluz en el último minuto

Una veintena de periodistas esperaban en el registro del Parlamento de Andalucía pero el diputado de Izquierda Unida Juan Manuel Sánchez Gordillo no ha aparecido

Foto: Juan Manuel Sánchez Gordillo en el registro del Parlamento andaluz (Efe)
Juan Manuel Sánchez Gordillo en el registro del Parlamento andaluz (Efe)

Una veintena de periodistas esperaban en el registro del Parlamento de Andalucía pero el diputado de Izquierda Unida Juan Manuel Sánchez Gordillo no ha aparecido. Izquierda Unida le ha salvado la cara y ha registrado en el último minuto su renuncia al acta autonómica. Hoy acababa el plazo para decidir si seguía como alcalde de Marinaleda (Sevilla) o como diputado. Su silencio obligaba a la Cámara a consumar un hecho insólito y decretar su expulsión del Parlamento. No había ocurrido antes en tres décadas. Se han ahorrado el espectáculo en el tiempo de descuento. Seguirá liderando la CUT y mandando en Marinaleda, donde es alcalde desde 1979.

Izquierda Unida temía este final y ha hecho todo lo posible para evitarlo. Sánchez Gordillo tenía que asumir su renuncia a uno de los dos cargos que ostentan tras avalar el Tribunal Constitucional la incompatibilidad de alcalde y diputado. Sobre las once de la mañana ha entrado en el Parlamento visiblemente aturdido y se ha dirigido al Registro dónde ha preguntado qué tenía que hacer. Tras esto ha desaparecido y su grupo parlamentario ha tomado las riendas y ha presentado su renuncia casi una hora más tarde. Finalmente seguirá en la alcaldía y otro dirigente de la CUT, Álvaro García Mancheño le sustituirá en su escaño. Era justo lo contrario de lo que había anunciado.

Tras semanas dándole vueltas se decantó por su acta de parlamentario pero el pasado sábado, cuando tenía que consumarse el pleno municipal de su relevo en la alcaldía, se echó para atrás. La presión de sus concejales y la falta de un edil claro para tomar las riendas en una localidad dominada por la CUT desde 1979 modificaron sus posiciones. Sin embargo, él mismo trasladó a la dirección regional de IU que seguiría como diputado y trataría de solucionar la situación. Al final, a contrarreloj, con un desgaste evidente de la imagen de IU y del Parlamento, Sánchez Gordillo dejará la Cámara. Para su partido era la mejor opción. Dirigentes de IU habían tratado de convencerlo a él y su entorno más directo de que diera un paso atrás y abandonara la primera línea de la política dado su desgaste físico y personal por serios problemas de salud. De eso no han podido convencerlo pero sí de que saliera del hemiciclo.

La deriva de Sánchez Gordillo se agravó hace dos veranos cuando el histórico líder jornalero se convirtió en protagonista de los medios nacionales e internacionales tras varias acciones de protestas que le llevaron a capitanear el asalto a supermercados y la ocupación de fincas.

El portavoz de IU, José Antonio Castro, que ha admitido en estos días que la actitud de Sánchez Gordillo era “mareante” trató de restar hierro a la situación límite vivida con su diputado. Aseguró que finalmente la imagen del Parlamento no se ha visto dañada y que el alcalde de Marinaleda ha tomado su decisión a tiempo.

Sánchez Gordillo anunció semanas atrás que la CUT debatiría en una próxima asamblea su salida de IU y el salto a Podemos. Fuentes del partido de Pablo Iglesias, que públicamente ha defendido muchas veces al polémico político, invitaron a tomar con cautela este anuncio, dando a entender que no celebraban precisamente esta incorporación. El comité federal de la CUT ha fijado una reunión para el 30 de noviembre en la que se iba a abordar la salida de IU, algo que tendrían que decidir en asamblea en diciembre.

Juan Manuel Sánchez Gordillo Sevilla
El redactor recomienda