tras conocer que el ts investigará a chaves y griñán

Susana Díaz: “Si cuando comparezcan se les imputa un delito, no me temblará el pulso”

El PSOE insiste en que nada ha cambiado tras el paso del Supremo pero el temor a una próxima imputación de los expresidentes andaluces atenaza al partido

Foto:  La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. (EFE)
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. (EFE)

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, no pedirá de momento el escaño de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán después de que el Supremo les haya abierto causa. En los pasillos del Parlamento andaluz, Díaz ha intentando aclarar su postura después de que días atrás asegurara que en el momento en que los aforados señalados en el caso ERE sean imputados se les pedirían sus escaños.

“Si cuando comparezcan ante un juez se les imputa algún delito, a mi no me va a temblar el pulso”. La dirigente socialista ha vuelto a insistir en que confía en la “honestidad y honradez” de los expresidentes y ha subrayado el hecho de que hayan declarado que acudirán voluntariamente a declarar. “Está claro que no tienen nada que ocultar y nada que temer”, ha asegurado.

Susana Díaz: Confío en la honestidad y la honradez de Chaves y Girñán

Vídeo: Susana Díaz: “Confío en la honestidad de Chaves y Girñán”

 

El trago político para el PSOE es muy duro. Chaves y Griñán son ambos expresidentes del partido y el anuncio del Supremo de que les abrirá una investigación ha recorrido este medio día al partido hasta sobrecogerlo. Después del shock inicial, desde la Junta y el partido han tratado de calmar las aguas y han tratado de enmarcar en la normalidad el paso dado por el Alto Tribunal. Inmediatamente todas las miradas se han desviado a la presidenta de la Junta, que fue quien anunció públicamente hace solo una semana que en el momento en el que los aforados de los ERE fueran imputados, se les pediría el escaño.

La decisión política, que insisten en que está consensuada con Ferraz, ha dividido el partido e indignado a la vieja guardia, que cree que esa medida excede las líneas trazadas en el código ético del PSOE y que apuntan al abandono del cargo cuando sean procesados o se les abra juicio oral. Díaz ha insistido en su postura y ha remarcado que si llega una imputación deberán abandonar sus escaños y que eso es lo que pedirán “todos los órganos nacionales del partido”.

 

Pedro Sánchez alude a la presunción de inocencia de Chaves y Griñán

Vídeo: Pedro Sánchez alude a la presunción de inocencia

 

Las declaraciones de la presidenta de la Junta se han producido en los pasillos del Parlamento andaluz después de una persecución literal de los medios de comunicación. Después de varios momentos de tensión, el equipo de la dirigente socialistas ha pedido unos minutos mientras se decidía quien iba a hablar. Finalmente, ha sido Díaz la que ha tomado la palabra tras el caos inicial y tras admitir que las cosas debían de ser mucho más naturales y que quería atender las preguntas de los periodistas.

Sus palabras han sido contundentes y ha insistido en que no hay marcha atrás en su decisión política de pedir los escaños si son imputados. A la vez, ha intentado también dejar claro en todo momento que confía en la “honestidad y honradez” de los expresidentes de la Junta y ha ensalzado reiteradamente que hayan mostrado su interés en ir voluntariamente a declarar. En esa declaración voluntaria muchos socialistas ven una tabla de salvación para preservar la figura política de los exdirigentes socialistas.

El Supremo investigará a Chaves y Griñán

Vídeo: El Supremo invesitagará a los expresidentes de la Junta

 

El PSOE tiene un grave problemas en ciernes y todos sus responsables lo saben. No obstante, los expresidentes han mostrado a su círculo más próximo su “alivio” por la decisión del Supremo, asegurando que esto les permitirá “por fin” defenderse. Chaves se ha mostrado convencido de que es bueno que esto vaya rápido. En la misma línea, Griñán sostiene que “por fin” podrán “alegar” y “terminar ya con esta pesadilla”, han confirmado fuentes socialistas. El escenario que se avecina será, intuyen los dirigentes del partido, muy complicado. Cuando los exlíderes del PSOE pidan comparecer voluntariamente existe la posibilidad de que el Alto Tribunal acepte su petición pero los llame en calidad de imputados. Así hizo con el exministro socialista José Blanco.

En ese caso, atendiendo a las palabras de Díaz, deberían de dejar sus escaños en el Congreso, en el caso de Chaves, y el Senado, en el caso de Griñán. No todo el partido comparte esa decisión. “Por encima de todas mis responsabilidades está mi tierra, Andalucía”, ha concluido Díaz, “si los expresidentes quieren ir a declarar es que no tienen nada que temer”. Ahora queda por ver los pasos judiciales, pero la dirigente andaluza, que insiste en que Ferraz está desde el primer momento en su misma posición, no tendrá margen para dar marcha atrás en caso de una imputación sin dañar gravemente su palabra política. Si el Supremo acuña la palabra imputados, las salidas políticas para los expresidentes ya no existen, tendrían que irse, atendiendo a las palabras de Susana Díaz.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios