Pulido frenó la Fundación Caja Guadalajara para evitar la tutela De Guindos. Noticias de Andalucía
CAJASOL Y LA JUNTA INCUMPLEN UN ACUERDO DE 2010

Pulido frenó la Fundación Caja Guadalajara para evitar la tutela “De Guindos”

José Luis Ros, denunció en 2013 el incumplimiento de Antonio Pulido para crear la Fundación Caja Guadalajara y así conservar la obra social de la entidad

Foto: El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido (c), y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (d). (EFE)
El presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido (c), y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (d). (EFE)

El último presidente de Caja Guadalajara, José Luis Ros, denunció en un escrito presentado en diciembre de 2013, al que ha tenido acceso El Confidencial, el incumplimiento por parte del presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, del acuerdo para crear la Fundación Caja Guadalajara dentro de la estructura de la entidad pilotada por Pulido. El Ejecutivo andaluz también ha vulnerado un acuerdo de Gobierno del 21 de septiembre de 2010 en el que se comprometía a mantener la obra social de la antigua Caja de Ahorros Provincial de Guadalajara, hoy integrada en La Caixa.

No sólo el entonces presidente de la Junta de Andalucía (José Antonio Griñán) y la actual presidenta (Susana Díaz) se han negado a crear la fundación. También el Gobierno de Castilla-La Mancha se comprometió a impulsarla. Las asambleas de Cajasol y Caja Guadalajara también la aprobaron, al igual que el consejo de administración de ambas entidades. E incluso se avisó al Banco de España de su inminente constitución.

En el apartado 7.5 del protocolo de fusión del Monte de Piedad y Cajas de Ahorros de San Fernando de Guadalajara, Huelva, Jerez y Sevilla se establecía el “apoyo y mantenimiento con la actual obra social a nivel local” con el mantenimiento de “actuaciones emblemáticas y singulares” de Caja Guadalajara como el certamen anual de pintura y escultura y centros educacionales en Mali y Bolivia.

El valor de la obra social de la antigua Caja Guadalajara, que consta de 1.000 obras de arte y se integraría en la fundación castellano-manchega, se eleva a 3,2 millones de euros, según el valor de tasación de los activos (2,4 millones en inmuebles; 747.000 euros en obras de arte y 5.180 euros en mobiliario). Un 7% de la obra social de Cajasol sería para la delegación de Guadalajara. La fundación tenía previsto su domicilio social en el número 1 de la Plaza de San Francisco de Sevilla.

La Consejería de Economía y Hacienda, hoy ya desgajada en la Junta de Andalucía entre Hacienda y Administración Pública por un lado, y Economía, Ciencia, Innovación y Empleo en otro, es la “única persona, administración o autoridad competente para el cumplimiento de los pactos de fusión. Caja Guadalajara no puede ejercer acción alguna toda vez que no existe. Y si  no existe, ninguna obligación pesa sobre los miembros de su extintos órganos de Gobierno”, escribe Ros en el documento que este diario ha obtenido de fuentes cercanas a la Junta de Andalucía.

“Más tarde de lo previsto”

¿Por qué no se ha creado aún? Un portavoz del equipo de Pulido, quien preveía desplazarse esta misma semana a Guadalajara y Toledo para reunirse “con políticos”, responde a este diario que la fundación de la antigua caja castellano-manchega se está “impulsando” y que proyectos como este “acaban saliendo más tarde de lo previsto”. “Las cosas al final no son tan ágiles”, señaló este mismo portavoz.

Fuentes del sector consultadas por El Confidencial sostienen que Pulido, imputado por fraude y falsedad documental, convenció a la Junta de Andalucía de la necesidad de su paralización para evitar una dependencia del Partido Popular y, por ende, del Gobierno Central. Antes de su absorción por parte de la entidad catalana Cajasol fundó Banca Cívica, donde se integraban Caja Navarra y Caja Canarias. El Ministerio de Economía y Competitividad se acogería al argumento de la interterritorialidad para evitar la tutela del Gobierno andaluz y así impedir una fundación bajo la tutela De Guindos.

El argumento económico también está bien presente. “Nunca se creó porque la Junta se negó. Habría que sacar una partida del presupuesto de la Fundación Cajasol para destinarlo a la Fundación Caja Guadalajara”, aseguran fuentes de la antigua Cajasol consultadas por este diario. La Fundación Cajasol cuenta con un presupuesto de 20 millones de euros. Once millones se destinan a gastos corrientes y nueve millones es la cantidad que reparte entre patrocinios y ayudas.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios